11 de diciembre de 2008

Pero se van a arrepentir…

Se podrán decir muchas cosas de López Obrador, a dos años de la elección presidencial los errores del peje han sido demasiados, pero jamás para que el PRD le dé la espalda a quien ha formado el movimiento más grande de la izquierda en México. Ganar espacios políticos por parte de la izquierda, a costa de solapar las aberraciones de un gobierno cimentado en el conservadurismo más inútil para gobernar, que no se fortalece por sus hechos sino únicamente por la poderosísima maquinaria de los medios de comunicación, llevará a la izquierda perredista a ser un perro dócil de quien ha mal gobernado a base de privilegios y de sumisión ante el poder económico; el PAN y el PRI podrán ganarlo todo en el 2009, no porque la razón esté de su lado, sino por una simple cuestión de markting electoral y por el impulso de quienes se dicen ser los dueños de México, los grandes hombres del dinero. Quien ha degradado las instituciones a su máxima expresión, no es el movimiento de López Obrador, es el PRIAN que ahora suma dos siglas más (RD) con la aberrante decisión del Tribunal al comprar el alma de Jesús Ortega en beneficio del calderonismo a cambio de presidir el PRD. El PRIANRD es una realidad que simulará hacer política para terminarse de quitar el fantasma del lopezobradorismo, tan lleno de yerros pero tan lleno de razones.

La izquierda ortegista que tiene a muchos operadores en el Congreso de la Unión, que cobran sus impresionantes sueldos y gozan de sus privilegios gracias al empuje de López Obrador en el 2006, dos años después, carentes de toda dignidad y convirtiéndose en títeres de la derecha, aborrecen a quien los puso en su curul con la intención de defender y legislar en pro de las mayorías, más se desmarcan de López Obrador cuando este va a la cámara para exigirles que se bajen el sueldo. Los chuchistas se ciegan por mantener la mínima cuota de poder que es tener el control del PRD y por satisfacen el ego frustrado por tantos años de fracasos chuchistas en tratar de controlar el partido, nada más deben de entender esos lacayos de Jesús Ortega que este personaje va a ser siniestro para la izquierda mexicana, que está formado al fiel estilo de nuestra clase política; la tranza, la negociación en lo obscurito y en defender los intereses personales antes de los colectivos. Un luchador de izquierda podrá estar totalmente destruido electoralmente como a la mejor está López Obrador, pero en la guerra de la ideas y de la verdadera lucha social, a un luchador de izquierda lo mantiene su liderazgo y su arropamiento por parte del movimiento intelectual. Me pregunto ¿Quiénes son los intelectuales del chuchsimos? ¿Qué intelectual, con toda la dignidad y la credibilidad que suelen otorgar, podrá impulsar al movimiento de Ortega? Carezco de respuesta. Los seguidores de Ortega deben de entender y darse cuenta de que tienen el control del PRD no por méritos democráticos, sino todo lo contrario, tienen el control del partido por consigan del gobierno calderonista del que saben que es y hace tiempo llamaban usurpador. Preferible era terminar de destruir al PRD antes de dejar la dignidad en el camino.

El movimiento de Andrés Manuel López Obrador debe de una vez por todas, inclinarse por el nuevo FAP, frente liderado por el PT y por Convergencia sin la presencia del PRD de Ortega; en el año 2000 Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, para que no le comieran el mandado de la candidatura perredista, primero se hizo candidato del PT para que al PRD no le quedara de otra más que ponerlo por tercera ocasión aunque no tuviera posibilidades de ganar; ahora bien, qué caso tiene que López Obrador tenga que remar contra corriente dentro de su mismo partido, el tiene un movimiento armado, con credibilidad para un amplio sector de la izquierda, es momento de volver encausarlo por la vía política por medio del frente. El PRD de Ortega se va a arrepentir de darle la espalda al movimiento de López Obrador, AMLO les da la vuelta hasta sin partido, el 2009 será el choque entre izquierdas y ahí va a sobrevivir la que más legítimamente actué, por esa vía, la izquierda de Ortega no tiene mucho que hacer, su misma imposición no se lo permite.

No hay comentarios: