15 de octubre de 2008

Francisco Domínguez, que pena ajena.

En esta entrada... festejo mis primeras 50 entradas en danielopski.com.mx....

Una simple piedrita en un riñón, dicen que es capaz de derrocar toneladas de arrogancia en cualquier ser humano, esos leves centímetros de recorrido de la piedra, del riñón a la uretra, harían sudar frío a cualquiera, y hacer de cualquier político, darse cuenta que son tan mortales como cualquier otro. Ante los reflectores, las portadas de revistas, las fotos en las secciones de la alcurnia, los políticos suelen perder el piso y comportarse como dioses, pero del ladrillo al piso, los madrazos también suelen ser bastante fuertes.

Sin duda, la política moderna está convertida en una constante pasarela de personalidades, es el ego lo que ahora mueve a los políticos, no me debería de detener a escribir estás líneas, sin embargo, es algo que no puedo dejar pasar. Es más, creo que estoy siendo víctima de la intención de los espectaculares de Francisco Domínguez, he visto 2 por la avenida 5 de Febrero, más que intentar anunciar un informe, pienso yo que pretende darse a conocer, polemizar, buscar un espacio dentro de lo saturado que estará la elección interna de acción nacional, sinceramente, da pena, se entiende que Armando Rivera ponga anuncios espectaculares deseándonos feliz navidad, es alguien que tendría serias posibilidades de ser Gobernador del Estado, si dentro de su partido no hubiera la consigna de que Manuel, el gris Manuel, tenga que ser el candidato a gobernador.

Los espectaculares de Francisco Domínguez, o mejor dicho, Pancho, como se pone en su publicidad, son el fiel reflejo de la necesidad que tienen los políticos de ser atendidos psicológicamente, no parece publicidad de un político serio, parece el anuncio de alguien que juega a la política, ¿Qué nos debe de informar sobre su gestión como diputado?, quizá quiera que nos enteremos que hizo algo más que agarrarse a golpes cuando la toma de posesión de Calderón y de que es aficionado al automovilismo. Recomiendo yo a toda la clase política, que más que intentar buscar informar sobre sus acciones, deberían primero borrar el abismo que hay entre gobernantes y gobernados, el panismo de Querétaro es sin duda la representación del conservadurismo más recalcitrante, es un gobierno que ejerce el poder para hacer de los apellidos comunes, apellidos de referencia política, ¿qué tanto estará preocupada la alcurnia queretana sobre quien los gobernará, un González Valle, un Rivera y bueno, ahora un Domínguez? Este último no como gobernador, pero si como regidor o delegado de Carrillo Puerto ¿Cuál de los tres apellidos será el que cuide sus intereses? ¿Cuál será su mejor gestor?

El panismo está siendo presa de los errores que hicieron que el PRI perdiera la gobernatura hace 11 años, en la debacle de Ortíz Arana se fue una generación de políticos presa del ego, presas de la desbordada confianza, ¿hace 11 años quien se imaginaría que Fernando Ortiz Arana iba a perder la elecciones? Nadie, y menos que fuera a perder por alguien por quien la gente voto sin saberse su nombre, ese era Ignacio Loyola, o bueno, Nacho. Los políticos tienen esa mala costumbre de tratar de hacerse amigos del pueblo, Nacho, Paco, Pancho, Pepe, Chente, para después de que lleguen al poder olvidarse de que gobiernan para le pueblo.

El panismo debería poner atención, la política necesita ser vista con seriedad, no para hacer de ella un desfile de modas, la política la deberían ver para servir no para satisfacer su ambiciones personales, los panistas y en general la clase política muestran falsedad al actuar, todos anuncian trabajar por Querétaro, “por Querétaro, por ti”, algo así es el eslogan de Francisco Domínguez en sus espectaculares, un cúmulo de frases hechas que no dicen absolutamente nada, el panismo si no se pone atento le ganan la gobernatura. Sin duda alguna, los árboles y la jardinería de paseo constituyentes, la ciudad de las artes y las obras que hicieron serán el estandarte para ganar votos, siempre y cuando los queretanos no se enteren de la forma como se dieron las licitaciones, y los excesivos gastos en plantar pastito, aguas, el PRI empieza a tomar forma, y puede ser una opción seria siempre y cuando Pepe Calzada no se deje llevar por su ego personal, quizá el que esté mal soy yo, no entiendo la política como la guerra de las vanidades, sino como el gran debate de ideas y de proyectos para el estado o la nación.

1 comentario:

anónimo magdaleon dijo...

Pena ajena da tu blog. No "se te van algunas faltas de ortografía" - como dices por ahí -, se te van muchas. ¿Qué decir de tu redacción? Tan mala que a los dos párrafos dejo de leerte: primero, porque no entiendo qué quieres decir; segundo, porque me parece un insulto al lector publicar textos de tan mala calidad. La primera vergüenza debería de ser la tuya, por prestarte a la publicación de tus textos; la segunda, del medio que te publique. Pero en fin. ¿qué puedo decir - después de lo anterior - sobre las ideas que burdamente quieren expresar tus textos?
Y lo dejo así, anónimo, para darte el recurso de criticarme por no dar la cara y salirte así por la tangente. O haz lo que quieras...