18 de junio de 2009

AMLO re-cargado


Los anuncios de López Obrador en el sentido de que “estaríamos mejor si él fuera presidente” por lo menos sirven para el choteo, al ver el pésimo camino que nuestra selección lleva en el hexagonal de CONCACAF, lo único que nos queda decir para digerir nuestra posible ausencia en el mundial es un “chale, estaríamos mejor con López Obrador”; las críticas a su marketing político van de la ironía a la ofensa de quienes aborrecen al peje, quizá muchas críticas sean con la más mínima falta de análisis político, centrando al lopezobradorimos en el terreno de un México que nos negamos a cree o aceptar, el México subsidiario carente de educación, salud, alimentación, seguridad y orillado al abandono por nuestra clase política.

López Obrador sigue sacando roncha, la misma roncha que sacó en todos los sectores sociales, la roncha que sacó en la clase media cuando al guerra sucia del PAN la hizo creer que perderían sus empleos si él fuera presidente, empleos que con Calderón ya muchos perdieron, la roncha que sacó en la sociedad cuando se nos dijo que con AMLO iba a ver violencia en las calles, violencia que Calderón generó con su guerra contra el narco. Los problemas que se le achacarían a AMLO ahora son una realidad con el calderonismo; sin embargo, no se tiene el mismo juicio con el gobierno de Calderón que con el papel de AMLO en la política, por el simple motivo de que AMLO representa al México más desprotegido por nuestra clase política y nos negamos a creerlo como nación, me da coraje que seamos un pueblo carente de memoria, pero sí la historia es cíclica como se dice, el conservadurismo tendrá un papel ruin en nuestra historia futura y pondrá al movimiento lopezobradorista como el único movimiento legítimo en querer cambiar las circunstancias del país.

No tengo la menor duda de que el papel de AMLO en la política es contradictorio, sus errores lo han llevado a los peores niveles de popularidad; pero son sus errores, su necedad y su personalidad intransigente, lo que hacen el equilibrio en un país gobernado por la insensatez, mucho se cuestiona el peso de su capital político, pero es AMLO y no Jesús Ortega el que lleva el rumbo de la izquierda en este país, ¿Por qué AMLO no es expulsado del PRD por apoyar la causa de la alianza PT-Convergencia? Porque simplemente el PRD se queda sin el único sustento ideológico después de lo que fue la toma de protesta de Ortega como presidente de ese partido, en una elección abalada por las instituciones calderonistas. Hoy AMLO le apuesta a crear un frente para el 2012, sigue empeñado en mostrar su fuerza en torno a su persona y por lo menos ya demostró que tiene más fuerza que el propio PRD.

Quizá el fraude del 2006 se vuelva a repetir en el 2009, cuando traten de borrar del mapa los votos obtenidos por PT-Convergencia y así desaparecerlos de la esfera política nacional y dejar a López Obrador sin sustento institucional para el 2012. Esta alianza será la que legítimamente represente a la izquierda en las presidenciales dentro de 3 años, quizá se sume el PRD cuando Jesús Ortega haya pasado su gestión como presidente del partido y se pueda enderezar el rumbo de este organismo político, habrá que ver si AMLO le está construyendo camino a Ebrard para que sea él, el que encause la toma del poder por la izquierda. Por lo pronto AMLO mueve sus piezas y sigue dando dolores de cabeza, el día de ayer llamó a votar por el candidato del PT en Iztapalapa por la aberrante decisión del Tribunal Electoral de quitarle la candidatura del PRD a Clara Brugada, antes de querer ganar la presidencia, AMLO tendrá que rescatar a la legítima izquierda.

No hay comentarios: