17 de noviembre de 2008

Del PRIAN, al PRIANRD (borrador)


Cuando todos hablábamos de que Felipe Calderón iba a negociar con el PRI la reforma energética, entregando ciertos estados de la república para que regresaran a ser gobernados por el tricolor, el gobierno sacó su as bajo la manga para darle legitimidad a su reforma, a sabiendas de que el PRIAN estaba consolidado para saca adelante la enmienda, era necesario darle el toque mágico a su capacidad negociadora y aliarse con “nueva” izquierda, a cambio de que el tribunal le diera un fallo a favor de Jesús Ortega en relación a la elección perredista del mes de marzo.

La decisión del tribunal nos dice lo que muchas veces nos ha venido diciendo el gobierno, nuestras instituciones públicas están simuladas con una total falta de independencia a la hora de tomar sus decisiones, el fallo no fue ni casualidad ni estado de derecho, fue una vil negociación política en primera, para sacar a delante la reforma y en segunda, para darle fortaleza a una izquierda a modo del calderonismo.

No hay mucho que decir de la “nueva” izquierda que dirigirá los destinos del perredismo; es una izquierda dócil, simulada, sin personalidades que puedan encauzar batallas electorales, ¿quién será su candidato para el 2012? Guadalupe Acosta, Graco Ramírez, Jesús Zambrano o Ruth Zabaleta ¿Qué acercamiento tendrá con el movimiento intelectual el PRD de Ortega? Ninguno, tendrán que pagar el costo de haber vendido su alma al diablo. El chuchismo tiene las mismas formas que la más sucia clase política de este país, y terminará por echarle las últimas paladas de tierra al ataúd de un partido que un día vio el interés del pueblo y que hoy ya no lo hace.

Por otro lado, el panorama no es nada alentador para la izquierda en el 2009, cuando digo izquierda no me refiero al PRD de ortega, me refiero a una verdadera izquierda que encause una renovación en la vida pública de México, el lopezobradorismo está totalmente desgastado y por la vía institucional no podrá revertir los muchos errores cometidos, hay que aceptarlo, López Obrador ha equivocado el camino después del 2006, lo rescatable y lo importante es que es una izquierda de principios pero que difícilmente sabrá ser asimilada por la sociedad.

No hay izquierda para el 2009, la de los chuchos será una izquierda tibia que pagará el precio de venderse al calderonismo, la de López Obrador tendrá que ir buscando nuevos espacios como una reagrupación en torno al PT y Convergencia pero que al mismo tiempo, tardará en volver a reconciliarse con el 35% de los votos que tuvo en el 2006, así pues que el PRI se frota las manos para ganar el congreso en el 2009 y seguir ganando espacios de poder para perfilar en el 2012 a su carta fuerte, el PAN con pugnas internas más discretas terminarán por desgatar el partido entre el PAN de Martínez, perdedor desde su arribo, y el PAN del yunque, que se niega a perder el control del partido.

No hay comentarios: