9 de septiembre de 2008

Rumores…

No hay peor rumor que el que no es rumor, cuando la olimpiada estaba en pleno apogeo y cuando mediáticamente la noticia de Martí llevaba la pauta, escuché el supuesto rumor de que México era candidato a realizar la copa mundial del 2010 en caso de que Sudáfrica no tuviera la infraestructura para realizar dicho evento y bueno, que mejor para los mexicanos (no precisamente para México) que realizar una copa del mundo, aquí podemos tener todos los problemas habidos y por haber, delincuencia, corrupción, crisis económica, pero que tal nos perdemos con el futbol. En un pueblo poco dado a la sensatez no dudaría en que concentraríamos toda nuestra energía en organizar la copa mundial y dejar en segundo término los problemas urgentes del país.

Y pues hablando de rumores, la semana pasada fue noticia en algunos periódicos la propuesta del derrocamiento de Calderón, el encargado de poner la noticia en la agenda periodística fue Porfirio Muñoz Ledo, él cual explicaba que no se trataba de un derrocamiento como tal, sino que había cuestiones constitucionales que contemplaban la revocación de mandato ante la ineptitud del presidente. Para el panismo recalcitrante, la noticia era como una mentada de madre, una falta de respeto a las instituciones públicas del país por parte de esos insensatos perredistas, era atentar contra la mismísima voluntad de Dios, y para el perredismo marxista leninista, no era más que el sueño de revolución hecho realidad, necesario para llevar a cabo el sueño de la justicia social para ver materializado el sueño de ver al usurpador caer desde lo más alto, en fin, la polarización seguirá marcando el rumbo de la política nacional.

Suena un tanto lejano un posible derrocamiento de Calderón, el país está tan aletargado que no tendría energías ni para eso, el de la idea concreta al final de cuentas no fue Porfirio Muñoz Ledo, sino Alejandro Martí, que en la reunión del Consejo de Seguridad, sentenció a ese cúmulo de políticos, que sí no podían con el cargo que ostentaban mejor era que se fueran, porque ostentar un cargo para el cual no se tenía capacidad también era corrupción, la pedrada iba para toda una bola de ineptos que según se iban a poner a luchar contra la delincuencia.

Pero en los hechos reales, el presidente Calderón tiene una crisis política de dimensiones mayores, está cercado por todos lados y el punto más débil de la administración calderonista es la economía, más que el ostigamiento constante de López Obrador, su bandera en la campaña del 2006 fue el empleo, sin embargo la propuesta quedó como un fiel ejemplo de lo efectivo que es la mercadotecnia política, la economía del país es el flanco que Calderón debe cuidar sino quiere ir a visitar al que un día fue presidente de Argentina, Fernando de la Rua, que fue derrocado en diciembre de 2001 por seguir el modelo impuesto por el FMI…. .orale…. que miedo…..

Calderón no debe de dormir tan tranquilo, la televisión que se convirtió en hace mucho tiempo en su bombero para apagar los incendios ya no está dando resultados, la gente está sintiendo la falta de empleo, la inflación, el gazolinazo, y en general la falta de crecimiento en la economía, un desajuste serio y el hartazgo de la gente, vendrían a poner la propuesta de Porfirio Muñoz como algo real de suceder.

No hay comentarios: