10 de marzo de 2009

24 preguntas para priistas de hueso colorado…


¿Qué puede tener de bueno volver a ver a los priistas hacerse cargo del gobierno federal en el 2012? ¿Qué tan bueno puede ser para la consolidación de una verdadera social democracia que el priismo gane el congreso en el 2009? ¿Acaso el priismo tendrá la plataforma política exacta para frenar el alto grado de impunidad, la ola de violencia y el narcotráfico? ¿El priismo tendrá un proyecto económico exacto para frenar los muchos privilegios que gozan unos cuantos? ¿El priismo vendrá a quitarnos la tenencia? ¿El priismo podrá frenar la alta evasión fiscal de los grandes grupos empresariales? ¿El priismo le dará la espalda al lastre sindical del cual sufre México? ¿El priismo optará por una nueva política económica que vaya enfocada a reducir la inmensa desigualdad social? ¿El priismo estará dispuesto a legislar para que los altos funcionarios del gobierno tengan un salario máximo? ¿El priismo le cambiará la cara a la moneda de la impunidad en casos como los del “gober precioso” Mario Marín en Puebla o Ulises Ruiz en Oaxaca? ¿El priismo mostrará respeto por los derechos humanos y estará comprometido a no repetir episodios como los de Atenco en Mayo de 2006? ¿El priismo estará comprometido para esclarecer los impunes casos de las muertas de Juárez? ¿El priismo será capaz de ciudadanizar la política? ¿El priismo tendrá la voluntad de regular a los bancos y hacer que la banca se convierta en un verdadero motor del desarrollo? ¿El priismo será capaz de abrir por completo el sector de las telecomunicaciones y quitarle los absurdos privilegios que gozan Slim y su consorcio Telmex? ¿El priismo será capaz de poner en cintura al duopolio televisivo? ¿Tendrá voluntad para promover una tercera cadena de televisión en México? ¿El priismo tendrá la visión de ver en la educación de cada mexicano una inversión a largo plazo? ¿El priismo será sensible con la extrema pobreza en la que viven millones de mexicanos? ¿El priismo estará dispuesto a hacer de la transparencia un hábito y no una simulación? ¿El priismo tendrá conciencia suficiente para no permitir que ningún interés económico pase por encima del necesario equilibrio ecológico? ¿El priismo estará dispuesto a no proteger a todo aquel que corrompa la ley en el ejercicio del poder? ¿El priismo estará dispuesto a terminar con la corrupción en el ejercicio del poder? ¿Será capaz de darle la vuelta a su pasado y alejarse de los personajes siniestros que hicieron que tuviéramos un país sumergido en la pobreza, la desigualdad y una sociedad aterrorizada por la violencia?


Son algunas de las preguntas que tengo antes de darle mi confianza al PRI para que regrese al poder; sin duda alguna, la ferviente ola priista que nos hace pensar de que ganarán el congreso en julio del 2009 y de que Peña Nieto ganará la Presidencia en el 2012 porque según el PRI si sabe gobernar, me hace pensar que si así es, de que por medio de las urnas los mexicanos le vuelven a dar la confianza al priismo, estaríamos afianzando el conformismo y la mediocridad como proyecto del país. En la mayoría de mis preguntas, veo que con el PRI México no se convertirá en una verdadera social democracia, los grandes mandamases del país les da lo mismo si es PAN o PRI quien los gobierne, los grandes mandamases del país tendrán en Peña Nieto un gerente más para cuidar sus intereses, no veo porque hay que alegrarnos, no veo porque festejar el fundamentalismo de Beatriz Paredes al decir con toda falta de autocrítica que el PRI volverá a tomar la conducción del país, en 70 años no fueron capaces de formar una patria justa y ordenada; muy al contrario, durante todo ese tiempo, el priismo patentó una forma de gobernar que los que se dijeron ser el cambio, la adoptaron y la practicaron al pie de la letra; el panismo ejerciendo el poder, fue tan corrupto como el PRI. No podemos decir que con el PRI las viejas prácticas regresarán, ya que estás nunca se fueron, porque la inmensa corrupción fue una práctica constante de la supuesta transición democrática. En fin, la efervescencia de que el PRI regresará a los pinos y de que primero ganará el congreso el próximo 5 de julio, simplemente lo debemos ver como la imposición del conformismo, será la prueba exacta de que nuestro sistema político está agotado y de que PRI, PAN, PRD o como lo queramos llamar, están siendo conducidos por la contradicción humana. Insisto: la única opción es ciudadanizar la política.

No hay comentarios: