3 de septiembre de 2008

Acuerdo Nacional de Seguridad, la Justicia y la Legalidad

El 25 de agosto se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo Nacional de Seguridad, Justicia y Legalidad, hoy me dediqué a leer el documento de 17 hojas que al final plasman su rúbrica Secretarios, Gobernadores, Representantes de la Sociedad, Líderes Religiosos y el Presidente de la República. Este documento surge después de la reunión del pasado 21 de Agosto en el marco de la vigésima Tercera Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

¿Qué puedo decir del documento?, trataré de ser lo más positivo que se pueda y trataré de ver con buenos ojos este cúmulo de buenas intenciones, ok…. Respiro profundo… cuanto regresivamente del 5 al 1…. ok… listo…. En la exposición de motivos, en el segundo párrafo del documento dice lo siguiente: “Reconocemos que la sociedad mexicana se encuentra profundamente agraviada por la impunidad, la corrupción, la falta de coordinación entre las autoridades, así como por un ambiente de inseguridad y violencia”, creo que ya es un paso reconocer que nuestra administración pública y los órganos encargados de impartición de justicia son en gran medida los responsable de la total decadencia que vive el estado mexicano en materia de seguridad.

El documento se centra en 74 puntos, divididos en las acciones que tomarán parte el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo, el Poder Judicial, los Gobiernos de los Estados, las Asociaciones de Alcaldes, las Asociaciones Religiosas, Las Organizaciones de la Sociedad Civil y los Medios de Comunicación. Son 74 puntos que se centran en su mayoría en cuestiones de organización y creación de nuevos instrumentos de impartición de justicia y prevención del delito, buscan la limpieza y la depuración de las policías en todos sus niveles y además se propone la creación de nuevas leyes, entre ellas una denominada Ley General del Delito del Secuestro. Son buenas intenciones, que serán benéficas siempre y cuando se tenga la voluntada de llevarlas a cabo.

Ahora bien, dentro de los 74 puntos solo me encuentro 3 puntos, que van centrados al mejoramiento de vida de la sociedad, he escrito anteriormente que la inseguridad radica por el desequilibrio económico en el que vive el país, esos tres puntos son: fortalecer la atención a personas con problemas de adicciones, fortalecer el rescate de espacios públicos y fortalecer el programa de escuela segura, todo los demás, en su mayoría van directamente relacionadas a la reorganización de las policías y a implementar acciones que serán llevadas acabo por los mismos que hoy operan las instituciones de seguridad nacional.

Tenemos un documento que surge por el hartazgo de la sociedad, se que el documento que se suscribió el 21 de agosto no puede tener cuestiones de conciencia, ya que la conciencia es muy subjetiva, pero más que las buenas intenciones se necesita una depuración de la vida pública del país, todo tipo de gobernante, de cualquier nivel, que llegó a un puesto público por un voto popular y todo el organigrama de la burocracia necesita replantearse un nuevo modelo de sociedad, prioridad es el combate a la corrupción y el documento lo establece claramente, sin embargo son los actuales funcionarios los que tratarán de llevar a cabo este combate, quizá empiecen ellos por ser menos corruptos, no lo sé, quizá el documento les servirá para reorientar su forma de ejercer su autoridad, quizá hay buenas intenciones, el crimen está arriba, y fue arriba donde se suscribió dicho documento, en un corto y mediano plazo, cuando se esperan ver resultados, espero que la ciudadanía no tenga que salir a marchar de nuevo, vestida de blanco.

No hay comentarios: