16 de marzo de 2009

Fox y el Chapo, el panismo como desgracia.

El pasado primero de diciembre el panismo cumplió 8 años como gobierno, con el encargo de gobernarnos 4 años más, 8 años ejerciendo las mismas prácticas cínicas y demagógicas que caracterizaron la decadencia del priismo. 8 años es suficiente tiempo no para cambiar un país, pero sí suficiente tiempo para poner las bases para una nueva nación; en 8 años de gobierno, el panismo se volvió esquizofrénico, basta ver a Germán Martínez con su interminable nerviosismo y las tonterías que emana de su boca para darnos cuenta de que el panismo paralizó el cambio, Martínez es un priista de antaño en versión panista, defendiendo los inexistentes logros de los gobiernos de su partido. Más allá de que el PAN no haya podido con el paquete de gobernar, fueron más sus ansias de llenarse los bolsillos que su falta de voluntad, se volvieron perros falderos de los grandes intereses económicos y enterraron una de las grandes oportunidades para levantar este país, ¿Qué necesitaba Fox para crear el ambiente ideal para hacer que todos como mexicanos cambiáramos el rumbo de nuestra nación? Tenía toda la legitimidad dada por un histórico proceso electoral, pero es ahí donde hay que darnos cuenta, que la democracia por más limpia que aparente ser, por lo menos en México, es dirigida por los grandes hombres del dinero; si Fox hubiera representado una amenaza para los grandes consorcios nacionales y extranjeros que se han establecido en el país, jamás lo hubieran dejado sentarse en la silla presidencial, al mismo estilo que pasó con López Obrador la elección pasada.

A 8 años de que el PAN asumió el poder, tenemos un país aterrorizado por el crimen organizado, terror que no vivíamos el 1 de diciembre de 2000 día en que Fox tomó las riendas del país; muy al contrario, fue el foximos el que empezó a agudizar el problema del narcotráfico, problema que venía desde las administraciones priistas. Fue en febrero de 2001, dos meses después de que Fox asumiera el poder cuando el Chapo Guzmán se escapó de la cárcel, fue la administración foxista quien lo dejó escapara y con ello iniciar el doloroso camino por el que pasa el país el día de hoy, todo cimentado en la corrupción y la impunidad de los que se decían ser el cambio, ¿A caso el Chapo tuvo que ver en las ilegales redes financieras de Vicente Fox, para que a escasos 2 meses de tomar posesión se escapara de un penal de alta seguridad? sino fue así ¿cómo explicarnos su fuga? y peor aún, ¿cómo explicarnos que en todo el sexenio pasado y lo que va de este, no se haya tenido la voluntada de agarrarlo? Pienso que hay una relación directa entre el gobierno y el crimen organizado, su auge no se puede explicar de otra forma.

8 años en el poder y el PAN no ha podido frenar al crimen, muy al contrario, ha contribuido a su auge; 8 años del PAN en el poder, es el mismo tiempo que lleva el Chapo prófugo después de su huida de la cárcel; 8 años en el poder y el PAN tiene al país sumergido en la violencia cotidiana; 8 años en el poder y el PAN no fue capaz de cambiar el modelo económico, manteniendo a millones en la pobreza, de los cuales muchos optan por el crimen y el narcomenudeo como su modus vivendi; 8 años en el poder y el PAN simula luchar contra el problema del narco enviando al ejercito a la calle en vez de usar la inteligencia del estado cómo la opción para frenar el narcotráfico; 8 años en el poder y el PAN pretende para las elecciones del 2009 que votemos por ellos, cuando han dado muestra de ser el colofón de lo peor del priismo, 8 años en el poder, el PAN representa la desgracia en la desesperanza de un pueblo que no tiene opciones para elegir a sus gobernantes, porque el PAN al igual que todas las fuerzas políticas del país, ha contribuido a desprestigiar por completo a la política.

Me despido dándole la razón a Denise Maerke que escribe en El Universal: “… cuando una opción, la única que veo por el momento, será ir a la casilla para anular el voto y dejar constancia de la inconformidad por la falta de opciones atractivas” refiriéndose a las próximas elecciones del 5 de julio, y como concluye Juan Luís Venegas su columna titulada “2009: cuando el futuro nos amarre” en ciudad y poder el día de ayer: “Cada pueblo tiene el gobierno que merece”.

No hay comentarios: