30 de septiembre de 2008

Del sueño americano al sueño chino…

Las olimpiadas pasadas trajeron un mensaje, “los chinos están en el mundo y son más de mil millones”, no solo eso, el medallero trajo un mensaje más importante, “los chinos se ensartaron a la más grande potencia del mundo”, el orgullo norteamericano sólo pudo ser rescatado por Michael Phelps, sin embargo, los gringos sucumbieron deportivamente ante el nacionalismo chino.

El 2008 habrá de ser marcado como el año en que inicia la debacle gringa, no es tan fácil como mediáticamente nos están haciendo creer, falta todavía mucho para ver el fin del imperio norteamericano, sí bien es claro que su crisis financiera vino a derrumbar muchos de los mitos del neoliberalismo mundial, el principal es que el mercado todo lo podía resolver, aunado a eso la crisis derrumbó el mito de las bondades del consumo y el mito de la estabilidad financiera, aunado a su cruda económica que les ha generado el despilfarro de años, los gringos se empiezan a dar cuenta de que la masacre en Irak fue una patraña, supongo que habrá todavía quien lo crea, McCain por ejemplo y el conservadurismo recalcitrante norteamericano.

Sin embargo, pude percatarme de una cosa, yo estaba siendo presa de esa personalidad mercadológica que representa Barak Obama, me impactó el hecho de que en Berlín lo hayan recibido hace poco más de un mes como a cualquier estrella pop, no sé, me imaginaba que representaba el cambio, sin embargo, Obama también forma parte de las fantasías norteamericanas y no está dispuesto a cambiar el sistema actual, el debate del viernes pasado me lo comprobó, es cierto que quiere terminar con la guerra de Irak pero estoy seguro que más como estrategia electoral que como una cuestión de principios humanitarios, Obama trae la cantaleta de Bin Laden, no es el revolucionario gringo que parecía ser, pensé que su discurso se centraría por ejemplo en buscar los nexos de Bush con la familia Bin Laden, o auditar los aberrantes negocios de Hallibourton en Irak y en esclarecer las violaciones a los derechos humanos, nada de eso, Obama insiste en acciones bélicas en Afganistan, y acabar con Bin Lade, ¿por qué no se lleva a Silvestre Stalone en su papel de Rambo? Si se trata de basarnos en fantasías, por qué no hacerla completa y hasta espectacular.

Los gringos dudo que quieran cambiar, a corto plazo no va pasar nada catastrófico en los Estados Unidos, la personalidad consumista del pueblo gringo no será sustituida por la “comunista” personalidad del pueblo chino, es decir, mickey mouse, la coca-cola, los simpsons, el super bowl, friends, google, hotmail, yahoo, la entrega de los oscares y en general el mundo mediático, tecnológico y productivo de los Estados Unidos tendrá que seguir, con recesión pero tendrá que seguir.

Los chinos seguirán siendo el país maquilador de muchas fantasías gringas, Walt Disney seguramente seguirá ensamblando sus productos en el país asiático, pero jamás Disneylandia estará en Hong Kong o Beijin, el problema de los chinos es que no es el país de la tecnología y de la creatividad, más bien es la fábrica del mundo, basta con ver los peligrosos índices de contaminación, tienen demasiada pobreza y mientras el líder “comunista” viaje en coches de millón de dólares, el sueño chino será una patraña como ahora nos damos cuenta de la patraña del sueño americano.

Lo que el mundo está viviendo actualmente, y que podría generar en una crisis mayúscula deberá darnos una lección, la lección es de que el capital nuca más debe estar por encima del hambre, de la miseria, de la desnutrición; de que el capital nunca más deberá ignorar el desastre ecológico y el calentamiento global, lo que está viviendo el mundo debe de enseñarnos de que el petróleo jamás deberá estar por encima de vidas humanas. Los chinos quizá pronto sean la supremacía, sino aprenden del ejemplo gringo, de nada servirá convertirse en superpotencia sí sólo lo hacen con arrogancia y con el capital por encima de todo.

Bueno, ya para despedirme de esta entrada, espero que nos vendan pedacitos de dólar así como nos venden pedacitos del muro de Berlín, socialismo y capitalismo sucumbieron.

2 comentarios:

hugo schiavon dijo...

k

hugo schiavon dijo...

el orden de las naciones es preocupante, la guerra entre estas dos lo sera tambien, no creo que los gringos se quedan en la orilla viendo como se los joden y eso no es ningun cuento positivo, no viniendo la ofensa hacia una nacion que ha estado involucrada en mas de 100 guerras.....mi hermano dani ahora si , muchas felicidades, cada semana me doy la vuelta y me late tu punto de vista, objetivo y crudo, como mexico, surrealista, mas que el mismo Dali