15 de junio de 2008

Entre lo social y lo político, entre el éxito y el fracaso

Sin duda el movimiento nacional en defensa del petróleo, es la única referencia exitosa de la izquierda desde hace mucho tiempo, podría decir que desde el 2 de julio, porque el 2 de julio ganó la izquierda, pero ahí se impuso la misma minoría poderosa de siempre, mejor podríamos decir que este éxito no se veía desde las movilizaciones sociales en todo el país contra el desafuero de López Obrador, personaje que a de consumirse en el dilema del ¿Qué hacer? Seguir por la movilización social u optar por redireccionar el rumbo por la vía política.

Tal parece que AMLO ha optado por el movimiento social, donde siempre ha tenido éxitos rotundos, sin embargo, si no se logra desenmascarar a la hipócrita clase política que ostenta el poder, la vía política será inalcanzable para obtener espacios de poder desde la lógica que las cosas se cambian desde adentro.

Sin duda el movimiento social de la izquierda mexicana ha sido exitoso, se retumba fuerte la palabra “consulta” para exigir al gobierno que nos tome en cuenta para decidir sobre el futuro petrolero, la gente se empieza a organizar y el “no” a la reforma privatizadora de Felipe Calderón va a ser una constante, la reforma petrolera de Calderón es el pago de lo que fue el fraude electoral de hace 2 años, quien piense que Calderón ganó en el 2006 con la elección más pulcra de la historia, seguramente es porque le ha de haber metido dinero a su campaña, o forman parte de un mayúsculo grupo de la sociedad que ve la televisión a diario y ven a López Dóriga, Loret de Mola y Javier Alatorre como verdades absoluta, no existe ninguna otra lógica.

AMLO desde sus inicios como político, ha visto en el movimiento social una pauta para impulsar los cambios, ha hecho toda clase de recorridos, el éxodo por la democracia, una ruta a pie desde Tabasco hasta la ciudad de México, fue el inicio de un constante caminar, ahora recorrerá los más de 2.500 municipios del país, haciendo crecer más su estructura, que por mucho ha rebasado la misma estructura del PRD, por lo menos en lo políticamente moral.

En el terreno político, se puede hablar de los muchos errores que ha cometido AMLO, de los cuales pienso que muchos son meramente para golpearlo mediáticamente, pero el que sí es un gran error, fue haber quemado el cartucho llamado Alejandro Encinas, este personaje no merecía la suerte de haber sido salpicado por una fraudulenta elección perredista. Alejandro Encinas es un gran personaje de la izquierda, que ahorita bien podría ser el jefe de la ciudad de México y en él tener una carta real para el 2012, Ebrard no me desagrada pero seamos sinceros, no es una izquierda, y tampoco es un personaje convertido a las filas de la izquierda por convicciones propias sino por interés político, Encinas representa una parte intelectual del movimiento de izquierda, que quedó atascado en la esquizofrenia partidista, ahí se centra el fracaso de la izquierda política, en ya no tener ni siquiera un partido auténtico para representar a un nivel electoral, los intereses de los que diaría el sub comandante Marcos están abajo y a la izquierda, al final de cuentas, con todo el desprestigio de la clase política, la gente sigue creyendo en la vía electoral, y a pesar de que el movimiento social sea un frente para impulsar los cambios del país, la conjugación de ambos, lo social y lo político, sería el motor completo para dar las razones suficientes de la necesidad de un cambio en la política económica y la realización de un nuevo pacto social.

Al final de cuentas, como muchos han dicho, el PRD tiene para destruirse a sí mismo, y lo mismo pasará con el PAN y con el PRI, el movimiento social mientras se mantenga auténtico y alejado de todo brote de violencia será más importante que la estructura partidista de la izquierda, es por eso que lo que estamos por vivir, ese gran movimiento en defensa del petróleo, desligado de las cuestiones partidistas, se convertirá en la maduración política y la maduración de nuestra democracia, el exigir que se nos tome en cuenta para opinar sobre las decisiones de los asuntos relevantes del país, habla de que estamos cambiando a pesar de tener en el poder, a un gobierno manipulador de la voluntad popular, que piensa que sigue gobernando a un pueblo de tontos, México está cambiando y se va demostrar cuando todos marchando frenemos la aberrante iniciativa de reforma energética de Calderón.

No hay comentarios: