3 de septiembre de 2008

Un septiembre triste....

La marcha del sábado en la tarde-noche no dejará de ser más que un cúmulo de buenas intenciones, no tengo la menor duda de que la gente que asistió a marchar es gente que tiene la mejor intención de que este país sea mejor, pero para que las cosas cambien, habrá que ciudadanizar la política, mientras la ciudadanía no intervenga directamente en las decisiones que se pretendan tomar en el poder no habrá cambios sustanciales, el sistema actual está totalmente agotado, la inmensa corrupción que se estableció en el poder y la simulación democrática es lo que está llevando al país al desfiladero. La gente fue el sustento de la marcha, sin embargo, siento que gran parte de la ciudadanía que marchó no comprende que el problema es un problema global, es un todo, la inseguridad es el reflejo de la impunidad que se vive en el país y de la inmensa desigualdad social con la que vive México, puedo apostar que en 2,3, 4 ó el número de años que sean, la gente seguirá marchando para que se acabe este problema mientra no cambiemos el actual modelo económico y mientras no hagamos valer un verdadero estado de derecho para terminar con la impunidad.

El gobierno federal pretende que nos creamos la cantaleta de que el país funciona de maravilla, la máxima promesa de Calderón que era el empleo, quedó traspapeladas en las frías cifras de la realidad económica, sin embargo, la mejor estrategia del gobierno calderonista sigue siendo la comunicación social, spot tras spot nos meten en la cabeza ideas falsas de la situación del país, aunado al trato con terciopelo que los medios de comunicación le dan a este gobierno, específicamente la televisión.

Entramos al ultimo cuatrimestre del año, un septiembre sin informe presidencial, tal parece que no hay nada que informar, Septiembre entra con el tema de la inseguridad en el primer lugar de la agenda nacional, la reforma energética pasó a un segundo término y para suerte de los impulsadores de la reforma, su pasé en el congreso y sobretodo el que sea digerida por la opinión publica se darán sin ningún contratiempo, el tema de la inseguridad y el espectacular golpe mediático de ver a millones de blanco con una veladora en las calles, será el alka-seltzer perfecto para que la ciudadanía digiera el nuevo esquema usurpador de PEMEX, la estrategia será lanzar a la televisión más cifras alarmantes de robos, asesinatos y de todo tipo de violencia y difundir un optimismo desbordado con la supuesta unión de los mexicanos para acabar con el mal de la inseguridad. El nuevo esquema de PEMEX no pasará de septiembre para ser aprobado.

El narcotráfico sigue operando por la vía libre en el país, un país maravilloso no es aquel en donde amanecen 12 decapitados, ese es un país con cáncer, el resultado de país son años de olvido y de inmensas injusticias, la desolación y el desánimo no serán retroactivos mientras no cambiemos, mientras sigamos por el mismo rumbo iremos, repito, al desfiladero, el fondo no se ve lejos y evitarlo pienso que si lo está, la política dejo de servir y la ciudadanía a pesar de marchar sigue dormida, la realidad es que el cambio tendrá que ser tajante y como país y en un generalidad no queremos cambiar, el preció será un derrumbe abrupto del sistema y ahora sí tendremos la necesidad y la obligación de construir una nueva sociedad y nuevos esquemas para ejercer el poder, esquemas cimentados en un depuración total de nuestras instituciones públicas, el resultado será hacer valer la democracia.

Esta es mi opinión sin embargo la opinión que cuenta, es la de usted…

No hay comentarios: