18 de julio de 2008

Huele a sucesión

A menos de un año para las elecciones intermedias federales y para la elección de un nuevo gobernador, los muchos actores de la política queretana empiezan a poner sus fichas en el tablero de ajedrez esperando dar el gran salto a la silla que hoy ostenta Francisco Garrido.

Empezamos a ver el show electoral, que en Querétaro, siempre va acompañado de los apellidos de antaño, de los intereses empresariales, del factor marketing, de ese viejo sabor a conservadurismo que prevalece yo creo desde la época de los españoles y la simulación de que según, cada 6 años viene un cambio en el rumbo de la política queretana.

La lucha, por lo menos en Querétaro, como lo dijo el Dirigente Nacional de Acción Nacional Germán Martínez, va a ser bipartidista, desafortunadamente el PRD estatal seguirá siendo dirigido por los mismos, que buscarán su porcentaje de votos para meter una o dos diputaciones locales plurinominales y seguir manteniendo su mediocre cuota de poder. La lucha será entre PRI y PAN, pero para eso primero tendremos que ver la lucha campal que se dará dentro de Acción Nacional, un proyecto ultraconservador encabezado por Francisco Garrido y el cual abanderará Manuel González Valle, y un proyecto contracorriente interna que encabezará Armando Rivera Castillejos, el cual en mi opinión sería el que más posibilidades tendría de ganar la elección estatal, sin embargo es el que menos tiene posibilidad de ganar la elección interna. En Acción Nacional ahora abundan las aspiraciones personales, hace 15 años era un problema conseguir candidatos, lógicamente toda la logística electoral de conseguir representantes de casillas era misión imposible, ahora si uno va a las oficinas del PAN y abre un cajón de algún escritorio no dudaría en que nos apareciera un candidato, así es la política, y en esa lucha por elegir a su candidato a gobernador, el PAN saldrá sumamente desgastado, y cuando Manuel sea el oficial, habrá que ver que pasa con el factor Armando Rivera, repito, es el que podría llevar con mayor facilidad a otros 6 años más de PAN, sin embargo, chocará con pared en la elección interna.

Por parte del PRI, todo pinta gris, esa estructura de hace 15 años, donde el carro completo era habitual, es un melancólico pasado, sin embargo, para las próximas elecciones, tienen un candidato natural a la gobernatura, José Calzada, que empieza a mover sus piezas y no sólo en el papel de candidato opositor, sino como un negociador que se acerca al poder y es afín a sus intereses.

¿Bien valdría sacrificar por parte del PAN, la gobernatura del estado por una reforma energética?, el pasado 11 de Julio, hubo según un foro económico que más que eso fue un acto político organizado por la Comisión de Hacienda del Senado de la República, donde en la pasarela desfiló la plana mayor de la política económica del país, Agustín Carstens, el evento fue organizado por José Calzada y la logística corrió a cargo de su equipo de pre-campaña; en la misma pasarela desfilaron importantes empresarios del estado, así mismo estuvo el gobernador Francisco Garrido, y bueno, la gran aparición la hizo Manlio Fabio Beltrones, ¿A qué vino Manlio a este evento? ¿A qué vino el hombre fuerte del PRI capaz de sacar adelante las reformas calderonistas? ¿Vino a buscar espacios políticos para recuperar el terreno perdido?, en fin, yo me pregunto ¿entre un PRI y un PAN, entre un José Calzada y un Manuel González Valle, cual sería la diferencia de fondo? Yo digo que no hay mucha diferencia, ambos son afines al proyecto económico que prevalece en el país, y la presencia de Manlio en el evento organizado por un serio aspirante a la gobernatura, como es Calzada y donde fue acompañado por importantes figuras del panismo, es para leer entre líneas.
Esta es mi opinión, sin embargo la opinión que cuenta es la de usted, te invito a que consultes www.ciudadypoder.com el mejor sitio en política y espectáculos...

www.danielopski.com.mx

No hay comentarios: