23 de septiembre de 2008

Democracia para principiantes.

Me encanta imaginar supuestos, un día imaginé que hubiera pasado sí el 2 de julio de 2000 Vicente Fox hubiera sido robado de la elección presidencial que legítimamente ganó, y que Francisco Labastida hubiera usurpado la Presidencia de la República, en aquella ocasión escribí que dada esa circunstancia, la relación Fox – AMLO hubiera sido otra, seguí imaginando y pensé que 5 años después, en el 2005 sin desafuero, sin choque político posiblemente estos dos personajes hasta se hubieran aliado para en el 2006 derrocar al PRI.

Tengo ese mal hábito de imaginar supuestos, pero tal vez el mejor papel de Vicente Fox hubiera sido el de despojado, líder, con arraigo en el pueblo, héroe demócrata que no lo dejaron llegar a la presidencia, un nuevo Clouthier, en fin, su realidad fue la de pararse en el lugar que le correspondía pero como un chivo en cristalería, sacó lo peor de su personalidad, traicionó al electorado y la historia ya la conocemos, simulación democrática, enriquecimiento ilícito e impunidad para sus parientes cercanos.

Ahora me imagino, qué hubiera pasado sí a López Obrador lo hubieran dejado, por la buena ser Presidente Constitucional de México, porque al final de cuentas para mí (insisto) el ganó la Presidencia de México. López Obrador le sembraron injustamente un papel en la historia, el de “peligroso”, ya que al no dejarlo ser Presidente de México, es un peligro, pero si lo hubieran dejado ser seguramente seguiría siendo un peligro.

¿Cómo se desgarrarían la ropa los panistas, ante el mismo clima de violencia que vive el país si AMLO fuera el Presidente? Su estrategia sería relacionar el factor violencia (Crimen organizado, ejecuciones, levantamientos, secuestros, drogra, bla bla bla bla bla) a la figura de AMLO, “Ya ven como si era un peligro, no nos equivocábamos”, me imagino que la campaña de México Unido Contra la Delincuencia sería una artillería pesada para destruir a López Obrador, el conservadurismo mexicano se hubiera inventado un México antes y otro después de AMLO, pedirían su cabeza colgada del Zócalo, no habría otro culpable más que él, la clase empresarial escupiría su figura después del aberrante crimen de Martí, en fin, el destino suele ser difícil de descifrar y nos muestra las incongruencias de nuestra propia historia, así como el perredismo se comete fraudes así mismo siendo víctimas del fraude, el panismo siendo tan inepto ejerciendo el poder señalaría la ineptitud de otros. AMLO al final de cuentas tiene un papel esencial en nuestra incipiente democracia, el de exhibir a una corrupta clase política que ostenta el poder, aunque su papel sea el de villano.

Ya sin imaginar supuestos, Felipe Calderón llama a la unidad, la pide, la aclama, la añora, tiene ese maldito vicio de los políticos, el de destruir para después construir, posiblemente todos los políticos tenga la misma personalidad al momento de ejercer el poder, ¿Cómo quiere Calderón la unidad si fue él quien se encargó de sembrar el encono? ¿Cómo pide que lo apoyemos si tiene las mismas prácticas viciosas de los gobiernos antecesores? ¿Cómo pide que le creamos que combate al crimen sí los Bibriesca andan libres, impunes? ¿Cómo quiere cimentar un gobierno en supuestos valores, sí se alió con lo peor para ser Presidente de la República? Calderón debería darse una vuelta por su propio pasado político, debería retomar los discursos que un día promulgó, debería hacerse opositor de su propio gobierno como algún día fue opositor de la maquinaria priista, porque las mismas prácticas del priismo son las del Calderonismo. A Calderón le hace falta tomar un buen curso de “Democracia para principiantes” y darse cuenta que la democracia se construye en los hechos, no en los discursos televisivos en horario triple A.

Fe de erratas: Leyendo los artículos que he escrito para Ciudad y Poder, en uno titulado ¿Obama irá a ser un peligro para los Estado Unidos? Escribo que en 1992 tenía 9 años y en otro titulado “Amigous, nosotrous tener Fou-bau-proua” escribo que en octubre de 1989 iba a cumplir 9 años, rectifico, en 1992 iba a cumplir 12 años y Bush no se reeligiría, se intentaría reelegir, una disculpa y de antemano un agradecimiento por sus críticas.

No hay comentarios: