22 de julio de 2009

¿Dónde manda Calderón?


Durante años luchamos por desmantelar la omnipotencia del Presidente de la República, luchamos por tener un congreso que representara diferentes fuerzas, luchamos por acabar con la dictadura perfecta que representaba el priismo, nuestro concepto de democratizar al país se ha quedado en estos logros, sin dar un paso certero a que eso se vea reflejado en una sociedad más igualitaria, con oportunidades para todos, sin el lastre de la impunidad y la corrupción. México es una paradoja, donde los privilegios de unos cuantos siguen siendo el puñal clavado en un país que naufraga con la fantasía de vivir en plena democracia.


Los saldos del 5 de julio dejaron a Felipe Calderón totalmente desarmado, celebro por una parte, el hecho de ver que la voluntad popular se manifestó en un rechazo abierto a las políticas del calderonismo; sin embargo, pasamos la estafeta a un priismo sin mucho aires de cambio a lo largo de 9 años, años en que los aborrecimos; celebro el hecho de ver a un Presidente acotado en su poder, Presidente que arribó a la silla del águila con una elección fraudulenta, que impulsa la misma política económica neoliberal, que hoy ha mandado a 6 millones de mexicanos más a la pobreza extrema; sin embargo, cuestiono el hecho de que la sociedad mexicana le haya puesto un pase para gol al peñanietismo para ocupar la presidencia de la república para el 2012.


Felipe Calderón, en su afán de legitimarse, opina hasta de la muerte de Michael Jackson. Quiso emular el estilo priista de operar el poder, queriendo manejar al PAN a su antojo, su chivo expiatorio, Germán Martínez, salió por la puerta trasera de la dirigencia de Acción Nacional con uno de los peores saldos electorales para el blanquiazul en mucho tiempo; quiso imponer las armas en su supuesta lucha contra el narco, sin utilizar la inteligencia del estado, prefiere lo espectacular a lo efectivo, opera contra el narcopoder michoacano, más por cuestión política que por asunto legal; Calderón, al fiel estilo de Bush en Irak, sigue con la terca estrategia militar al costo económico, político y social que sea; no tiene idea de cómo frenar la actual crisis económica que ha mermado de manera significativa el empleo, tan prometido por él a lo largo de su campaña y para colmo, hasta Vicente Fox marca su distancia con él después de los resultados electorales del pasado 5 de julio, y peor aún, tiene un frente común encabezado por Santiago Creel, Manuel Espino, Javier Corral y 3 panistas más, para impedir que Cesar Nava tome las riendas del PAN con cara al 2012, previendo un desastre electoral como el de Martínez. Y bajo este panorama, vuelvo al título de esta entrada, aumentándole un sonoro “carajo” ¿Dónde carajos manda Calderón, si ya no tiene voz latente en el país y ya no tiene poder dentro de Acción Nacional?


Sería mucho preguntar, ¿Dónde gobierna Calderón? Simplemente dejo la interrogante, en el hecho de mandar, ya ni siguiera gobernar. Calderón pasará el próximo trienio contrastando la imagen eufórica de la madrugada del 6 de julio del 2006, cuando el conteo de actas de la elección presidencial le daban una ventaja de .25% sobre López Obrador, con la imagen de un país naufragando por el precio de su necedad, como dice el refrán… “En el pecado, está la penitencia”….

No hay comentarios: