23 de diciembre de 2008

Ideas (absurdas) para rescatar a la izquierda…

Es un hecho que la izquierda no tendrá mucho que hacer electoralmente en el 2009, antes que nada tendrá que definirse un movimiento que sea el que afronte el 2012, en las próximas elecciones la izquierda tendrá como rival a la izquierda, es decir, el PRD de Jesús Ortega tendrá que pelear espacios contra el PT-Convergencia-Gobierno Légitimo. Digamos que está lucha será para definir el camino de la izquierda con la intención de llegar con un proyecto bien definido para el 2012. Al mismo tiempo, la derecha se confrontará contra la derecha, PAN y PRI serán los que se repartan el pastel con la lógica de que el PRI ganará gran parte de dicho pastel.

No pretendo ser negativo con la izquierda y presagiarle un futuro nada alentador, simplemente es lógico pensar de que en 2009 se va a conjugar los errores del Peje, la turbia elección interna del PRD y la impúdica decisión del tribunal de darle el triunfo a los chuchos. Con ese panorama no se puede tener optimismo desbordados y pensar que se tendrá el 35% de los votos y más cuando el FAP se partió en 2, así que el 2009 no será un año inútil para la izquierda, será para purificarse y los que somos partidarios de ella, habremos de definir un proyecto para el 2012 y en lo personal el proyecto menos adecuado para representar a la izquierda es el de Jesús Ortega, simplemente por ser perro faldero del gobierno de Felipe Calderón, AMLO tendrá que reiventarse y redefinirse, tiene la estructura del gobierno legítimo que ha podido empadronar a cerca de 2 millones de mexicanos que simpatizan con el movimiento, mucha gente de la sociedad civil que no está ligada al PRD y que más que nada visualizan el movimiento social como la forma correcta de renovar a México.

Bueno, doy un giro a lo que será el 2009 para la izquierda a sabiendas de que el PRI tiene todo para llevarse carro completo, sin embargo es momento de darle un plus al lopezobradorismo que tan desgastado está, si hoy los dos últimos personajes que le han dado vida a la izquierda pudieran ser antagónicos, el subcomandante Marcos y López Obrador, es momento de que ambos se fumen la pipa de la paz, y al mismo tiempo establezcan objetivos comunes. Ahora entiende el título de esta entrada, (ideas (absurdas) para rescatar a la izquierda) pudiera resultar absurdo ver a López Obrador y a Marcos sentados y listos para comenzar algo en común, sin embargo ante la crisis ideológica del movimiento pienso que ambos se necesitan, Marcos tendrá que darle mérito a López Obrador de no haber negociado con el gobierno calderonista la fraudulenta elección del 2006, pudiera resultar una bomba el poner en la misma mesa a un par de intransigentes, sin embargo, creo que es momento de bajar la guardia contra el que pudiera ser un aliado, Marcos también tiene que ver que la lucha de López Obrador se ha encasillado en el movimiento social, aglutinando a un pesado número de mexicanos que ven que el país necesita una renovación, de los cuales muchos de ellos algún vieron a marcos como el hombre del momento de la izquierda. El movimiento lopezobradorista combinado con la legitimidad del movimiento zapatista, que a la mejor ya no es mediático pero que sin embargo sigue teniendo causas justas y vigentes, harían una alianza fenomenal y al mismo tiempo encausarían al zapatismo por la vía política.

El zapatismo tiene que reconciliarse con la vida política de México, que ponga sus condiciones y es momento de que se de cuenta de que lo político es más útil que lo bohemio, maravilloso es el festival de la digna rabia que se llevará a cabo en Chiapas pero más maravilloso sería que se pudiera encausar por la vía política el fondo ideológico de la dignificación de los indígenas, no hay otro camino para el zapatismo que tomar el músculo del gobierno legítimo, pienso que Marcos y López Obrador muy en el fondo, siente admiración mutua. Lo absurdo suele ser maravilloso.

1 comentario:

carlos dijo...

Interesante punto de vista el tuyo Daniel, pero hoy Marcos te contestó tajantemente en el festival que festeja los quince años del EZLN. "El Subcomandante Marcos califica de sectario, intolerante e histérico al movimiento encabezado por López Obrador"