28 de noviembre de 2008

Marcelo Ebrard y Televisa


No hay nada peor que la vida de un pueblo gire en torno al Futbol, cuando fue el partido de México contra Honduras el pasado 18 de Noviembre, el país estaba a la expectativa de ver si México entraría al Hexagonal final para ir al mundial de Sudáfrica 2010, todo el ambiente de expectación lo generan las televisoras; en primera, porque el futbol les representa un gran negocio y segundo, porque el pueblo de México vive del futbol, somos un pueblo futbolero que ante el negro panorama del crimen y de la economía, no nos queda de otra más que satisfacer nuestras ansias de victorias y de prosperidad por medio del fucho.

Ahora bien, el futbol no es el único opio que tiene el pueblo, toda la televisión mexicana es un adormecedor de conciencias, el televisor permite que se metan una bola de intrusos en nuestra casa para “hacernos el día”, despertamos con comunicadores y dormimos con comunicadores, que comunican lo que al sistema le conviene comunicar, nos entretienen con pésimos programas y bueno, la televisión es parte de nuestra vida, por más humilde que sea un hogar en nuestro país, posiblemente tenga un televisor, y no importa la clase social para adormecer la conciencia.

Bueno, todo este preámbulo viene por una noticia poco trascendental ante las duras circunstancias que tiene nuestro país; narcos, secuestros, crisis, avionazos, desolación en general es lo que abarcan los titulares de los principales periódicos todos los días, las malas noticias están acribillando el acontecer nacional, y ante este panorama, el hecho de que Marcelo Ebrard salga cocinando galletitas junto a Galilea Montijo es algo que debe tenernos sin cuidado; pero al final de cuentas pienso que este insignificantes episodio en la gris administración de Ebrard tiene un por qué y para qué.

Hace algunos días, para ser exactos el 11 de noviembre, AMLO hizo un miting a fuera de Televisa para pedir libertad de expresión por parte de la empresa, llamó a televisa una fábrica de mentiras y la responsabilizó de ser la administradora de la ignorancia, no dijo nada que no sepamos, el estilo lopezobradorista es lo que irrita a muchos, sobre todo a Ciro Gómez Leyva, comunicador totalmente descafeinado desde su llegada a la empresa y que no soporta el movimiento de López Obrador; ante la consigna pejista, la empresa lógicamente ni se inmutó, mejor se preocupa por lo suyo que es el Teletón y trata de convencer a la ciudadanía de que se moche con su lana a pesar de la crisis económica.

En una lógica política, resulta normal el momento en que Ebrard se desmarque del movimiento de López Obrador, las aspiraciones del jefe de gobierno son presidenciables, pero para ello no necesita hacerle el juego a Televisa, y mucho menos salir en un programa para señoras sin que hacer que están únicamente al pendiente de los resúmenes de las patéticas novelas de Televisa. Para un político que gobierna la principal ciudad del País, debería existir otra estrategia de comunicación social, debería mantener en pie la famosa mentada de madre que en el 2006, Ebrard le mando a Bernardo Gómez vicepresidente de Televisa para negociar las tarifas de anuncios televisivos para el PRD, Ebard tuvo un desencuentro con Gómez y le dijo textual – Vas y chingas a tu madre – supongo que no se caen bien; el hecho no es que Ebrard tenga que mantener un postura distante con la empresa, el asunto de fondo es que aquel que quiera ser Presidente de México tiene que comportarse como estadista, no como patiño de un programa de Televisión, porque para el movimiento de izquierda en general, el hecho de que su posible abanderado se siente a decir pendejadas y a cocinar galletitas no es más que un patiño y la lógica también deriva en que la estrategia de Ebrard es como si fuera un personaje de derecha. El darle pan y circo al pueblo no le garantiza llegar a la presidencia; para ello, Peña Nieto está más adelantado convirtiendo su administración y sus acciones en materia prima del TV Notas con su estrategia publicitaria de andar con una actriz de televisa.

Estas son las formas modernas de hacer política, la neta, preferiría seguir viendo al peje marchar por las calles en defensa del patrimonio nacional.

19 de noviembre de 2008

Se solicita hígado… (borrador)

En dos años de intensa actividad política (2006-2008) mi hígado ha resistido las embestidas de la derechas para destruir a la izquierda, desde la guerra sucia en el 2006, donde vía anuncios televisivos o vía correos electrónicos se despotricó contra López Obrador hasta enrolarlo en sus propios errores, y verlo dos años después con un capital político disminuido y con un ambiente antipeje generalizado que se vive con el taxista, con el vecino o en cualquier reunión con los amigos.

Hoy para seguir creyendo en la izquierda se necesita más hígado que en el 2006, hace 2 años era “comprensible” la embestida de la derecha, se disputaba la Presidencia de la República y había argumentos de peso con los cuales los debates comunes de diario tenían razón de ser. Aunque los argumentos lopezobradoristas para mí siguen teniendo razón de ser, (véase discurso del 28 de Octubre en el Congreso de la Unión) la izquierda está enferma de muerte y tal parece que las personalidades que valen la pena, tendrán que amortiguar el retroceso que impuso el Tribunal Electoral al dar un fallo a favor de Jesús Ortega, no porque el fallo tuviera que haber sido a favor de Encinas, sino que en la lógica política, esos comicios de marzo tuvieron que haber sido anulados; la decisión del Tribunal es el amarre político que necesitaba Calderón para darle legitimidad a su gobierno por medio de una oposición a modo.

El día de ayer (martes 18 de noviembre) esperaba que Alejandro Encinas le dijera adiós al PRD, argumentos tenía muchísimos para iniciar nuevas luchas desde otras trincheras, me imaginaba la historia del Foro Democrático Nacional en el año de 1992, esa corriente donde destacados panistas como Bernardo Batis no soportaron que el panismo legitimara la espuria presidencia de Salinas de Gortari; con la posible salida de Encinas me imaginaba una corriente de destacados perredistas formando una nueva organización que encauzara una verdadera lucha de izquierda, sin embargo, tomó una decisión que para muchos es aplaudible, tratar de cambiar al PRD, para que después su corriente trate de cambiar al país; sin duda, una paradoja, un absurdo.

Resistir, resistir, resistir y seguir resistiendo, la legítima izquierda que muchas veces es vapuleada en los medios de comunicación por no ser afín a los intereses empresariales que manejan el gobierno, y que ante la opinión pública representa el peligro, como lo puso el panismo en la mente de muchos hace dos años, tal parece que tendrá que seguir resistiendo por muchos años; estoy seguro que Encinas no negociará espacios de poder, repito, seguirá resistiendo; sin embargo, la izquierda tendrá que primero vencer a la izquierda, y esa lucha a quien más le conviene es a la derecha, que por la libre seguirá obteniendo espacios de poder por cualquiera de sus dos modalidades, ya sea por el PRI o por el PAN.

La izquierda tendrá que dejar de renovarse en las calles, pienso que eso ya no sirve, tendrá que renovarse en la mente de cada simpatizante, tendrá que respirar profundo y calmar las pasiones, tendrá que encontrar una nueva autenticidad y para eso estamos lejos de verlo; la izquierda de Ortega que tomó el control del PRD entró en las prácticas de toda la clase política, la negociación a costa de entregar los principios, este país está lleno de pragmáticos, que convierten a la izquierda y a la derecha en la misma porquería, para renovar al PRD habrá que luchar contra personajes sin muchos principios, Jesús Ortega festeja haber ganado las ruinas de un partido que ya no sirve para la renovación tajante que necesita México, Encinas necesitará hígado, es triste ver a un personaje de la talla de Encinas totalmente desgastado remando contra corriente y contra sus mismos correligionarios, hígado necesitaremos los que creemos que es necesario cambiar a México por la izquierda y ver que ya no tenemos izquierda por lo menos en los próximos 4 años, me refiero a 2009 y a 2012.

P.D. El Ingeniero Cárdenas simple y sencillamente no tiene madre, gracias por simular tantos años su lucha democrática.

17 de noviembre de 2008

Del PRIAN, al PRIANRD (borrador)


Cuando todos hablábamos de que Felipe Calderón iba a negociar con el PRI la reforma energética, entregando ciertos estados de la república para que regresaran a ser gobernados por el tricolor, el gobierno sacó su as bajo la manga para darle legitimidad a su reforma, a sabiendas de que el PRIAN estaba consolidado para saca adelante la enmienda, era necesario darle el toque mágico a su capacidad negociadora y aliarse con “nueva” izquierda, a cambio de que el tribunal le diera un fallo a favor de Jesús Ortega en relación a la elección perredista del mes de marzo.

La decisión del tribunal nos dice lo que muchas veces nos ha venido diciendo el gobierno, nuestras instituciones públicas están simuladas con una total falta de independencia a la hora de tomar sus decisiones, el fallo no fue ni casualidad ni estado de derecho, fue una vil negociación política en primera, para sacar a delante la reforma y en segunda, para darle fortaleza a una izquierda a modo del calderonismo.

No hay mucho que decir de la “nueva” izquierda que dirigirá los destinos del perredismo; es una izquierda dócil, simulada, sin personalidades que puedan encauzar batallas electorales, ¿quién será su candidato para el 2012? Guadalupe Acosta, Graco Ramírez, Jesús Zambrano o Ruth Zabaleta ¿Qué acercamiento tendrá con el movimiento intelectual el PRD de Ortega? Ninguno, tendrán que pagar el costo de haber vendido su alma al diablo. El chuchismo tiene las mismas formas que la más sucia clase política de este país, y terminará por echarle las últimas paladas de tierra al ataúd de un partido que un día vio el interés del pueblo y que hoy ya no lo hace.

Por otro lado, el panorama no es nada alentador para la izquierda en el 2009, cuando digo izquierda no me refiero al PRD de ortega, me refiero a una verdadera izquierda que encause una renovación en la vida pública de México, el lopezobradorismo está totalmente desgastado y por la vía institucional no podrá revertir los muchos errores cometidos, hay que aceptarlo, López Obrador ha equivocado el camino después del 2006, lo rescatable y lo importante es que es una izquierda de principios pero que difícilmente sabrá ser asimilada por la sociedad.

No hay izquierda para el 2009, la de los chuchos será una izquierda tibia que pagará el precio de venderse al calderonismo, la de López Obrador tendrá que ir buscando nuevos espacios como una reagrupación en torno al PT y Convergencia pero que al mismo tiempo, tardará en volver a reconciliarse con el 35% de los votos que tuvo en el 2006, así pues que el PRI se frota las manos para ganar el congreso en el 2009 y seguir ganando espacios de poder para perfilar en el 2012 a su carta fuerte, el PAN con pugnas internas más discretas terminarán por desgatar el partido entre el PAN de Martínez, perdedor desde su arribo, y el PAN del yunque, que se niega a perder el control del partido.

11 de noviembre de 2008

Gómez Mont… (borrador)

Felipe Calderón quizá quiera darnos a entender muchas cosas, pero de querer renovar la vida pública del país…. no. Quizá ante el dolor de haber perdido a su hermano del alma; compañero de batalla en el 2006 y cómplice de jugosos negocios al amparo del poder, Iván para los cuates, Calderón perdió el sentido de vivir el poder y dejó en manos de otros la decisión de sustituir a Mouriño; no lo sé, pero tal parece que Calderón no manda ni en su casa. En México tenemos que tener una rápida “digestión” mental para asimilar las cosas que pasan en este país, no terminamos de comprender una cuando ya se viene la otra, del trágico suceso michoacano del 15 de septiembre, parece que nada más parpadeamos y tuvimos el 4 de noviembre; violencia y “accidentes” parecen no ser lo mismo, pero parecen ir tomados de la mano.

De la tragedia de Mouriño, nos conectamos a la sobria ceremonia del anuncio de Fernando Gómez Mont como su sustituto, al momento del anuncio, al escuchar que este personaje sería el nuevo secretario de gobernación, tuve reflejos lentos de saber quién era, el apellido me trajo confusiones instantáneas, al no ubicar quien era, lo llegue hasta relacionarlo con López Obrador, al mismo tiempo que lo pensaba, sabía que era ilógico; pero pensé que Gómez Mont había sido el encargado de la defensa legal del peje cuando lo del desafuero, entre mis absurdos y mis razonamientos, recordé que el abogado encargado de tal tarea había sido Javier Quijano, que con Gómez Mont habían defendido al canal 40 en su pleito con TV Azteca.

Sin duda alguna, Gómez Mont es un panista de antaño; pero tenía años alejado de la política, era un abogado que le era más redituable defender a los grandes delincuentes que ha dado nuestro país; no defendió a Mario Aburto ni al “mochaorejas”, esos no dan cache, pero si defendió a ladrones de la altura de Cabal Peniche, banquero patrocinador de Roberto Madrazo; Jorge Lankenau, en el fraude de banca confía; y más recientemente, al brillante director de PEMEX, Rogelio Montemayor, responsable en parte del PEMEXGATE en el año 2000. Un tipo que ha estado cerca del priismo conservador que terminó por entregar la presidencia en el 2000, un panistas identificado con esa ala del priismo que desde finales de los años ochentas se comportaban como de un mismo partido. A Gómez Mont se le tendrá que dar el beneficio de la duda ahora sí que a fuerzas, a sabiendas de ser cercano a Diego Fernández de Cevallos y con el tufo que impregna la política del tráfico de influencias.

Gómez Mont ha tenido sus desencuentros con los poderes fácticos de este país, digamos que es un mercenario de la abogacía. Defensor de Raúl Salinas en sus escándalos de corrupción, quizá en aquellos tiempos de abogado litigante, defendiendo a personajes tan pesados como los que hemos mencionado, hubiera estado deseoso de tener acceso a la información de la que ahora va gozar; defendió a Javier Moreno Valle, un hombre que más que bandido fue un mal empresario, en ese litigio se echó de enemigo a Salinas Pliego, el estilo del dueño de la televisora del ajusco, no es precisamente el de un hombre que haga las cosas por las buenas, es un hombre que al estilo de las peores mafias del mundo, busca ganar por ganar, un empresario con actitudes gansteriles que logró doblar a Gómez Mont en el litigio del canal 40, y que a la vez, echó a sus dobermans a ladrar en horario triple A contra Gómez Mont, no se sí el nuevo titular de gobernación tenga una personalidad vengativa, pienso yo que no la tiene, pero por si la llegara a tener, que Salinas Pliego se cuide.

Gómez Mont se mete a trabajar en la política interior del país, con sus antecedentes de defender a lo peor que ha dado México, pienso que pudo haber habido una mejor opción para dicho puesto, sí lo que se trata es de dar señales de cambio, no de poner a un hombre que pudiera estar más preocupado por sacarle casos a Diego Fernández ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación que estar preocupado por agarrar a los narcos.

Gómez Mont pudiera llegar a tener capacidad negociadora; pero en conclusión, la política interior no puede estar en manos de un excelente penalista, que le gusta codearse con las mafias bien vistas de la política mexicana, y más cuando la sociedad está cansada del tráfico de influencias, si Diego influyó para poner a Gómez Mont en el puesto, ya sabemos a donde se dirigirá la política interior. Como dicen, si tienes algún pariente en Almoloya, no pagarás ninguna cuenta en los mejores restaurantes de todo el país. Esto es México.

10 de noviembre de 2008

La crisis y el Teletón

Discutía el pasado sábado en la fiesta de un amigo sobre la nefasta campaña de Televisa para amortiguar el impacto a la reacción social que tendrá la crisis económica; los anuncios parecen decirnos que no vendrán cosas buenas para el 2009, sin embargo ¿qué nos hará la crisis cuando vemos a Gloria Trevi y a Galilea Montijo decirnos que le demos un beso a nuestros hijos y salgamos a partirnos el alma trabajando? Dos mujeres divas del TV Notas, ahora resulta que le quitaron la chamba a Miguel Ángel Cornejo, bueeeeeno…

En la plática escuché la mejor explicación del por qué de la actual campaña de Televisa sobre la crisis económica, Diega mi amiga, opinó que la campaña se debe a que se acerca el Teletón y pues que dicho evento sufrirá el impacto de la crisis, no es lo mismo ser generoso en tiempo más o menos bien económicamente que en tiempos de escases. La gente sabrá relacionar perfectamente a los conductores del Teletón, con sus mensajes anti crisis, ya que serán los mismo que hoy vemos en la emotiva campaña de Televisa, el mensaje de fondo será que con todo y crisis te debes mochar con el Teletón, así que para el amplio sector de la población que no se pierde el reality de Televisa los domingos, le será injusto no ayudar con los niños que sufren alguna discapacidad, eso no lo critico, al contrario, eso está bien, que la gente se preocupe por los discapacitados, nada más es importante saber que la meta del Teletón este año es de $ 439,958,535, cantidad impresionante para los que donan 20 ó 200 pesos, sin embargo más importante es saber que en el quinto año de gobierno de Vicente Fox, las dos cadenas televisivas sumaron créditos fiscales por mil 521 millones 821 mil 200 pesos según la Auditoría Superior de la Federación, es decir, con el dinero que dejaron de pagar Televisa y TV Azteca en puro 2005 se hubiera podido juntar lo de 3.5 teletones. Pero eso sí, Televisa nos invita con cursis mensajes a que amortigüemos la crisis económica.

Eso no es todo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, negó amparos en el mes de septiembre de este año a Televisa, Cemex México, Empresas Tolteca, Corporación Gouda, Mexcement Holdings y Visión Integral Empresarial, las cuales pretendían que el fisco les devolviera cientos de millones de dólares que les cobró la Secretaría de Hacienda por invertir en los llamados “paraísos fiscales” de 2003 a 2005, es decir, todavía pretendían que se les devolviera dinero, simplemente Cemex perdió cuatro amparos ante la Corte, con los que pretendía recuperar alrededor de 15 mil millones de pesos que pagó en impuestos al fisco mexicano, de 2003 a 2005. Siempre los grandes consorcios encuentran lagunas legales para pasarse las leyes por el arco del triunfo, está el caso de la venta de Banamex, el banco del Teletón, a City Group, que por medio de una transacción bursátil evadió cerca de 3000 millones de dólares porque según nuestras leyes lo permiten, con ese dinero hubiera alcanzado para hacer 70 teletones.

La maquinaria mediática que Televisa echa andar es perversa, sin duda los medios son un poder y pues el poder es para ejercerlo; una verdadera democracia, no como la nuestra, debe de tener medios de comunicación responsables e incluyentes, desafortunadamente gran parte de la opinión pública se forma a través de los medios electrónicos, es por eso que cuando a Televisa o TV Azteca les pueden llegar a tocar sus intereses, comienzan a difamar y a generar esa opinión, caso reciente, el de Grupo Casa Saba, distribuidor de medicinas en México, cuando anunció su sociedad con Telemundo para iniciar la tercera cadena de Televisión abierta en México, las dos principales televisoras no escatimaron en difamar fuertemente al grupo.

Ahora bien, se acerca el Teletón, yo no tengo nada con que la gente dé dinero al Teletón, la gente lo hace con la mejor de las intenciones, sin embargo todo lo anterior para mí no es más que parte de la inmensa simulación de nuestras instituciones, qué nivel de país tendremos para pensar que el Teletón pudiera ser de las instituciones más confiables, a partir de la evasión de impuestos de las grandes corporaciones, podemos deducir quienes son los que manejan la democracia en México, hay que ver y hacer juicios basándonos en que el poder económico está muy por arriba del poder político.

Mouriño

Mouriño se estaba acostumbrando a vivir en el ojo del huracán; tuvo una breve y polémica carrera política, marcada más por su ambición económica en beneficio de las empresas de su familia que por el servicio a la patria, no hay muerto malo, Calderón lo reivindicó como un gran servidor de México, quizá sea el prototipo a seguir dentro de una clase política cegada por el poder económico.

Mouriño muchas veces se comportó más como personaje de la farándula que como secretario de estado, los medios acosaron la vida de Mouriño, él encantado de dejarlos entrar hasta la cocina de su casa, parecía que los problemas del gobierno eran cosa secundaria cuando la revista Quien publicaba sus marcas de ropa, sus bebidas favoritas, sus fiestas y círculo social; tal parecía que lo público era secundario, lo privado era lo importante. Nos estamos acostumbrando a ver a los políticos como personajes inalcanzables, que por enterarnos de que toman el mejor de los vinos todos los días, piensan que están lejos de perder la vida en menos de 30 segundos.

Mouriño fue pieza clave en la reforma energética calderonista, una reforma que aunque fue muy celebrada por el gobierno, no estuvo a modo de los que la impulsaban, Mouriño no fue objeto de calumnias y difamación como Calderón aseguró con su muerte, más bien Mouriño fue exhibido por los famosos contratos que firmó como apoderado legal de “Transportes Especializados Ivancar” siendo asesor del que entonces era Secretario de Energía y después sería Presidente, funcionario y empresario a la vez, mano derecha de Calderón, a la larga se pudo haber convertido en el personaje siniestro del sexenio, de su tráfico de influencias sólo sabíamos la punta del iceberg. Aunque apuntaba para ser el candidato a Presidente en el 2012, Mouriño únicamente gozaba de poder político pero no de credibilidad para poder llegar legítimamente a tan alto nivel, en poco tiempo se le notó la voracidad empresarial que impulsaba como Secretario de Gobernación.

Juan Camilo Mouriño, era en parte la materialización del personaje ficticio que Carlos Fuentes creó en su novela “La Silla del Águila”, un joven secretario de gobernación, llamado Nicolás Valvidia, que nació en España, que llega a ser Presidente de México por la repentina muerte del que ocupaba dicho puesto, Nicolás llega a tales niveles por el impulso de poderosos y siniestros personajes de la vida política de México.

La tragedia del pasado 4 de noviembre, deja la incertidumbre del sabotaje, en caso de haber sido un accidente, quizá lo sabremos todo aunque no creamos nada, en caso de haber sido atentado, quizá ni siquiera imaginemos en que niveles de obscuridad esté nuestra política. El factor humano de la tragedia va más allá de las personalidades que murieron dentro del avión, el estado no puede olvidar a los héroes que murieron caminando por la banqueta o que aún se aferran a la vida con el 80% de sus cuerpos quemados, ¿héroes por qué? Por ser personas comunes, lejanas del poder político, que no recibirán honores y que quizá, tristemente sean abanadas a su suerte.

9 de noviembre de 2008

Barack Obama


La democracia es un proceso difícil de entender; hay espacios donde fluye con normalidad y va muy relacionada con el progreso de los pueblos, por otro lado hay elementos globales que hacen que la democracia fluya lentamente o que de plano, tenga retrocesos significativos, me refiero a los medios de comunicación: la mayoría de las veces, no todas, los medios forman parte de un proyecto con respecto al cuidado de sus intereses; no son incluyentes de todas la voces; la única forma de sobreponer las ideas de la gente al uso indiscriminado de los poderosos recursos de cualquier sistema, es por el uso de la conciencia.

Todo el párrafo anterior trato de conjugarlo con la actual victoria de Barack Obama, un personaje venido de la nada, cimentado en el carisma más que en el típico papel que juegan las familias del poder, donde sus miembros parecen estar predestinados a gobernar para siempre. Era risible pensar hace 1 año que Barack Obama pudiera llegar a ser presidente de los Estados Unidos, principalmente por el color de su piel, sin duda un factor que pudiera llegar a ser absurdo en la nación que mayores libertades presume en el mundo, sin embargo lo absurdo en las democracias, suele ser factor determinante para marcar el destino de los pueblos.

Barack Obama ya no es un posibilidad, ya es un realidad que tendrá que asumir el poder para ejercerlo, es ahí donde la euforia, el marketing, los sentimientos, la idiosincrasia…. se tendrán que quedar a fuera de la casa blanca; al ejercer el poder, Barack Obama tendrá que tomar decisiones en torno a la guerra en Irak, la guerra en Afganistán, la relación con Cuba, la relación con Venezuela, la relación en general con América Latina, la Unión Europea; la política exterior, tan desgastada con George W. Bush, tendrá que ser una prioridad para el nuevo gobierno. Obama tendrá que tener en su agenda el problema global del desastre ecológico, tan ignorado por los Estados Unidos, por lo menos muy ignorado en el gobierno de Bush, que fue sordo ante las exigencias de acatar el protocolo de Kioto. El nuevo gobierno tendrá que sacar a la nación de una de sus más grandes crisis económicas que llevó al mundo entero al debilitamiento de sus economías. Los Estados Unidos pusieron las reglas para un orden mundial que está totalmente agotado, la hegemonía de los Estados Unidos y su ansia de dominar al mundo crearon un antiyanquismo a nivel mundial. La decisión del pueblo norteamericano, de poner a Obama en el poder, les trae la oportunidad de reconciliarse con el mundo, siempre y cuando Obama tenga realmente verdaderas intenciones de cambiar.

Hay que celebrar el cambio, el impacto de la mercadotecnia fue trascendental en la victoria de Obama, la gente le apostó a la esperanza en vez de a la continuidad, sin embargo la esperanza se puede convertir en frustración cuando el nuevo gobierno no de muestras de un verdadero cambio; no hay espacio para argumentar “inexperiencia” al momento de ejercer el poder, o argumentar que “no se dejó” trabajar al nuevo gobierno, y más cuando tienes mayoría en la cámara de representantes y en la cámara de senadores, el poder es para ejercerlo, es para tomar decisiones, más en una sociedad tan plural como la norteamericana que enfrenta retos de dimensiones mayúsculas.

El gobierno de Obama puede ser una puerta abierta para implementar un nuevo orden mundial; los imperios dejaron de existir, Bush le dio el tiro de gracia al último que existía, nunca más un Bagdad, el planeta tendrá que plantearse nuevas reglas que den muestra de la evolución de la humanidad, es momento de implementar, con los bruscos cambios del planeta, una nueva institucionalidad mundial, que busque el respeto entre las naciones, que busque el bienestar y el progreso de la gente y que garantice paz en todos sus niveles.

La victoria de Obama trae una lectura positiva, las naciones en vías de la democracia, tenemos mucho que analizar y aprender de lo que pasó el pasado 4 de noviembre en Estados Unidos, el miedo que trato de inyectar el conservadurismo no funcionó; ya por los menos los Estados Unidos no estarán en la mira mundial del desprestigio con sus personajes siniestros, el nuevo gobierno tendrá que tener cuidado, la expectativa que generó fue muy alta, pero el mundo entero tendrá que darle el beneficio de la duda a Barack Obama.