23 de marzo de 2009

Concremas, el escándalo que se viene…


El gran lastre del país es la inmensa desigualdad social, originada desde el mismo poder, que mantiene un sistema económico injusto que no garantiza educación, salud y seguridad para todos los mexicanos. Nuestros gobernantes son responsables en gran medida por el abismo entre ricos y pobres; el fenómeno de tremenda desigualdad, es el generador en gran medida de otros lastres, como los son el crimen, la inseguridad y el narcotráfico. Los gobernantes han hecho del poder una concesión para beneficio propio; esto no es nuevo, esto parece ser una característica esencial de nuestra clase en el poder. Los Salinas, los Fox, los Mouriño, todos los casos de excesos en el ejercicio de la función pública tienen apellido, todos gozan de una impunidad absoluta, nuestro sistema de justicia es débil como lo son todas nuestras instituciones que se dicen ser democráticas.

Parece que los gobernantes mexicanos tienen un gen corrupto, aquí ya no hablamos de gobernantes del PRI, del PAN o del PRD, la inmensa corrupción que acumuló el priismo en los años pasados, pensábamos que iba a terminar con el cambio de partido en el gobieno; sin embargo, el panismo ha demostrado que tiene igual interés por el enriquecimiento en el poder; ya no hay vergüenza, no hay ninguna sensibilidad política ni siquiera humana ante las grandes necesidades de nuestro país, la farsa de los gobierno panistas en repetir las mismas prácticas corruptas priistas de las cuales estábamos harto, habrán de llevar a nuestra nación a la desesperanza, ¿cómo queremos construir un mejor país con gobernantes que fueron el estandarte del cambio y lo único que hicieron fue aprovecharse de la confianza que se les brindó? El panismo presume de una inmensa moralidad guiadora de sus actos y de sus vidas, pero parece que en su jerarquía de valores, la justicia y la honradez son cuestión secundaria. Querétaro es el fiel ejemplo de esa voracidad de personajes que no gobiernan, que simulan gobernar mientras a la par de ejercer el poder, parecen tener un consorcio empresarial a su servicio; el caso Concremas SA de CV no puede pasar sin ser visto y sin tener un juicio justo, por lo menos de la opinión pública, Concremas es la empresa de la familia del alcalde Manuel González Valle, empresa encargada de hacer gran parte de las obras del gobierno queretano, en el acta constitutiva de la empresa aparecen los nombres del alcalde y del señor Manuel González Juaristi, es importante analizar que González Valle en tan sólo 2 años de gobierno al frente del municipio ha dado muestras de servirse con la cuchara grande, su familia ha abusado haciendo negocios y al mismo tiempo comprando a muchos medios de comunicación para que todo se mantenga en silencio. González Valle tiene intenciones de ser gobernador, habrá de ir a la candidatura, sí es que el panismo sigue siendo ciego y opta por elegirlo como abanderado, con el estigma de la clase política que tanto daño le ha hecho a México, la clase política empresarial que sólo ven en el ejercicio del poder, un beneficio propio mientras dejan a sus gobernados viviendo en el abandono.

González Valle tendrá que dar explicaciones de este escándalo que afortunadamente se empieza hacer presente en la opinión pública, hablarán de guerra sucia, pero una última pregunta, si la guerra sucia dice la verdad, ¿qué tan sucia es? Los queretanos necesitamos abrir los ojos y darnos cuenta de que una mafia tiene el gobierno y quieren mantenerlo, sólo de nosotros depende acabar con esto, basta con recordar que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, y los queretanos merecemos más que un puñado de corruptos en el poder, siempre y cuando los queretanos tengamos la voluntad de quitarlos…. Consulta mi blog, www.danielopski.com.mx

No hay comentarios: