4 de agosto de 2008

Memorias del Saqueo a la Mexicana...

Dice un dicho que nadie escarmienta en cabeza ajena, el pasado viernes tuve la oportunidad de ver un documental titulado “Memorias del saqueo” documental que recopila la trama financiera que llevaron a cabo los gobernantes de la Argentina y los organismos financieros internacionales para devastar a un país, el uso de las mismas recetas económicas y la misma patraña mediática para convencer a un pueblo de que los recursos de una patria son mejor utilizados en manos de particulares.

La Argentina no resistió un modelo económico que según lo pondría en la modernidad mundial, el tren de la globalización lo devastó todo y dejó en la indigencia a millones de argentinos, el proyecto se fue fraguando desde la dictadura militar y siempre los beneficiados de tan aberrante modelo son las mismas transnacionales que se paran en el tercer mundo para demostrar por un lado, que el humanismo no tiene cabida dentro del sistema capitalista y por otro lado, demostrar que se siguen equivocando en la implementación del liberalismo económico y en seguir impulsando el desmantelamiento del estado en beneficio de las grandes corporaciones.

La historia de la crisis argentina fue cruel, el remate de los bienes de la nación a particulares, terminó en un total descontento social que hizo marchar a miles hasta derrocar al último canalla de esta historia, a Fernando de la Rua.

La historia trágica de Argentina, me recordó a la historia trágica de México, con la única diferencia que aquí nos hemos equivocado varias veces y ahora viene el golpe esperado por las trasnacionales energéticas, la privatización de PEMEX, En Argentina les vendieron la idea de que privatizar YPF, su petrolera, iba a traer la modernidad de la empresa, el privatizar sus telecomunicaciones sería lo mejor para los argentinos, todo se remató y fieles a su costumbre, la mejor rebanada del pastel se la llevaron los consorcios.

La privatización de PEMEX la cual nos quieren hacer pensar que no es privatización, o la famosa modernización del país, o el tesorito debajo del mar, que todo lo podemos resumir en una traición de la clase burguesa que ostenta el poder, podría traer el mismo resultado que pasó en la Argentina, ya vivimos el golpe de 1994 donde surgió el aberrante rescate bancario, que convirtió en una millonaria deuda pública, la deuda de unos cuantos multimillonarios y que ha dejado al día de hoy un raquítico presupuesto para la educación, para la salud y para los programas de combate a la pobreza, ya hemos vivido el desmantelamiento del estado y el arrebato del patrimonio nacional que ha dejado como resultado al hombre más rico del mundo con calidad “Made in Mexico”. En México no hemos aprendido la lección de nuestra propia historia, sería mucho pedir que aprendiéramos de la historia de otros como lo fue la crisis argentina, el día que la manipulación de conciencias por medio de la televisión deje de ser el arma efectiva del sistema neoliberal mexicano y reviente nuestro sistema económico y tengamos un pueblo dispuesto a pedir en las calles justicia terrenal, ese día la argentina se habrá duplicado, y posiblemente Calderón salga en helicóptero a otro país, como salió de la Rua. Ojalá podamos evitarlo, el costo social sería demasiado, la renovación de una mejor patria puede meter reversa para implementar otro modelo económico, si los que ostentan el poder quieren seguir por el mismo camino, pues estemos preparados para derrumbar el país y sobre las ruinas construir una patria más justa y más equitativa para todos. Venceremos.


1 comentario:

Eduardo dijo...

Daniel:
Oye muy bueno tu escrito y un tanto preocupante el camino que van tomando las cosas.
Que nos depara??
Esperar que el pais se caiga para después reconstruir... sería muy doloroso el proceso y a todos afectaría.
Me llevo muy buena reflección.
Un abrazo