18 de febrero de 2009

LAS DESVENTAJAS DEL CANDIDATO OFICIAL



La actual contienda electoral que vamos a vivir en la entidad, me hace transportarme cuatro años atrás, cuando en el 2005, Santiago Creel era casi el candidato a la Presidencia de la República por el Partido Acción Nacional, por el único mérito de ser el elegido de Vicente Fox. Se decía que tenía veintitantos puntos arriba, que ya era un hecho de que el sería, de que el aparato del estado lo apoyaba y pues bueno, la historia la conocemos, Felipe Calderón vino de atrás para ganar en casi todos los estados y convertirse así en el candidato panista para la elección de 2006. A pesar de no ser el candidato de Fox, a pesar de haber sido regañado por el presidente cuando siendo Secretario de Energía lo destapó el entonces gobernador de Guadalajara Ramírez Acuña, Calderón le garantizaría a Fox, en caso de llegar a la presidencia, impunidad a él y su familia, a cambio de que la fuerza del estado se inclinara por Felipe para ganar (“haiga sido como haiga sido”) la Presidencia de la República.

Entrando a terrenos locales, el alcalde capitalino Manuel González Valle, ha creado un ambiente de exceso de confianza en torno a su figura, lo más probable es que el sea el candidato por parte del PAN para contender por la gubernatura; sin embargo, la denominación no es por un carisma propio ni por sus talentos como político, de hecho pienso que carece de esas cualidades para ser un buen candidato, su única ventaja competitiva ante sus dos cercanos competidores (Rivera y Rivadeneyra), es ser el candidato oficial de Francisco Garrido, podría decir que tiene mucho más oficio político y carisma Armando Rivera, ese es realmente el hombre fuerte del PAN. Si la militancia de Acción Nacional está tan perdida como sus dirigentes, el candidato será Manuel González Valle, y cuidado, porque así como hace 12 años nadie creía que Fernando Ortiz Arana perdería la elección estatal siendo el abanderado del PRI, hoy los panistas aseguran que González Valle será el próximo gobernador; exceso de confianza es el mayor de los pecados que podría cometer el panismo, porque no se han dado cuenta de que Pepe Calzada tiene mucho tiempo moviendo sus piezas y poco a poquito les va ganando terreno, Calzada no sólo trabaja la entidad, también mueve sus piezas en las grandes ligas de la política federal. No tengo la menor duda de que si hoy fueran las elecciones, el panismo de la entidad saldría triunfante, pero para el día de la elección faltas poco más de 4 meses, suficientes para que se acomode todo para que el priismo recupere la entidad sí Acción Nacional sigue viendo la política en color de rosa.

La elección donde seguramente será elegido Manuel González Valle, mientras Jorge Rivadeneyra y Armando Rivera se conviertan y acepten dócilmente ser parte de la farsa de la elección interna, será vista por el electorado queretano como eso, como una farsa, y aunado a los excesos de la administración de Francisco Garrido, donde ha convertido el aparato del estado en una pesada maquinaria de comunicación social, los queretanos en poco tiempo podrán cambiar su intención del voto y castigar al panismo votando por el PRI, siempre y cuando este partido no tome la absurda decisión de convertir en su candidato a Jesús Rodríguez, con ese candidato el panismo ganaría así pusieran a Ricardo Anaya.

La elección de Manuel González Valle como candidato del PAN, no será dentro de un proceso democrático, la candidatura del alcalde, será vista como el seguro de vida de Francisco Garrido, será quien le cuide las espaldas, será la confirmación de lo que se dice en muchos círculos de la política queretana, de que Manuel es el delfín político de Garrido, con Manuel en la gubernatura, Garrido tendrá carta abierta para seguir haciendo lo que mejor sabe hacer, negocios al amparo del poder. Manuel sólo tiene una ventaja, ir a la segura por la imposición del gobernador, las desventajas son muchas más, la mala imagen que dará el PAN al tratar de forzar un liderazgo que González Valle no tiene; la burocracia panistas le está apostando a la promoción del que podría ser su próximo jefe, no por líder, no por carismático, simplemente por el miedo de quedarse sin chamba para la próxima administración. Que el PAN siga pensando que va a ganar 2 a 1 en la próxima elección, los veremos el próximo 6 de julio, el día después, con la soberbia riéndose de ellos.

No hay comentarios: