28 de octubre de 2008

Diputados, bájense el sueldo

En menos de una semana, López Obrador fue otra vez el personaje más seguido por los medios de comunicación, como en sus tiempos de mayor popularidad, su necedad lo llevó al Congreso de la Unión a hablar sobre sus razones para establecer textualmente en la Ley de Petróleos Mexicanos, la prohibición de que se den contratos en bloques para que las transnacionales exploten el petróleo.

Lo que para muchos era una victoria, para AMLO fue una derrota, esas rendijas por las cuales la iniciativa privada ya se frota las manos para invertir en el petróleo mexicano, fue lo que lo llevó a San Lázaro, dio el mismo discurso que viene dando desde tiempo atrás, un discurso tan necesario y tan lleno de razones que harán que el tiempo le de la razón. Este episodio de la reforma energética nos demuestra que AMLO no conoce las medias tintas, obsesivo de la transformación del país, no se identifica con la negociación que simule democracia, no se identifica con los triunfos mediatizados, AMLO va por el todo o nada.

En un discurso donde nos iba hablar sobre el petróleo, se dio tiempo para señalar el cúmulo de injusticias en las cuales se cimienta nuestra patria, se dio tiempo para impulsar su proyecto alternativo de nación, se dio tiempo para salirse con la suya, aprovechó el micrófono y señaló la cloaca burocrática de Calderón y Mouriño, además de señalar a los hijos de Marta Sahagún y a un cúmulo de personajes siniestros para nuestro país.

AMLO dio razones suficientes para cambiar las intenciones del voto de los candidatos del PAN y del PRI, antes, los invitó a que se bajaran el sueldo, de cara se los dijo, sólo se escucharon aplausos de fondo, dio razones importantes para dejar de simular la democracia; sólo en un país como el nuestro, politizado por los medios de comunicación, AMLO parece ser una escoria humana, más que Fox y su inmensa impunidad, más que Elba Esther Gordillo y su inmenso cinismo, más que Romero De Champs y su patrimonio insultante, todos joyas de nuestra aberrante e impune clase política.

Esta semana también fue crucial para que la izquierda mexicana se terminara por fracturar, por un lado quedó la izquierda que se dice ser nueva, que en una analogía histórica podría ser comparada con el panismo de Luis H. Álvarez en 1988, aquel que dijo que a Salinas lo legitimarían sus actos. Hoy nueva izquierda, es la gran traidora de la izquierda mexicana; a la vez, a pesar de la fractura, hoy podríamos ver el nacimiento de un nuevo partido de izquierda, que no claudique en querer cambiar a México, el PRD dejó de servir para la lucha, sólo servirá para que un cúmulo de personajes sin rumbo ideológico, mantengan su cuota de poder vía plurinominales.

Hoy el movimiento lopezobradorista puede pensar en añadirse al Partido del Trabajo, que aunque parezca risible, muestra mayores actos de congruencia que el PRD, si opta por el movimiento social, debe dar pasos más certeros como el de la Cámara de Diputados y olvidarse de zafarranchos como el de las adelitas, la guerra de las ideas es donde López Obrador puede ganar muchísimas más batallas, le sobra necedad y dignidad sobre todo.


4 comentarios:

Lulù Robles dijo...

Un necio encuentra siempre otro necio aún mayor que le admira.

Nicolas Boileau-Despréaux

Lamentablemente, esta vez, estoy de acuerdo contigo Dany, a obrador le sobra necedad.

Zabdy dijo...

Yo diría, mas que necedad fue su capacidad la que lo llevo al congreso, la capacidad y habilidad que tiene como buen político y que casi siempre se sale con la suya.

El no ha dicho que la reforma fuera una derrota, sino que era una reforma incompleta sin esas 12,15 o 17 palabras… El discurso en si fue bueno, algo cansado, pero si estuvo bien que aprovechara el espacio para mandar su mensaje y lo mejor nombrar a las ratas de ratas me pareció genial!, creo que como político debería de tener en claro que las cosas no se harán siempre como él las pida, y que el trabajo de los legisladores es el negociar en este tipo de temas, ya que no pueden estar solo rechazando todo lo que venga del espurio nada mas porque si, su chamba mas que nada es llegar a acuerdos y para AMLO eso es fácil porque no es el, él que tiene que hacer los amarres, su posición es de oposición y ya.

En cuanto a lo de la fractura no estaría muy segura de eso, que si es probable, la relación con el partido es de pégame pero no me dejes, existe cierta codependencia Andrés Manuel les dio el porcentaje de votos mas alto en su historia y el partido le dio la jefatura del GDF, opino que hay factores de mucho peso que impiden una ruptura, claro que definitivamente es lo que varios quisieran, pero si no fuera así la ruptura ya se hubiera dado.

Aunque el nacimiento de un nuevo partido suena muy bonito para nosotros los soñadores, los dueños del PT y CONVERGENCIA están ya sobandose las manos, cual Shell y Exxon sobre el petróleo, para darle la bienvenida al pg en su partido, porque sabemos lo que para ellos significa, el hecho de su “total fidelidad” es también parte de la estrategia para no desaparecer, no olvidemos los orígenes del PT, ahí si tache Daniel con esa posibilidad que para nada suena chido.

carlos dijo...

No nos adelantemos a nada, faltan casi cuatro años para una nueva elección presidencial y todavía faltan muchas cosas por hacer y deshacer. Andrés Manuel no claudica y el movimiento tampoco, eso es lo que de verdad importa.

(Lo que sí diré sobre el 2012 es que lo único que me preocuparía es que en México no hay reelección y AMLO ya es presidente)

Zabdy dijo...

Pero como no hubo sufragio efectivo, la reelección si aplica...