5 de diciembre de 2008

Sobre la Pena de Muerte… (en borrador)


Dice la publicidad oficial del Gobierno de Felipe Calderón que en lo que va del año van cerca de 5 mil encarcelados por la cuestión del narcotráfico, las cifras de lo que no dice la publicidad oficial obviamente es que también van 5 mil muertos por las misma cuestión, es decir, en un año 10,000 personas han tenido un triste final por andar metidas en el negocio de la droga, ya sea por el lado de la cárcel o de la muerte, mi pregunta es ¿para cuantas personas dará el organigrama del crimen organizado? Porque faltan muchas más personas que aún siguen operando.

El tema del año pienso yo que mundialmente fue la crisis económica, en nivel México, pienso que el sistema mediático lo dividió entre la cuestión económica nada alentadora y el crimen organizado en todas sus modalidades, hemos hecho una clasificación donde el robo del estéreo de nuestro auto ya no nos es tan grave, eso ya es pecata minuta, lo realmente grave es la descomposición del sistema donde ya no se nos garantiza nuestra seguridad, lo que genera paranoia generalizada derivada del alto número de secuestros y personas ejecutadas. El crimen ahora se ha radicalizado y vemos lo que nunca habíamos visto y que no nos imaginamos ver, como por ejemplo, el bombazo en Morelia. Aunado a eso, el crimen ya no solo mata, sino también descabeza a sus víctimas, panorama nada alentador.

Con este contexto, el Priismo de Coahuila, puso a debate el ya tocado y desgastado tema de la pena de muerte, con miras electorales al 2009 y con un 2008 donde el tricolor recuperó terreno político, el tema les representa no una solución a un problema, el tema les representa un marketing político inteligente haciendo creer a la gente que son los que ponen el tema en la mesa de discusión a sabiendas que no será aprobado a nivel constitucional para que los estados tengan libertad de legislar sobre este asunto. Mera y puritita publicidad electoral gratuita.

El tema sin duda es polémico y no se trata de ocultarlo, ni tampoco de satanizarlo, pienso yo que el simple debate ante la desesperación de la sociedad de no vivir con el elemento básico como es la tranquilidad para tener una verdadera calidad de vida, traerá una radical visión de ver las cosas por muchos, no por todos, al final de cuentas la característica principal de nuestras posturas políticas es la polarización; sin embargo, el tema podría traer falsas esperanzas para erradicar un fuerte problema que deriva muchas veces, en la misma corrupción de nuestro sistema de justicia y otras, en la aberrante desigualdad social con la que vive nuestro país, la pena de muerte es el parche al problema, no el elemento principal para evitar un problema.

No estoy de acuerdo con la pena de muerte, en primera, porque con las leyes actuales, nuestras cárceles están llenas de muchos inocentes, los grandes delincuentes de cuellos blanco que tuvieron una posición privilegiada de poder político o económico andan libres e impunes, en segunda, porque nuestro sistema judicial es corrupto, lo dice el mismo Calderón, 50% de nuestros policías no son de fiar, jueces y magistrados son corrompidos, la justicia en México mal funciona y quizá la pena de muerte cimentada en el actuar de nuestra justicia, dejaría vivos a los que tuviera que matar como nuestro actual sistema penitenciario deja libres a los que deberían estar en las cárceles.

No me quiero ir por el aspecto humanitario, porque posiblemente que el que haya sufrido la desgracia de tener a un familiar secuestrado, quizá tenga razón en sanar la angustia vivida por medio de la muerte del victimario, eso no lo cuestiono, pero en una generalidad México no está preparado legal ni culturalmente para implementar una pena tan severa cuando las actuales leyes no sirven.

El tema simplemente servirá en este momento para que los priistas se luzcan, de antemano hay un rechazo generalizado por amplios sectores de la sociedad. No a la pena de muerte.

No hay comentarios: