9 de diciembre de 2008

Política Ficción

Recuerdo perfectamente como Carlos Salinas de Gortari hizo famoso el término de política ficción, fue en 2005 cuando la periodista Denise Maerker le preguntó a Salinas si sabía de los videoescándalos donde se veía al resucitado René Bejarano recibir dinero de Carlos Ahumada antes de ser exhibidos por Brozo en el mañanero, cuando se le preguntaba, él sólo contestaba política ficción o “compló.”

Me viene el término a la mente cuando escucho decir a alguien que Mouriño está vivo, en una reunión a alguien se le ocurrió decir que el learjet donde viajaba el ex secretario de gobernación bajó en Querétaro, que fue aquí donde él se bajó y que el avión siguió su curso hacia la Ciudad de México, el motivo: desviar la atención de los escándalos que su padre traía con respecto a los negocios de la familia; sin duda alguna, política ficción, a lo mejor Juan Camilo está en algún recóndito lugar de nuestro país, viviendo de lo que la tierra le da y alimentando a vacas y puercos para vivir, a la mejor hasta resulta ser vecino de Luis Donaldo Colosio.

Lo preocupante no es el hecho de que alguien se le ocurra decir tal tontería, lo tomo como lo que es y a la mejor el punto no merece el análisis; sin embargo, lo preocupante es que ya van tres personas que me lo dicen en tono alarmante: - Oye… ya sabes que Mouriño se bajó del avión, que hay reportes de que aterrizó en Querétaro- me lo dicen las mismas personas que algún día yo les dije que hubo un fraude electoral en el 2006 y que me contestaron - ¿cómo crees? Eso es una tontería, es imposible hacer un fraude electoral. - Pero bueno, esto sólo lo había visto en la última película de Batman, cuando el Guasón atenta contra el jefe de la policía de Ciudad Gótica, éste hace creer a todos que había muerto; pero no, su muerte fue fingida para acabar con el temible payaso.

Del tema de que Mouriño está vivo, paso al tema de que en el 2010 habrá una revolución, de la ficción pasamos a lo metafísico; el hecho de que en 1810 se haya dado un levantamiento armado para que supuestamente nos liberáramos del yugo español y de que en 1910 se haya dado una revolución para acabar con las injusticias sociales con las que vivía nuestro país, da como un hecho para muchos, que en el 2010 se dará una nueva revolución, a la mejor muchos piensan que cada 100 años los planetas se alinean y que eso provoca revoluciones en México, qué sé yo, bastaría con recordar al publicista de Vicente Fox, Santiago Pando, que dijo siendo funcionario de la presidencia en el sexenio pasado, que había tenido una visión de los mayas galácticos, que le habían dicho una sarta de idioteces como que en el 2006 iba a quedar un presidente de otro partido que no fuera PRI, PAN o PRD y que en el 2012, el presidente sería un indígena, palabras salidas de la boca de un funcionario del gobierno.

Yo partiría de que en 1910 se dio un movimiento social del cual, sus principios quedaron en el olvido, para que casi 100 años después tengamos un sistema basado en la injusticia como razón de ser, el capital y los intereses empresariales se han cimentado más que nunca sobre cualquier interés común, así que ¿cuál revolución hubo en México? Partiendo de ahí, no sería necesario esperar una mítica fecha para que haya algo como una revolución, las circunstancias están dadas (pobreza, injusticia, desigualdad, corrupción) para que pudiera existir una revolución; así que para qué esperar al 2010 si desde hace 10 ó 20 años pudo haber existido una; ahora bien, una cosa es que exista el panorama ideal para una revolución y otra, es que realmente pueda haber un levantamiento. México es un país conservador, la violencia se da en el marco de la ilegalidad y se encierra en el crimen organizado, la violencia en México no se daría jamás para intentar cambiar el sistema económico y social actual que rige nuestra vida, lo más cerca fue el zapatismo y terminó siendo un movimiento de resistencia; antes de un levantamiento, en una generalidad, el país preferiría vivir en el hartazgo cotidiano que decir basta, en México no habrá pronto una revolución, lo único que se le podría parecer, es que la mayoría del pueblo renueve sus formas de pensar y de actuar, y exista más que otra cosa, una revolución de conciencias, tan lejana una como la otra, el visualizar que México pueda cambiar, pienso que también es política ficción.

No hay comentarios: