24 de febrero de 2009

La economía… las malas noticias

Recuerdo perfectamente la crisis de 1994, cuando entrando al gobierno Zedillo se le vino abajo todo el cuento del primer mundo que construyó el salinismo en una cimentada corrupción familiar marca llorarás. Recuerdo, si mal no me equivoco que el dólar costaba 3.00 N$ (Nuevos pesos, con eso de que se le había quitado 3 ceros a la moneda) y para diciembre 20 ó 21, tómala barbón, $ 6.00 y paulatinamente fue subiendo hasta llegar a los $ 9.00 y bueno, en los gobiernos de Zedillo y Fox el peso se estabilizó en no más de $ 11.00, tuvimos casi 10 años de estabilidad en la paridad dólar – peso. Hoy, el mito de la estabilidad económica se nos vino abajo con un dólar al 24 de febrero de 2009 a 14.97, y con pésimas noticias como la que dio a conocer hoy el INEGI dando a conocer sus cifras sobre el empleo, según el instituto, el desempleo durante el mes de enero llegó hasta 5%, su peor nivel en los últimos 12 años. No es que pretendamos se catastrofistas, pero el ambiente no está miel sobre hojuelas para que el Presidente Calderón salga con discursos tipo Miguel Angel Cornejo a decirnos tipo Galilea Montijo o Gloria Trevi que le demos un beso muy fuerte a nuestros hijos y salgamos a rompernos el alma. Hoy el Presidente Calderón debe de hacerle honor a su estilo de visualizar la economía (tecnócrata) e implementar las medidas adecuadas para sacar a México del atascadero económico, y ello implicaría que empiece a gobernar, le quedan 4 años en los que puede poner en cintura a los mismos que menciona Denisse Dresser en su discurso del 29 de Enero en la cámara de diputados (Ver video de youtube en la entrada de abajo)

De la filosofía de Denisse, bien podrían hacerse “el perfecto manual del social demócrata” o bien, “social democracia aplicada a la triste realidad mexicana”, los títulos pueden ser variados, pero más importante que la teoría, sería aplicar las muchas referencias que Denisse Dresser da sobre la tragicomedia de la economía mexicana. Lo que tiene a nuestra economía estancada es la imposición del poder económico sobre el inepto poder político, un poder que se comporta como empleado, a palabras de Denisse, de los grandes hombres del dinero.

Lo que sigue es el diario vivir de nosotros los mexicanos, pongan atención: “Es inaceptable que los mexicanos paguemos por el cemento gris 223 por ciento más que los estadunidenses; 260 por ciento más por la Internet banda ancha; 312 por ciento más por teléfono celular; 65 por ciento más por teléfono de línea fija; 230 por ciento más por llamadas de larga distancia nacional; 116 por ciento más por electricidad residencial de alto consumo; 131 por ciento más por electricidad comercial; 36 por ciento más por electricidad de alta tensión; 5 por ciento más por la gasolina Magna; 18 por ciento más por la gasolina Premium; 178 por ciento más por la tarjeta Banamex clásica; 115 por ciento más por tarjeta Bancomer Visa; 116 por ciento más por Cablevisión básico; 150 por ciento más por crédito a la vivienda, y 26 mil por ciento más por comisiones bancarias a compras con tarjeta en almacenes. Y todo ello, a pesar de que el salario mínimo en México es 90 por ciento menor que en Estados Unidos. No podemos permitir que esto siga ocurriendo.” (AMLO- 20 de noviembre de 2006)

En fin, hay quienes piensan únicamente en imponer sus caprichos a costa del que sistema no cambie, fiel ejemplo de esto fue el pacto de Chapultepec que Slim promovió en el 2005 y 2006 según para impulsar el crecimiento de México. Bueno, sigamos en plena crisis y con el mismo esquema, al presidente del empleo algo se le ocurrirá.

No hay comentarios: