30 de abril de 2008

¿y tu cuánto cuestas?

Tuve la oportunidad de ver un excelente documental titulado “y tu cuanto cuestas” del cineasta mexicano Olallo Rubio, documental que toca el interesante tema de México como colonia económica de los EUA.

Si te pones a pensar alrededor de que gira nuestra vida, no dudo en decir que nuestra vida gira en torno al consumo. Qué vistes, qué comes, que bebes, bueno en general que compras. Al final de cuentas nuestro sistema económico depende del consumo que se tenga de las cosas, mientras haya mejor ingreso mayor será el consumo, y sin duda nuestra sociedad está inmersa en este esquema mundial de oferta y demanda.

En el sistema económico actual, consumimos hasta las cosas elementales para que una nación progrese, como es la educación, o cuestiones tan básicas para garantizar la calidad de vida como es la seguridad social, y tristemente en México la calidad de vida no se mide dentro del buen funcionamiento del sistema, es decir, que cada mexicano tengamos desde nuestro nacimiento garantizada la educación y la seguridad social por lo menos. En nuestro país el consumo es el factor para determinar la calidad de vida, ¿En qué escuela estudias? ¿En que zona de la ciudad vives? ¿Qué carro traes?, el aspecto subjetivo de las marcas de ropa, restaurantes, calzado, escuelas, hospitales, son los que nos darán un plus social, que triste pero así funciona. Ahora, la calidad de vida ya no se mide en relación al fondo sino a la forma, no importa que tan encharcado estés en deudas siempre y cuando tengas un buen carro y la casa en la mejor zona de la ciudad, con un ritmo de vida tan acelerado en el consumo lo único que terminarás por acelerar será un infarto fulminante al miocardio. En este país para recibir buena educación, los hijos tendrán que estar en escuelas particulares, igualmente, la buena salud en este país desafortunadamente no se da en las instituciones públicas, sino en los hospitales privados. Y toquemos madera, cuánto nos costaría un día de terapia intensiva en el mejor hospital de la ciudad.

México es tan buen consumidor que consumimos hasta créditos caros para seguir consumiendo, es decir, un banco como BBVA, en México encontró su mina de oro, nos dio plásticos al por mayor a muchísimos mexicanos con la tasa de interés mas alta del mundo, una tasa que no ofrecería ni en los Estado Unidos ni en ningún país de Europa, solo en México, y si los mismo servicios financieros, vistos como producto entran a las leyes de la oferta y la demanda, pues cualquiera persona que esté dispuesta pagar tasas de interés del 40 o 50% en sus tarjetas de crédito, pues será un excelente cliente para cualquier institución financiera.

Al final de cuentas México es un país consumidor más que productor, a pesar de tener una base de 50 millones de pobres en el país, existe un sector clase media alta que está dispuesta consumir y consumir muy bien, los Estados Unidos solo vienen y nos importan sus productos, vemos los grandes almacenes llenos de gente, las grandes franquicias de restaurantes son impresionantes negocios y en México estamos encantados de ir al Starbucks porqué es lo nais, bueno, qué les puedo decir, si en mi natal Querétaro, ya estamos siendo intestado por esa franquicia.

Yo me pregunto ¿Qué marca de computadora es mexicana? ¿Qué línea de automóviles es mexicana? ¿Qué importante cadena restaurantera es mexicana? ¿Qué exportamos a demás de petróleo crudo? Y lo único que exportamos bien nos lo quieren quitar y para acabarla de amolar, las petroleras gringas, chale…

No pretendo proponer un cambio en el sistema económico actual, simplemente México es una sociedad de consumo y no hay otro camino a seguir, pero la regulación de los monopolios y el ponerle un alto al sistema financiero a los altos créditos que dan es importante para hacer crecer la economía.

Pero bueno, el pasado lunes 28 de abril, Felipe Calderón presentó un programa económico para “abatiiiiiir” la pobreza extrema, siempre me encanta que los que la han estimulado con sus pésimas políticas económicas, siempre crean programas para terminarla, no vale la pena hacer mucha mención en esto, el mismo gobierno sabe que si en México no se terminan los privilegios económicos con los que gozan algunos, sino se trata de fomentar el sistema productivo, México será únicamente prospero para los mismos de siempre, esas 20 familias superpoderosas, bueno ya, hoy para mi es viernes y habrá que disfrutar el 1 de mayo.

No hay comentarios: