23 de diciembre de 2010

Diego Fernández… la pantomima.


¿Por qué tendríamos que mostrar sospecha los mexicanos sobre el desenlace final del secuestro de Diego Fernández de Cevallos? El estado y la televisión en mancuerna, nos han acostumbrado a dudar de todo, más cuando Genaro García Luna acostumbra a montar puestas en escena de los actos de la policía para que podamos ver, en horario triple A y bajo la visión de López Dóriga, las heroicas acciones en materia de impartición de justicia.


Diego Fernández es liberado, con barba que causó el extremo sarcasmo en las redes sociales; se le dijo de todo en manera de burla: Santa, Shaya Michán, Leonardo Stemberg, papa pitufo… optamos por el humor negro en vez de la seriedad de los problemas, que podrían oscilar entre el trágico secuestro de un personaje de tanto peso como Diego Fernández y una maquiavélica estrategia de manejo de agenda en los medios, como las muchas que lleva a cabo el estado.


Diego Fernández está libre, orgulloso de su barba, parecida a la que lucia como cuando pactó con el salinismo las concertacesiones políticas, aquel mítico personaje del panismos que sabía negociar a cambio de dadivas del sistema, como cuando no tuvo empacho en quemar los paquetes electorales del 1988. Diego libre pero bien peinado, lo que nos hace pensar que el periódico el Universal y su amigo, el periodista José Cárdenas, no estaban tan equivocados cuando anunciaron la liberación de Diego por anticipado, lo que puso en jaque todo el show mediático que veríamos días después.


Diego se luce libre y barbón, el escándalo tiene que terminar en la forma que a Televisa le gusta terminar sus telenovelas; el jefe Diego, después del cautiverio, llega con ramo de rosas para la novia, digno de una producción de Ernesto Alonso, me causó extrañeza que no estuviera Lucero para recibirlo vestida de charra cantando “Volver volver”; el show estaba montado y había que desviar la atención de un lamentable fin de semana para México, la lamentable muerte de Marisela Escobedo, que se convierte en un símbolo de la putrefacción del estado mexicano; la huída de 140 reos de un penal en Tamaulipas, realidad de la justicia calderonista; la explosión de ductos de PEMEX en San Martín Texmelucan, Puebla, realidad de nuestra política petrolera intestada de corrupción; todo esto en paquete fue aplastado por la liberación de Diego, y se entiende por el peso del personaje, lo que no se entiende es la movilización mediática en torno a lo que este secuestro pudiera resultar en términos políticos; nada es casualidad, menos en un país donde el sistema está perfectamente estructurado para hacernos creer lo que realmente no pasa.


Diego Fernández agradece a Dios y a la virgen, sale del infierno regordete y chapeado, al momento de hacer contacto con las cámaras, afirma haber perdonado a sus captores, afirma que el secuestro igualmente se trató por cuestiones ideológicas; el panismo encuentra aire por medio de su gurú, el traficante de influencias, el hombre que sometió al estado a favor de intereses particulares, el símbolo de la arrogancia, aquel de punta diamante, de Jugos del Valle, de la familia Ramos Millán, el Diego de siempre, el que desafortunadamente muchos admiran su talento como político que sirve para negociar porquería y media en vez de encausarlo al beneficio de la sociedad. Es necesario poner las cosas en su lugar, Diego es una de las grandes lacras que ha dado la política en nuestro país, su arrogancia es símbolo en gran medida de la decadencia a la que ha llegado nuestro sistema político. Lo peor, ahí tienen los panistas a un posible gallo para más o menos salvar su debacle electoral en julio de 2012.

9 de diciembre de 2010

Carta a López Obrador

Santiago de Querétaro, Qro. a 8 de Diciembre de 2010

Estimado Andrés Manuel:


Nunca me voy a cansar de defender tu lucha y sobre todo, reconocer que has sido un personaje trascendental en la historia contemporánea de este país. Has mantenido posturas firmes ante el interminable saqueo de una oligarquía rapaz, ante los interminables abusos de los que ostentan el poder y sobre todo, has mostrado una voluntad de acero para intentar cambiar a este país.

Me considero lopezobradorista, porque al leer o escuchar tu discurso sigo pensando que tienes razón; cuando pienso que nos hemos equivocado, escucho otra vez las razones de tu lucha y vuelvo a pensar en lo importante que ha sido tu andar por la política.


Fuiste un personaje que puso de rodillas al sistema, un sistema que sacó lo peor de sí mismo, para poner en riesgo la paz social del país al robarte la presidencia en 2006, y como sea, pudiste controlar que este país no se desbordara en violencia, eres un pacifista; pero igualmente pienso que el movimiento fue responsable de no haber sido capaz de haberle ganado hasta al árbitro, se cometieron errores garrafales pensando que ganaríamos la elección caminando, y de eso, todos los que formamos parte del movimiento somos responsables.

Han pasado 4 años y medio del fraude electoral del 2006 y hoy aspiras nuevamente a la presidencia de la República, concibo tu papel ya no dentro de la esfera política sino de la lucha social, pasarás a la historia de México no como un gran político sino como un gran luchador social, de aquellos que le sacan ámpula a la arrogante clase política.

Hoy que aspiras nuevamente a la presidencia de la República, veo que la brújula del movimiento se ha perdido totalmente, entiendo perfectamente las razones de no estar de acuerdo con una alianza entre el PRD y Acción Nacional, pero igualmente debes comprender que tanto el PRD y Acción Nacional y todos los partidos políticos, incluyendo el PT, están sumidos en una profunda crisis de identidad y totalmente alejados de los intereses de los mexicanos. Veo ese círculo vicioso en el que, por un lado, al querer imponer un candidato en el Estado de México, estarás ayudando a los intereses de Peña Nieto, y por otro lado, entiendo esa parte de estar en contra de una alianza con el PAN; sin embargo, debes entender que debes pelear contra el sistema y no contra los partidos, tú mismo entiendes que Felipe Calderón es un gerente al servicio de un sistema, el próximo aspirante a ocupar ese puesto gerencial es Peña Nieto, si tu postura fuera tan radical de estar en contra de todo el sistema partidista, ya estarías formando un nuevo partido y no estarías a expensas de los igualmente corruptos PT y Convergencia, hoy el sistema político tan agotado y corrupto se perfila para imponer a Peña Nieto y no me cabe en la cabeza que eso no lo entiendas, sino que al contrario, hasta involuntariamente puedes impulsar que llegue a ser presidente.

Debes entender que la política no está representada sustancialmente por lo peor de los partidos sino por lo peor de las personas, debes entender que la ciudadanía cada vez se identifica menos con los partidos y vota mejor por los candidatos, que da igual votar por un PAN que por un PRI y por un PRD y hasta por un PT, pero que no da lo mismo votar por un Gabino Cué que por un Ulises Ruiz; Oaxaca es el ejemplo fiel de que la política se debe ciudadanizar, dejando atrás purismos ideológicos que sólo sirven para crear autoritarismo. El gobierno de Ulises Ruiz fue lo más decadente que pudo haber existido en Oaxaca, bajo tu postura de no ir a las alianzas, Ulises Ruiz hubiera dejado en su lugar a uno igual de corrupto y asesino que le cuidara las espaldas. Por eso pregunto ¿Por qué no ir contra lo peor del priismo, contra los personajes que más han dañado a México, en una alianza que pueda postular perfiles que vuelvan a dignificar la política, como el caso de Gabino Cué?

No puedes mantener posturas tan intransigentes en ese aspecto si en el 2006 vimos en la Alianza por el Bien de Todos, alianza que tú encabezabas como candidato presidencial, a personajes como José Guadarrama, ex priista con la peor reputación por su mapachismo electoral y señalado de asesino y que tú con tu empuje lo hiciste senador de la República. No puedes pensar que el movimiento que encabezas y con el cual yo simpatizo, va poder llegar a la presidencia después del desgaste de 4 años. No puedes cometer los mismos errores de Cuauhtémoc Cárdenas, y ser al paso de los años, señalado como freno para el cambio. Por qué no sumar tus baterías a Marcelo Ebrard, cuando él también arriesgó todo su capital político a favor de tu causa, y dígase lo que se diga, en el DF ha hecho un digno papel alejado de los reflectores.

Si sigues con la postura de que el movimiento eres tú, estarás destinado al olvido político, estarás acompañado de los duros y al final tu movimiento, ayudará irónicamente para que Peña Nieto sea presidente de México. Tienes el legítimo derecho de aspirar nuevamente a la presidencia, es más, desearía que en 2012 ostentaras ese cargo; sin embargo, espero que hagas la correcta estrategia para que estés a la altura de Heberto Castillo y no de Cuauhtémoc Cárdenas. Espero que tengas esa capacidad de analizar el papel que juegas en la política y puedas encontrar el cauce perfecto para transformar este país, y no necesariamente encabezado por ti, sino por tus bases y por tu integridad como persona.

Para ti, toda mi admiración y respeto.

Atentamente


Daniel Muñoz Vega

18 de noviembre de 2010

Notas anticipadas sobre el 2012


Todo mundo ya habla de las elecciones federales del 2012, sin antes pensar que ese año depende en gran medida del 2011, que a la vez, será el segundo experimento de lo que fueron las alianzas del 2010.


Podemos empezar a hacer conjeturas en torno al 2012; por un lado está Enrique Peña Nieto, que hoy pudiera ser, basados en encuestas de popularidad, el próximo Presidente de México; sin embargo, tendrá que enfrentar el próximo año el reto de la elección a Gobernador en el Estado de México; si la alianza PRD – PAN surge efecto, podrían dar un duro golpe al que se dice que es el político más popular del momento. Pero a la vez, la alianza PRD – PAN podría frenar sus aspiraciones de vencer anticipadamente al peñanietismo por el factor López Obrador, que hoy aparentemente ha decidido mandar como candidata al gobierno del Estado de México a Yeidckol Polevnsky, esta decisión de AMLO de ir con Convergencia y PT a la elección del Estado de México, representa una amenaza para PRD- Acción Nacional, no porque AMLO vaya a ganar, de hecho lo veo casi improbable, pero los votos que la alianza Convergencia – PT obtuvieran, podrían ser los que necesitara PRD-PAN para ganar la elección, lo que haría que el peñanietismo se enfile de manera tranquila para el 2012.


Muy improbable es que AMLO logre ganar la elección del Estado de México, si eso sucediera, sería resurgir como el ave fénix para encarar su candidatura a la presidencia un año después.


Ahora bien, si la alianza PAN – PRD gana la elección en Estado de México a pesar de López Obrador, pudiéramos estar hablando de que Marcelo Ebrard pudiera encabezar la alianza de los partidos que hace 4 años se sacaban los ojos en aquella elección tan polarizada. Si así pinta el escenario, el experimento chuchista de aliarse con su antítesis política daría los resultados esperados como único antídoto para frenar a Peña Nieto.


Y ante el país de nunca jamás que es México, resulta muy bizarro que involuntariamente, el aliado número 1 en estos momentos para Peña Nieto, no es ni Beltrones, ni Salinas, ni Beatriz Paredes, sino López Obrador, que pudiera ser el que merme los votos de la alianza PRD – PAN sin lograr tampoco ganar la elección.


López Obrador está acorralado, su figura no encaja en el esquema de la política mexicana, soy defensor de sus causas, sigo pensando que es el único político con el diagnóstico más exacto de lo que le pasa a México; sin embargo, la elección del Estado de México en 2011 podría ser la lápida a su movimiento y a la vez el fortalecimiento del Peñanietismo, creo que las posibilidades de que salga bien librado son pocas, ni siquiera se asemeja a estar jugándose un volado; por mientras, Marcelo Ebrard no le queda más que seguir posicionándose poco a poco mientras en el Estado de México la carnicería está por empezar.

17 de noviembre de 2010

CLASEMEDIERO...


Recomiendo ampliamente el libro CLASEMEDIERO, libro escrito por Luis de la Calle y Luis Rubio, un libro que describe la actual situación de la clase media en nuestro país, anteponen la hipótesis de que México ya no es un país pobre, sino más bien es un país de clase media que todavía no está bien cimentada.


El libro nos explica brevemente los orígenes de la clase media en México, hasta cuales son los frenos que hoy impiden el fortalecimiento de dicha clase. Los autores establecen, que la clase media se distingue por tener una propia conciencia y que tiene una visión característica de su posición en el mundo actual y en el futuro del mismo. Habla de una clase media pensante, que busca estabilidad pero impulsa cambios, aunque por otro lado, rechaza para bien o para mal, cualquier cambio que arriesgue su posición económica, por eso podemos decir en términos generales, es una clase media conservadora.Explican los autores, que la clase media tiende a sufrir de manera más fuertemente las consecuencias de las revoluciones y la inestabilidad de cualquier tipo y por consiguiente, la clase media constituyen un pilar fundamental de la democracia y de los cambios graduales.


Hay una frase en el libro que en términos generales la compro todita, “LA DEMOCRACIA EMPATA, DE FORMA NATURAL, CON LAS CARACTERISTICAS DE LA CLASE MEDIA”. Hay una explicación interesante del por qué Calderón alcanzó en las elecciones presidenciales a López Obrador, ellos establecen que la población con menos de 9 salarios mínimos de ingreso familiar y la gente con más de 15 salarios mínimos de ingreso familiar, tenían definido su voto o cambio poco en los meses subsiguientes; sin embargo, la población que oscilaba entre 9 y 15 salarios mínimos de ingreso, determinaron su voto a favor de Felipe Calderón, lo que se entiende como un clase media.


En el libro se establece que la Clase Media busca su propia politización, dejando atrás la idea de ser una persona como parte de un movimiento masivo, y que este cambio, tiene mucho potencial para cambiar la sociedad.


El acceso a internet es fundamental para el fortalecimiento de la clase media, ya que es el acceso a nuevas formas de comunicación como las redes sociales y también es el acceso al conocimiento, y ante mayor conocimiento, mayor será el ingreso que se tiene. Algo muy interesante es que el fortalecimiento que se ha logrado de la clase media es por medio de un ingreso familiar, es decir, que varios miembros de la familia aportan para mejorar la calidad de vida de todo el núcleo, no solamente el ingreso de una sola persona como se da en países más desarrollados. Este fortalecimiento se ha dado igualmente por la reducción de la tasa de fertilidad, ya que el promedio de hijos por madre fértil en la actualidad es de 2.05 hijos. En términos generales, plantea una realidad muy distinta a la que vivieron nuestros padres.


CLASEMEDIEROS explica los hábitos de consumo dentro de la clase media; el amplio crecimiento en usuarios en telefonía celular, acceso a internet, televisión de paga, el incremento de universidades privadas y el incremento en servicios educativos, igualmente el aumento en créditos hipotecarios y en tarjetas de crédito; todo esto, síntomas de una clase media en crecimiento.


Una conclusión importante, es que para que haya un fortalecimiento de la clase media en México, este se tiene que dar como resultado de una estrategia fiscal del gobierno dirigida a redistribuir la riqueza.Insisto, CLASEMEDIERO es una lectura imprescindible para todo analista político, mercadólogo, analista financiero, etc… y en general, para todo clasemediero que trate de dimensionar su posición social como base para el detonante económico del país.

16 de noviembre de 2010

Implicaciones políticas del caso Bosque


El fraude cometido por Javier Bosque, parecía ser una noticia de morbo para la clase media queretana que de pronto, pasó a ser un asunto con implicaciones políticas al verse involucrado hasta el Presidente Calderón. El tema ya fue parte de la agenda del gobernador Calzada, y después de la lista de los defraudados que sacó el periódico Plaza de Armas el día 16 de noviembre, estamos hablando que la clase política está fuertemente involucrada en este asunto.


Tal parece que Querétaro no aprende acerca del chasco que terminan siendo los “milagros financieros”, hace ya casi tres años, muchos queretanos fueron defraudados por una supuesta empresa denominada K2DAY por medio de la cual, Carlos Valente Ríos Conde, prometía intereses irreales, el modus operandi era el mismo que usaba Bosque según las crónicas de los periódicos en torno a los defraudados; al principio, los primeros pagos eran puntuales para después, despertar la avaricia de la gente y hacerles creer que este esquema de negocio era rentable, ya con la confianza ganada, muchos le metieron fuertes cantidades que ya nunca pudieron recuperar.


Independientemente de las mañas de Bosque, dice un dicho que “la ocasión hace al ladrón”, por eso creo que los defraudados lamentablemente también tienen culpa en haber arriesgado su patrimonio a un negocio no regulado por ninguna institución financiera y más lamentable es, que los supuestos políticos defraudados por Bosque, encargados de ejercer el poder y en muchos casos responsables de crear el ambiente adecuado para propiciar el estado de derecho, hayan pretendido ganar dinero de manera fácil, obviamente dinero que en caso de haber generado las supuestas ganancias de 7% quincenal, jamás hubiera sido reportado en sus respectivas declaraciones anuales.


El tema tiene implicaciones políticas de consideración, debido a que el presidente Calderón inauguró los estudios de grabación del defraudador cuando las campañas políticas del 2009 estaban a escasas dos semanas de finalizar. El periódico Plaza de Armas y algunas personas en Facebook, ya hicieron pública la foto donde sale la familia de Bosque junto con el presidente Calderón y su esposa, lo que embarra directamente al presidente Calderón, quizá sin deberla ni temerla.


Igualmente, si el presidente Calderón ve afectada su imagen, pondrá todo el aparato de inteligencia para localizar en algún rincón del mundo a Javier Bosque, igualmente como ya lo anticipó el Gobernador José Calzada, la parte que le corresponde al gobierno del estado de Querétaro, hará todo lo posible por traer a Bosque para que repare los daños.


Es importante destacar que Bosque pegó directamente a muchas familias queretanas de “abolengo”, aquellas que muchas veces se han comportado como intocables y que hoy, se cuestionan su ingenuidad al haberle comprado la idea a Bosque, de que en poco tiempo duplicarían sus millones. Estas importantes familias queretanas, ejercerán sus posiciones políticas para tratar de recuperar lo más que se pueda de lo que hoy, ven como perdido.


Lo más lamentable de esta situación, son aquellas personas que literalmente entregaron hasta escrituras de sus casas, perdiendo en automático su patrimonio; es de analizar la forma como Bosque pudo engañar a tanta gente, digno de un guión de cine al estilo de las películas de grandes estafas. Espero que pronto, todos los afectados puedan recuperar su dinero, aunque muchos tengan que explicar a la Secretaría de Hacienda, el origen ese dinero.

EFECTO DOMINO (15 de Noviembre de 2010)



15 de noviembre de 2010

La infamia Coppel…


¿Qué se pude esperar de los directivos de Coppel, después de la tragedia que sucedió el pasado 9 de noviembre en una de sus tiendas de Culiacán Sinaloa? No podemos esperar que tengan un sentido de justicia, esta no puede surgir después de los lamentables hechos donde murieron 6 trabajadoras que realizaban sus labores en condiciones de esclavitud; si la familia Coppel actuara con esa supuesta “responsabilidad social” que muchos empresarios mexicanos presumen, simplemente no hubiera sucedido tal tragedia. ¿Qué podemos esperar? Que simplemente hagan valer el apellido, que cantaleteen a las autoridades federales y locales los apoyos que han dado a los respectivos gobernantes que hoy ocupan sus puestos de elección popular, entre ellos el mismo presidente Calderón, y para efectos prácticos, simplemente sacar la chequera para no tratar de remediar lo irremediable, sino para apagar las llamas que pudieron haber surgido por un sentido de justicia.

Enrique Coppel Luken, dueño de las tiendas Coppel, escribió en 2006 una carta a sus 25 mil empleados de todo México, donde los invitaba a votar por Felipe Calderón, uno de los párrafos dice así: Nuestro México necesita un presidente del primer mundo, moderno, joven, con visión internacional y global, que vea al futuro, no un presidente de país subdesarrollado tipo (Fidel) Castro, de Cuba, o (Hugo) Chávez, de Venezuela, que ven al pasado, como sería el del PRD. Eso dice la carta que en su momento también fue parte del expediente de la guerra sucia que argumentó la Alianza por el Bien de Todos que encabeza López Obrador.

El martes 9 de noviembre, en una de las tiendas Coppel de Culiacán murieron 6 empleadas que realizaban un inventario en la tienda, murieron al estar encerradas y no poder salir cuando comenzó un incendio en dicha tienda; todos los accesos estaban con candados para que no pudieran salir al estar realizando el inventario y por “seguridad” de que no se fueran a robar nada, el humo las terminó asfixiando y ahora la tragedia puede ser un expediente más de la impunidad en México.

Después de la tragedia, la maquinaria empresarial Coppel empieza a amedrentar a los trabajadores para que no hablen de sus condiciones de trabajo con los medios periodísticos; tratan de hacer creer a la opinión pública de que fue un accidente y que por lo tanto los accidentes no se pueden prevenir. Este lamentable suceso será un folder más en el expediente de impunidad de nuestro sistema político mexicano, porque simplemente se habla de que las autoridades de la secretaría del trabajo del estado de Sinaloa, se limitarán a multar a la empresa con las sanciones administrativas correspondientes, dudo mucho que haya una trascendencia penal; basta con señalar que los Coppel son una familia cercana al calderonismo y que por lo tanto, como lo fue el caso de la guardería ABC el año pasado en Sonora, no habrá justicia, porque los apellidos en el México calderonista, siempre van a estar por arriba del estado de derecho.

A escasos días de cumplir los 100 años de que se llevó a cabo un simulacro de revolución en nuestro país, las formas del trabajo siguen teniendo esquemas de explotación, dándole forma a lo que podría ser una nueva esclavitud. Es lamentable que el poder económico que representan las familiar de dinero, esté por encima de nuestro marco legal y del poder que se dice gobernarnos.

1 de noviembre de 2010

El panismo a 10 años

.......la vía radical en política: “Estaba satanizada –aduce– pero no es otra cosa que ir a la raíz de las cosas; hacerlas a fondo. Era importante reivindicar esa palabra.... / Porfirio Muñoz Ledo - 1 de noviembre de 2010 en entrevista con La Jornada....


El próximo primero de diciembre el panismo cumple 10 años de ocupar la presidencia. Escribir sobre Vicente Fox resulta inútil desde el punto de vista que el foxismo no sólo no aportó nada a la democracia, sino que a la vez fue un mal karmático para nuestro país que seguimos padeciendo, que contribuyó a desprestigiar a las instituciones públicas, y en todos los sentidos, fue un mal para la vida democrática de México. Fox se enriqueció del sistema, Fox frenó los pocos avances democráticos de México, Fox fue un títere de la oligarquía, Fox retrocedió los avances en materia de impartición de justicia; Fox en términos generales, tendrá un justo juicio en la historia, y más allá de ser aquel que derrumbó al unipartidismo, Fox tendrá que pasar obligadamente como la continuación de un régimen en total estado de putrefacción el cual, a 4 año de calderonismo, pareciera que vemos sus últimos coletazos; sin embargo, todo aparenta que el peñanietismo quiere ponerle suero al muerto para que el sistema dé 6 años más de saqueos e infamias.

En el debate político de todos los días que llevo a cabo con quien me topo, en especial con los buenos amigos, el tema de la mañana fue que en 12 años que habrá de cumplir Acción Nacional en el poder en el 2012, habrían sido suficientes años para comenzar una transformación de fondo en el país, que se visualizara principalmente en educación y en el mejoramiento de la calidad de vida de todos los mexicanos.

Muy al contrario de transformar el país, en 10 años que lleva Acción Nacional en el poder, tenemos un país con mayores índices de pobreza que cuando Fox tomó las riendas de la presidencia; el estado hoy por hoy, está más cínicamente secuestrado por los intereses de unos cuantos; a 10 años de panismo, el gobierno no fue capaz de llevar a cabo una revolución educativa sino que aquel engendro sindicalista que estaba congelado en el zedillismo de nombre Elba Esther Gordillo, el panismo la protegió a lo largo de todo este tiempo y le dio demasiadas prerrogativas, dando lamentables resultados en educación; en tan sólo 10 años de panismo, el narcotráfico se fortaleció con la huída de Joaquín Guzman Loera de un penal de máxima seguridad y hoy el panismo simula una lucha contra el narcotráfico que ha dejado 30 mil muertos con un escenario militarizado que no es digno de una democracia; con el panismo las grandes fortunas se siguen acumulando a costa de un pueblo sumido en la ignorancia; eso representa Acción Nacional para nuestro país, un panismo que fue continuidad del priismo que entregó el poder el 1 de diciembre del 2000.

En los primeros 6 años de panismo, el foxismo pudo haber construido nuevas formas para ejercer el poder reorganizando al estado, con toda la legitimidad con la que arribó al poder, Fox pudo haber transformado las instituciones para construir una social democracia y hacer las reformas necesarias para construir un mejor país; sin embargo, prefirió ejercer el poder bajo el mismo esquema que se venía haciendo y que ya era de por sí corrupto.

Por eso pienso que hablar del foxismo es inútil, simplemente sirve como referencia histórica de lo que se hizo de mala manera, el foxismo jamás servirá para hacer referencia a temas como democracia, libertad, progreso, aunque patéticamente el Centro Fox tenga no sé cuantos textos en dichos temas; quizá el foxismo sirva para que los estudiosos de la psicología analicen el egocentrismo de un personaje que llevó a millones a padecer los males de una democracia simulada.

El calderonismo habla por sí mismo, empezó mal y peor está terminando, llegó con más compromisos por cumplir, con poca legitimidad y sin un rumbo bien trazado. El eje de su campaña era el empleo y al empezar su gestión decidió convertir la guerra contra el narcotráfico como su prioridad. Calderón hoy está acorralado y en 2 años dejará el gobierno, con resultados pobres en crecimiento económico, sin dejar una huella transformadora, terminará estos 12 años de panismo pidiendo esquina, con la conciencia de que fue un freno para que el país avanzara.

Insisto, a 10 años de panismo el país no se transformó, sino todo lo contrario; peor aún es que el esquema político en el que operamos está diseñado para que Televisa imponga al próximo Presidente de la República. Lamentable.

31 de octubre de 2010

Violencia en México

En la rutina diaria de la vida de los mexicanos, la violencia es el tema que comentamos a todas horas, celebro el hecho de que no nos deja de asombrar el excesivo número de muertos que aparecen como una cotidianidad en las noticias, no podemos perder la capacidad de asombro ante los 30 mil muertos que van en el sexenio, el día que eso pase, habremos dado un lamentable paso hacia la indiferencia, y la resignación sería una batalla perdida. Sí bien es claro que nada podemos hacer para frenar esta política de estado del gobierno calderonista, nuestro asombro es por lo menos la forma como podemos manifestar nuestra inconformidad.

La semana del 22 al 28 de octubre ha sido una de las más violentas del país, más de 60 muertos fueron los que se acumularon a lo largo de esta semana, más lamentable es que en su mayoría fueron adolecentes y jóvenes las víctimas recientes, y ante la trilladísima frase de que los jóvenes son el futuro de México, y ante la situación de violencia y el lamentable panorama económico, tal parece que no hay futuro. El desánimo generalizado es comprensible.

Entender el fenómeno de la violencia en nuestro país no es fácil. La violencia en México no es producto de la guerra contra el narcotráfico de Calderón, está claro que esta guerra es una lamentable expresión de violencia, la cual generará aún más violencia, pero no podemos decir que México es violento desde el 1 de diciembre de 2006 cuando Calderón decidió emprender su guerra, las causas son otras y tienen que ver mucho con el sistema político y social establecido en nuestro país.

Pienso que la desigualdad social es la principal expresión de violencia en nuestro país; México es extremo, aquí lo vemos todo, desde las carencias más lamentables donde millones de mexicanos no tienen lo indispensable para vivir dignamente, hasta los excesos más cuestionables en las clases dominantes, y digo cuestionables por el origen de muchas riquezas, como es el caso de nuestra clase gobernante que es capaz de hacerse de todo en 3 ó 6 años, y si el sistema permite eso excesos, está condenado a ser violento; cuando las clases sociales tanto altas como bajas con extremas diferencias van acompañadas con sus propias patologías, como las formas de delincuencia de las diferentes clases, como pudiera ser el que te asalta en metro o como el que estafa el erario; ante estos panoramas sociales, los esquemas dejan de ser funcionales y se vuelven violentos.

La desigualdad social es la raíz de la violencia que vivimos en México, el sistema económico implementado en el país ha concentrado la riqueza en pocas manos, teniendo una base de 50 millones de pobres sin acceso a una mejor calidad de vida. Por eso pienso que nuestra clase gobernante es en gran medida responsable de la desigualdad, porque son ellos los que se han sometido a los intereses de unos cuantos, impidiendo que el sistema cambie, porque cambiar el sistema sería permitir que un cúmulo de potentados perdieran sus beneficios.

Por eso se me hacen grotescas las expresiones de prepotencia que vemos todos los días en México, como el hecho de que la misma seguridad sea un privilegio de la clase dominante, que para no ser afectados por la violencia que ellos han generado, vivan la vida en camionetas blindadas y con escoltas, eso no pasa en países donde no hay diferencias tan abrumadoras en las clases sociales, países o sistemas que se ha preocupado por fortalecer a la clase media en vez de dar toda clase de concesiones y prerrogativas a las clases dominantes.

México es violento por clasista, vemos violencia desde la entrada a un antro donde se clasifica a la gente como de primera y de segunda, son muy comunes las expresiones despectivas en torno al color de la piel o a la posición social, tenemos la pésima costumbre de segmentarnos como gente bien, nacos, indios, rico y pobres, generando barreras que generarán violencia, porque estas barreras no permiten que haya las mismas oportunidades para todos; el día que nos entendamos como ciudadanos iguales y respetemos los derechos de todos, el país comenzará a ser menos violento.

La desigualdad social es la raíz de la violencia porque esta no permite generar oportunidades de desarrollo, no genera igualdad de oportunidades a la vez, la falta de acceso a la educación hace que millones de jóvenes (esos que son el futuro de México) sean presas del crimen; la desigualdad hace que se busque el sustento y por eso vemos las esquinas de las calles de México intestadas de limpiaparabrisas, que a la vez son presas del vicio y del ocio y que muchas veces reciben el desprecio de la sociedad en general. Todo eso por donde lo queramos ver genera violencia.

Hablar de la violencia calderonista, es hablar del resultado que dio un sistema impuesto hace mucho en nuestro país, es hablar de la continuidad de políticas erróneas que han generado esa violencia, pienso yo que sería mucho más efectivo invertir esos millones de pesos que se han gastado en esta guerra en poner escuelas, hacer de la educación una verdadera política de estado y al mismo tiempo llevar una correcta regulación de la economía. Mientras eso no suceda y el gobierno siga simulando acabar con el crimen por medio del crimen, este país tocará fondo para seguir escarbando, el fondo no será suficiente para seguir viendo la degradación total de nuestro sistema.

Quien piense que con balazos se acabará el problema, yo nada más le preguntó ¿qué será de los huérfanos que ha dejado esta guerra? ¿Qué será de los niños y adolecentes que ya traen en mente vengar la muerte de sus padres que dejó la guerra contra el narco? ¿Qué futuro tendrán estos niños que en el lapso de 10 ó 15 años serán jóvenes? ¿Qué será de México si seguimos manteniendo este ritmo de violencia por los próximos años? ¿No sería mejor encontrar otra solución a la lucha contra el narcotráfico?

No podemos seguir con este karma colectivo de violencia, no podemos esperar a que seamos nuevas víctimas, que al pasar caminando por la calle, al cruzar un reten, al sufrir un asalto, sintamos el dolor generado por una absurda política de estado. La violencia en México se soluciona educando al pueblo y dando las mismas oportunidades de desarrollo para todos.

22 de octubre de 2010

EL CANDIDATO QUE PERDIO LA ELECCION


Pre-danielopski... esto lo escribí el 17 de abril de 2007....


Hubo una vez un candidato que perdió una elección presidencial y no quiso reconocer su derrota, eran las elecciones de Julio, ese candidato era de la oposición y a pesar de su carisma perdió la elección, no obstante eso, se alió con otros actores políticos y decidió no reconocer al presidente que supuestamente había ganado la presidencial.

De pronto empezó hacer marchas por la ciudad de México y peor aún, a pesar de que no había ganado la elección, hizo un plantón en la calle de Reforma en el DF, tenía a muchos seguidores, mismos que se sumaron a la lucha para hacer un recuento de voto por voto y casilla por casilla. Este candidato supuestamente hizo una resistencia civil pacífica
En el clima de la tensión postelectoral, se vino la resolución del colegiado electoral que validaba la elección y los legisladores del candidato del partido oficial estaban felices, estos se subieron a la tribuna del congreso para defender la supuesta victoria de su candidato coreando su nombre.

En todo el congreso se peleaban unos con otros, lógicamente, la televisión desprestigiaba a todos aquellos que no reconocían los resultados electorales, las dos televisoras, ya habían cerrado filas con el candidato del partido oficial.

El candidato perdedor, que realmente había perdido la elección, siguió luchando por limpiar la jornada electoral; pasados los meses de la elección, terco de que él había ganado, decidió hacer un gobierno alterno, en le cual tomó protesta cómo Presidente Legítimo y en el cual creo un gabinete, en dicho gabinete estaba Vicente Fox Quezada como secretario de agricultura


Para que quede mas claro….

Hubo una vez un candidato (Manuel J. Clouthier “El Maquio”) que perdió una elección presidencial y no quiso reconocer su derrota (Quedó en 3er. lugar de la votación, se vivió un gran fraude electoral en contra de Cuauhtémoc Cárdenas), eran las elecciones de Julio (1988), ese candidato era de la oposición (PAN) y a pesar de su carisma perdió la elección, no obstante eso, se alió con otros actores políticos y decidió no reconocer al presidente que supuestamente había ganado la presidencial (Carlos Salinas de Gortari).

De pronto empezó hacer marchas por la ciudad de México y lo peor aún, a pesar de que no había ganado la elección, hizo un plantón en la calle de Reforma en el DF (Plantón en el cual hizo huelga de hambre en el angel de la independencia), tenía a muchos seguidores, mismos que se sumaron a la lucha para hacer un recuento de voto por voto y casilla por casilla. Este candidato supuestamente hizo una resistencia civil pacífica (Por que “el Maquío”, arriesgando a sus seguidores, se enfrentó al ejercito nacional a empujones en el Palacio de Bellas Artes el 12 de julio de 1988, donde un soldado lo apunta con un arma, inmediatamente llega un superior de él y lo reprende.)

En el clima de la tensión postelectoral, se vino la resolución del colegiado electoral (No había tribunal electoral) que validaba la elección y los legisladores del candidato del partido oficial (PRI) estaban felices, estos se subieron a la tribuna para defender la supuesta victoria de su candidato, coreando su nombre (los priistas vitoreaban a Salinas el 12 de Septiembre de 1988 en tribuna al saber que la elección era valida).

En todo el congreso se peleaban unos con otros, lógicamente, la televisión desprestigiaba a todos aquellos que no reconocía los resultados electorales , las dos televisoras (IMEVISON y Televisa) , ya habían cerrado filas con el candidato del partido oficial.

El candidato perdedor, que realmente había perdido la elección (Manuel J. Clouthier “El Maquio”- 3 lugar), siguió luchando por limpiar la elección, pasados los meses de la elección, terco de que el había ganado, decidió hacer un gobierno alterno, en le cual tomó protesta como presidente legítimo y en el cual creo un gabinete alterno, en dicho gabinete estaba Vicente Fox Quezada como secretario de agricultura. Manuel Clouthier. “El maquío” murió en octubre de 1989 en un misteriosos accidente automovilístico”

La única diferencia entre Manuel J. Clouthier y Andrés Manuel López Obrador es que el primero si PERDIO la elección ante Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano en julio de 1988 y el segundo GANO la elección ante Felipe Calderón Hinojosa en julio de 2006, aunque el contexto pareciera el mismo, existe una gran pero gran diferencia.

8 de octubre de 2010

Calderón, monumento al cinismo…


Tuve oportunidad de recordar lo que fue la campaña presidencial de 2006 gracia a que mi amiga Brigitte Seumenicht, me invitó a dar una conferencia a sus alumnos de la Universidad Anáhuac y de la UCO sobre mercadotecnia política. Hablar de mercadotecnia política es una cosa muy diferente a hablar de política como tal, y digo lo anterior porque al hablar de marketing político puedo hacer un análisis de la forma como la campaña calderonista del 2006 fue muy efectiva para lograr bajar los 8 puntos que llevaba López Obrador; pero que a la vez, al ejercer el poder, podríamos encontrar muchos calificativos de peligrosidad en el calderonismo, más de los que se pudieron haber dicho de AMLO; a la vez, del tabasqueño no puedo defender su estrategia mediática, ya que no supo defenderse, como Denisse Dresser alguna vez se lo sugirió en plena campaña, de los ataques de guerra sucia que nada tenían que ver con su plataforma política, la cual, sigo defendiendo por ser el diagnóstico más preciso de lo que necesita este país.


Tenía la esperanza de que 4 años después de la famosa frase de “López Obrador es un peligro para México” acuñada por Dick Morris, Felipe Calderón, teniendo vergüenza de lo que ha convertido este país, pudiera tragarse esas palabras que repitieron hasta el cansancio y que polarizaron al país de tal manera que hoy, vivimos la mayor crisis política de México.


Hace dos días Calderón tuvo el descaro de declarar que López Obrador sí era un peligro para México, que no se había equivocado en los calificativos que le puso al tabasqueño hace 4 años, y ante semejante declaración, hago una legítima defensa del lopezobradorismo, porque los grandes errores que ha cometido López Obrador, sus muchas incongruencias, y la pérdida de rumbo de la izquierda mexicana, jamás serán tan dañinas como el periodo que ostentará Felipe Calderón en la presidencia, periodo que representa la continuidad de un régimen podrido del cual, su diminuto representante, es un rehén de los intereses más voraces que más han sangrado la dignidad de este país. Si Calderón tuviera vergüenza, en primera se callaría la boca, y en segunda, tendría que hacer una seria reflexión interior de su actuar como presidente y después, salir a pedir disculpas sinceras al pueblo de México, por contribuir 6 años más a degradar a este país, reflejado en una crisis en todos los aspectos públicos de México.


Calderón, por bien propio, tendría que hacer un acto de reflexión y pensar el cómo pasará a la historia; sus 30 mil muertitos y su simulación de estado, deberán ser texto integro de su biografía en wikipedia al paso de los años, el gran problema de Calderón es que su peligrosidad, a 4 años de ser presidente, está consumada, y esa peligrosidad se demuestra en que simuló pelear contra el crimen organizado, cuando en el fondo lo fortaleció; el que se decía ser el candidato de las clases medias no procuró fortalecerlas sino que prefirió mantener privilegios económicos de un minúsculo grupo; la peligrosidad de Calderón se refleja en el fortalecimiento de la mafia en el poder, llámese Azcárraga Jean o Elba Esther Gordillo; esa peligrosidad se refleja en acabar con las esperanzas de un país, que ya no tiene las ganas de ver en la clase política un cambio y que peor aún, el sistema caduco y corrupto está fortalecido sin tener opción visible a cambiarlo.


Todo eso es el calderonismo, que al paso de la historia habrá que ponerlo a nivel de como hoy percibimos a Iturbide, Santa Anna, Maximiliano, Porfirio Díaz o Victoriano Huerta, eso y cosas peores será el calderonismo para la historia de México. La batalla que tiene ganada AMLO sobre Calderón, no es la de la presidencia, es la de la historia, #soloeso…

Una nueva cara para el turismo queretano.

Dicen que debes ser un muy mal Secretario de Turismo para que se den a notar los errores u omisiones que se cometen, tan de bajo perfil es el puesto, que Manuel González Valle lo cumplió cabalmente, bueno, podemos decir que hasta fue buen Secretario de Turismo; podemos hablar de Esther Carboney, que entendió que ser Secretaria de Turismo era viajar; y si nos vamos tiempo atrás, se dice que Raúl Parissi fue un excelente ministro de turismo para Querétaro, lo que le valió irse a trabajar a nivel federal en dicha secretaría.

Hablar del actual Secretario de Turismo, es hablar de un manuelista que se coló al gabinete de Pepe, no entendimos nunca su postulación al saber que operó y trabajó para que Manuel González Valle fuera gobernador; pudimos haber comprado la idea de que el gobierno de Pepe era un gobierno sin colores y que no importaba su preferencia política, que en cada puesto iban a estar los mejores y que por eso Mauricio Salmón era el nuevo Secretario de Turismo, pero tampoco, ya que había muchos mejores que él y además de no cumplir con el perfil.

Lo que sí, es que a un año del Gobierno de Pepe Calzada, entre los éxitos y lo bien posicionado que está su gobierno, el prietito en el arroz se llama Mauricio Salmón, un restaurantero que no supo posicionarse ante lo blandito del puesto, no supo en un año de trabajo aprovechar el boom hotelero que está teniendo Querétaro, que para este año tendrá cerca de 1,300 nuevas habitaciones de hotel, y sobre todo, no supo mantener el posicionamiento de Querétaro como destino turístico a nivel nacional, lo que ha generado la crítica en el sector empresarial turístico.

Ahora bien, el hablar de por qué fue Salmón el Secretario de Turismo no tiene mucho sentido, hay gente que ha trabajado por años promoviendo la industria turística en el estado y que tendría los méritos para ocupar dicho cargo, como podría ser Lourdes Hurtado, coordinadora general del Consejo de Concertación Ciudadana para el Fomento del Turismo y Miembro Honorario de la Asociación Queretana de Hoteleros, empresaria que tiene la gran ventaja de que conoce sobre turismo en Querétaro, muy por encima de Salmón.

Si bien es claro que los cambios en el gabinete son nulos, es un rumor a voces de que Mauricio Salmón se va del puesto que hoy ostenta, se mencionan muchos nombres y entre los que destacan, está el del empresario Jorge Vázquez Mellado, un personaje muy posicionado en Querétaro, ligado a Acción Nacional a principios de los noventas, teniendo un mal paso por el negocio futbolístico al ser dos veces dueño del equipo local de futbol y un intelectual del urbanismo que sacó un libro el año pasado sobre dicho tema enfocado a la problemática de Querétaro.

Jorge Vázquez Mellado suena fuerte para ocupar el cargo que deja Salmón, se dice que en días próximo correrá un famoso maratón en una ciudad de Estados Unidos a lado de Pepe Calzada, la relación es buena entre ambos y que mejor que darle una nueva cara al sector turístico del estado. Es importante mantener, conservar, proyectar ese plus que tiene Querétaro: el hecho de que es uno de los estados más atractivos y por lo mismo, más visitados del país. Vázquez Mellado es un empresario amable en su trato, creo que por lo menos el Secretario de Turismo debe de tener esa sencillísima cualidad, cosa que a Salmón no se le da eso de sonreír naturalmente. El turismo queretano no está en riesgo ya que no depende del Secretario en turno, si así fuera tendría un grave problema, el turismo queretano es independiente y funcionaría igual de bien si esa secretaría no existiera, funciona bien por la pasión de los empresarios en el ramo, funciona bien por los muchos empleados que trabajan en la industria, funciona bien porque en eso Querétaro se basta por sí solo.


26 de septiembre de 2010

Calzada, un año de gobierno…

El 1 de octubre se cumple el primer año de gobierno de Pepe Calzada, y aunque trae buenos números en materia de aceptación, el priismo que ganó el gobierno del estado, no ha podido dar el gran paso hacia la transparencia.

La actual administración, ha sabido posicionarse en los queretanos como un gobierno abierto y es bien aceptado por la ciudadanía, según una encuesta realizada por el diario El Universal y publicada el pasado 23 de Septiembre, los queretanos encuestados califican (en promedio) a Calzada con 7.70, lo que lo posiciona a nivel nacional como el cuarto mejor gobernador calificado por sus gobernados.

Independientemente de la buena aceptación que los queretanos otorgan a la administración calzadista, todo lo que Calzada prometió en su toma de protesta referente a las auditorías que realizaría a la administración de Garrido, han quedado en el olvido; si a un año de que Acción Nacional dejó el poder, no ha habido responsables de supuestos malos manejos, los funcionarios del garridismo y el propio Garrido pueden estar tranquilos de que ya nada les pasará, a excepción de Alejandro González Valle, hermano del ex alcalde y ex candidato a gobernador Manuel González Valle, que tal parece podría ser el único que en paquete, pague por todas las malas cuentas que dio el panismo a lo largo de los últimos 6 años.

Me cuesta trabajo pensar en un borrón y cuenta nueva por parte de la administración actual, sería ser parte de una política de “perro no come perro”; si ningún funcionario anterior es juzgado, seguimos reflejando la impunidad de una clase política que cada vez se aleja más de la sociedad; quizá también, el hecho de que el garridismo fue muy corrupto, que gobernó con excesos, hayan sido puros rumores bien aprovechados por Calzada para capitalizarlos en votos, quizá todas las obras estuvieron realizada conforme a estado de derecho, o maquilladas con esas lagunas legales que se le encuentran a las leyes para que nuestros políticos se beneficien, quizá todo lo que se dijo en torno al excesivo costo de las obras fue mentira, quizá los terrenos donde ahora está ciudad de las artes y donde está un hotel que no puede operar (casa inn), quizá fueron manejados con transparencia, quizá los que pensamos que el panismo fue corrupto estemos equivocados, todo eso puede ser y mientras las promesas de Calzada de transparentar a la anterior administración sigan en el olvido, tendremos que quedarnos con que el garridismo no fue tan corrupto.

Ahora bien, el problema que tiene la actual administración es el nuevo espíritu priista que ronda las entrañas de los que en función, ya pretenden ocupar un puesto de elección popular en 2012, y el problema es mayúsculo cuando funcionarios están más en campaña que haciendo su chamba; como el caso de funcionarios del gobierno municipal de Corregidora, que con la salida de Luz Calzada, prima del gobernador, están haciendo todos los tejes para que Gustavo Zepeda sea el próximo alcalde. El gobernador no ha podido poner orden en ese sentido y la pésima administración de Carmelo Mendieta en Corregidora, es el fiel ejemplo de que están más preocupados por lo que viene que en hacer una administración honrada y eficaz, si bien es claro que Luz Calzada no tenía mucha idea en administración pública, el hecho de quitarla es darle la chequera del municipio a otro que sea afines a los intereses de Mendieta, ya que Luz Calzada no representaba su intereses, lo que era incomodo para el flamante presidente municipal de Corregidora, alcalde que será, al paso de los tres años, una joya del priismo más inútil para gobernar.

Digamos que los prietitos en el arroz empezarán a brotar en el panorama político de Calzada, la luna de miel terminó; las cosas buenas que tiene esta administración que también son muchas, tendrán que hacerlas lucir mucho más que las cuestiones negativas que se empiezan a presentar; pienso que el panorama poco a poco irá sacando nombres de funcionarios de la administración que harán uso de su puesto para cuestiones personales, ojalá me equivoque, pero el sistema de cómo funciona nuestra política, está diseñado para eso. Calzada tiene 5 años más de gobierno y tiene una oportunidad de servir y dejar precedente de que las cosas se pueden hacer bien, pero no depende de él meramente, depende también de sus colaboradores, pero en él estará cuidarles las manos, los negocios al amparo del poder están a la vista, será importante que Calzada en eso sea implacable y no permita que se repita la historia de la poca transparencia con la que operan nuestros gobiernos.

22 de septiembre de 2010

Las legítimas aspiraciones de Marcelo Ebrard…


Si bien es claro que el proyecto que encabeza López Obrador, tiene el diagnóstico más exacto de lo que le pasa a este país, la izquierda mexicana tendrá que pasar por el desgaste obligado de designar un candidato para el 2012. Ese desgaste será protagonizado por dos aliados o ex aliados que juntos encabezaron un ideal común en el Distrito Federal y que generó buenos frutos en torno a una de las ciudades más conflictivas del mundo. Soy de los defensores del papel de la izquierda mexicana en la capital del país porque ha convertido en gobernable lo ingobernable.


Como simpatizante del proyecto de López Obrador, me siento en la obligación de hacer una defensa de la causa presidencial de Marcelo Ebrard, tan legítima como la de cualquier ciudadano o político que aspire a un puesto de elección popular. También como lopezobradorista, sería injusto de pronto desconocer a Marcelo, después de que también se jugó parte de su capital político en apoyar el plantón de Reforma en el 2006; como igualmente el lopezobradorismo no puede pensar que el papel de Alejandro Encinas como diputado y coordinador de la bancada del PRD en San Lázaro es una traición a Obrador, cuando igualmente estuvo al pie del cañón cuando todos los medios crucificaban al movimiento por la protesta post electoral.

Podemos decir muchas cosas de Marcelo Ebrard, decir que es un tecnócrata y neoliberal del closet cuando su firma está plasmada en el documento de diciembre de 1993 publicado en el Diario Oficial de la Federación con el que se daría inicio al tratado del libre comercio en enero de 1994. Sabemos que Ebrard era muy cercano a Salinas pero más a Camacho Solís. Mucho se dice del pacto de estudiantes universitarios que tenían Camacho y Salinas, que el que llegara primero de los dos a la presidencia, haría presidente inmediatamente después al otro, y como la historia puso primero a Salinas, el presidente, en el periodo que encabezó Zedillo, tuvo que haber sido Camacho para que después, en el periodo encabezado por Vicente Fox, el presidente fuera Marcelo Ebrard, según las suposiciones de lo que pudo haber sido; al final de cuentas, ese triangulo entre Salinas, Camacho y Ebrard, es un mítico rumor de antaño de tres tecnócratas que hoy están en posiciones diferentes en la política.

Lo que algo ha caracterizado a Marcelo Ebrard es sin duda la lealtad, fue leal a Camacho Solís cuando este inició su carrera política sin ningún futuro visible en aquella vacilada del Partido del Centro Democrático, también fue leal a López Obrador cuando este lapidó su capital político en 2006. Marcelo ha gobernado la Ciudad de México sin protagonismo alguno, debido al papel que ha encabezado López Obrador contra el régimen calderonista, tan leal ha sido Marcelo Ebrard al movimiento de AMLO, que nunca se acercó a Calderón para buscar beneficios personales; para rematar, Ebrard impulsó leyes que ningún izquierdista de México había logrado sacar a flote: el aborto, el matrimonio entre homosexuales y el derecho a adoptar por parte de éstos.

Por eso me siento en la necesidad moral como lopezobradorista de hacer una defensa de Marcelo, porque también tiene aspiraciones legítimas y sería injusto llamarlo traidor, cuando también se ha jugado el pellejo con Obrador. Ahora es importante analizar, que los Obradoristas nos moriremos en la raya con Obrador si es necesario, nosotros somos el voto duro, somos los que ya estamos convencidos, pero hay un gran sector de la sociedad que no estaría dispuesto a votar jamás por Obrador, que sin embargo, si lo harían por Marcelo Ebrard; entonces, el gran dilema de la izquierda mexicana es cómo no salir divididos más de lo que ya se está, Obrador debe entender que por más legítimo que sea nuestro movimiento, ir únicamente acompañado del PT es ir a una elección en espera de un milagro, y más cuando por el PRD podría ir otro candidato.

Hay que recordar lo que pasó con Cárdenas en el 2000, que fue a una elección sin poca fuerza, que pecó de necedad cuando quizá el candidato pudo haber sido Porfirio Muñoz Ledo, hay que recordar a Heberto Castillo cuando declinó una candidatura para dejar paso libre a Cárdenas en 1988 porque el michoacano tenía más posibilidades de derrumbar al régimen. Si entramos en una lucha por el protagonismo estamos destinados al fracaso. Pienso que dos izquierdas en una elección es convertirnos hasta en cómplices del fortalecimiento de la derecha; dos izquierda en la próxima elección, es destinar a millones de mexicanos a una batalla destinada a perderse; dos izquierdas para el 2012, significaría una campaña, no para ganar la presidencia, sino para resignar a millones de mexicanos que quieren un cambio, de que este no sucederá.

Marcelo Ebrard debe pensar en la presidencia con congruencia, jamás pensar que podría ir acompañado de Acción Nacional en la boleta, si Ebrard quiere ser presidente, está en su legítimo derecho, pero antes, debe dar muestra de que su proyecto es el que defiende los intereses de millones y no el de un grupo de importantes empresarios; en fin, sigo pensando que Obrador es la opción, pero propongo que AMLO y Ebrard se tomen una cervezas y antes de ir al matadero, se pongan de acuerdo y sumen liderazgos….


15 de septiembre de 2010

Mis mejores deseos


Deseo un país justo, donde la democracia no sea una falsa bandera de los que ostentan el poder, sino un verdadero sentido de identidad.


Deseo una democracia que no sea simplemente electorera sino real, que no distinga colores de piel ni clases sociales.


Deseo una patria justa y ordenada, donde se garantice lo indispensable para vivir dignamente.


Deseo una distribución digna de la riqueza donde todos tengan oportunidad al desarrollo intelectual, al empleo bien remunerado, a la educación de calidad, a la salud y la vivienda.


Deseo un México libre donde cada quien siga la religión que le convenza, donde el libre pensamiento pese más que las doctrinas limitantes de nuestra capacidad espiritual.


Deseo un México sensato, donde la política no sea la puerta para el enriquecimiento sino la oportunidad de servicio sin vanaglorias.


Deseo un México donde la educación sea el cimiento de nuestra grandeza, no el mito de una historia que dudamos de que sea cierta.


Deseo un México sin guerra contra nadie, deseo un México que tenga puertas abiertas para que las nuevas generaciones no sean presas del crimen, ni del ocio ni la vagancia.


Deseo un México sin derecha ni izquierda, que la única ideología sea la libertad y la igualdad.

Deseo un México con desarrollo científico y tecnológico, donde se tenga confianza de nuestros talentos.


Deseo un México que no sea fraccionado en cotas de poder por parte de políticos, empresarios, comunicadores, intelectuales, líderes sindicales que nada más defienden intereses personales.


Deseo un México sin monopolios, que tenga como bandera del desarrollo económico la regulación y no la avaricia personal.


Deseo un México respetuoso del ecosistema, que ningún interés económico pese más que el equilibrio ecológico.


Deseo un México sin descabezados, mutilados, secuestrados; un México que la seguridad no sea de quien lleva a los guaruras, sino que la seguridad se respire en cada calle de nuestro país.


Deseo un México donde los cuerpos policiacos inspiren confianza no desprestigio y miedo.


Deseo un México donde nuestras instituciones no estén simuladas, donde cada mexicano sepamos el papel que nos corresponde en nuestra sociedad.


Deseo un México donde los periodistas no se asesinen o desaparezcan por el hecho de hablar con la verdad.


Deseo un México donde no haya niños en los semáforos, sino niños que abarroten las escuelas.


Deseo un México donde el estado de derecho sea el pilar de las buenas relaciones de la sociedad, que los actos de cada miembro de la sociedad valgan por igual y no por su posición en la pirámide social.


Deseo un México sin retenes militares, sin el sonoro ruido de las metralletas y sin el constante derrame de sangre.


Deseo simplemente, un México justo y en paz.

11 de septiembre de 2010

La insurrección de los narcos


Si a principios de los noventas, los Estados Unidos veían a Colombia como una amenaza para su seguridad, cómo nos pueden considerar hoy cuando vivimos una tremenda crisis en materia de seguridad.


Irak, Afganistán y todos los países no gratos para los Estados Unidos se encuentran a miles de kilómetros de su frontera, y aunque de nosotros se dice que somos amigos de los norteamericanos, pareciera que corren una mala fortuna por hacer frontera con nosotros, al ser sus productores de droga y por nuestros altos índices de violencia; aunque no sé cuál de los 2 países ostentaría mas mala fortuna por nuestra obligada frontera, si ellos por su eterna paranoia en torno a su seguridad nacional, o nosotros por tener como vecinos al mayor consumidor de droga y al país que nos envía el mayor número de armas de manera ilegal.


Lo que sí, es que somos un tema constante para el gobierno de los Estados Unidos, migración y narcotráfico son nuestras malas calificaciones. Hillary Clinton habló una vez más sobre nuestro país, tocó el tema de México en un foro realizado en la sede de Washington del Consejo de Relaciones Exteriores, donde ofreció un discurso sobre la política exterior del gobierno de Barack Obama. La Señora Clinton expuso varias ideas sobre nuestro país, quizá para los mexicanos nos es más fácil comprender el problema del narco si nos acercamos a la visión política de Luis Estrada y su película “el infierno,” donde vemos que la inmensa pobreza, la falta de oportunidades y la corrupción de nuestros gobernantes, son el detonante de un problema que se generó hace mucho tiempo y que no somos capaces de visualizar una solución más que la que impone el estado: la de la militarización del país; sin embargo, la visión de Clinton desde mi punto de vista trae puntos erróneos y acertados.


En su última opinión que externó sobre la problemática que vivimos en torno al narco, Hillary Clinton habló de que los capos son una especie de insurgencia, y si en el sentido estricto la palabra insurgencia significa un levantamiento contra la autoridad, podríamos pensar que sí lo es; de hecho, en tiempos bicentenarios y sobre todo centenarios, podemos pensar que la mesa está puesta para una nueva revolución: pobreza, desigualdad y una clase política ajena a sus gobernados son el ingrediente ideal para un levantamiento; sin embargo, no hay organización política ni una línea ideológica de alguien que pretenda llevar a cabo un cambio en el sistema por las armas, el único movimiento político que pretende cambiar el sistema del país es el que encabeza López Obrador, movimiento que no va por la vía armada, muy al estilo de lo que fue Madero hace 100 años, en términos generales, en pleno año 2010 no hay nuevos Zapatas ni Panchos Villas en nuestro país. Lo que Hillary Clinton visualiza como una insurgencia es una guerra de narcos por plazas en complicidad con autoridades de los tres niveles de gobierno, nada que ver con una insurgencia para mejorar las circunstancias sociales del país.


Clinton compara nuestro país con la Colombia de hace 20 años, habla de que la insurgencia colombiana llegó a controlar el 40% del territorio nacional en aquel país sudamericano; México tiene grupos de sicarios más no revolucionarios, entiendo lo que trata de explicar Clinton con eso de la insurgencia de los narcos; sin embargo, pienso que su apreciación va más enfocada hacia una ausencia de estado de derecho que de una futura revolución. También es claro que quien tiene los medios para desestabilizar al país son los narcos, pero no hay un referente ideológico para hacerlo, aquí el único referente son las carretadas de dinero que genera su negocio.


A pesar de lo que se pueda decir de nuestro país en voz de la secretaria de estado, los norteamericanos saben perfectamente la causa y el efecto de los dos factores trascendentales en esta guerra que el gobierno mexicano emprendió contra los narcos, Hillary Clinton dijo en su exposición que las drogas mexicanas son consumidas en Estados Unidos y que las armas fluyen al sur, sentenció “tengo una sensación real de responsabilidad para hacer todo lo que podamos”. Los norteamericanos saben que el problema es compartido, su conocimiento no les alcanza para comprender que la militarización no es la solución, tendrán que volver a ver en los narcos mexicanos a muchos Al Capones, la solución no es más recursos a sus planes antinarcóticos que se traducen en más armas y mas confrontación, la solución está en reducir la inmensa desigualdad social en México, cambiar el sistema económico y de cereza en el pastel, la legalización paulatina de la droga.

3 de septiembre de 2010

Los tiempos exactos de Luis Estrada


Debo confesar que no me gusta la famosa época de oro del cine mexicano. Soy un analfabeta cinematográfico, que ubica el cine mexicano a partir de Sexo, pudor y lágrimas; apenas tengo 10 años de ser fanático del cine mexicano, pero en términos generales, soy un auténtico villamelón. He visto muy poco de Pedro Infante, Jorge Negrete, María Felix, Joaquín Pardave, el indio Fernández; tampoco soy muy dado a ver películas de Cantinflas ni de Tin-Tan. Decirme fanático del cine mexicano podría ser un sacrilegio para los verdaderos conocedores, simplemente no me siento identificado con ese cine, que quizá es muy bueno pero que a mi simplemente no me gusta.


Con el cine mexicano contemporáneo siento una plena identificación, puedo decir que le encontré gusto al cine mexicano en el año 2000; en ese año vi cuatro grandes películas: Todo el poder, La ley de Herodes, Amores perros y en VHS vi Sexo, pudor y lágrimas. La película de La ley de Herodes fue para mí, una película que me significó comenzar a visualizar una apertura real en nuestro país, hacer una crítica abierta al priismo más demagógico era símbolo de que los tiempo estaban cambiando, esa apertura se la atribuyo a la sociedad civil, no a la farsa foxista que ganó las elecciones en julio del 2000.


La ley de Herodes, puede ser un pequeño símbolo del derrumbe del sistema, 11 años antes la película Rojo amanecer de Jorge Fons, fue víctima de toda censura por parte del gobierno, expresar un crítica al sistema por medio de la cultura y las artes era rápidamente sofocada. En el año 2000, Luis Estrada, muestra en La ley de Herodes, la maquinaria priista en su máxima expresión y la forma como funcionó el sistema por años, exhibe su película exactamente a unos 4 meses de que se llevaran a cabo las elecciones presidenciales del año 2000 donde Fox ganó la elección. El cine mexicano contemporáneo me gusta en su parte crítica y política; Luis Estrada tiene esa capacidad de análisis para plasmar una visión muy cruda del México que estamos viviendo.


En el año 2006, cuando las maravillas del neoliberalismo foxista ya las concebíamos como una farsa, cuando México se autoproclamaba democrático con un país sacudido por la desigualdad social y caracterizado por su tráfico de influencias, Luis Estrada saco la película Un mundo maravilloso, igualmente a escasos mese de la elección presidencial de 2006, elección que polarizó al país en dos proyectos: el neoliberal, representado por Calderón, y el del cambio en el sistema económico, encausado por López Obrador.


Un mundo maravilloso de Estrada, es una comedia de humor negro que ejemplifica los resultados del neoliberalismo; es una película irreverente, cruda, sarcástica de la forma como el sistema neoliberal trata el problema de la pobreza en nuestro país, es una producción que ayuda a traducir las circunstancias sociales y que nunca vemos en los noticieros, ni muchos menos en las cifras oficiales. Esta película llega en el momento exacto cuando en México debatíamos en la casa, el trabajo, los bares, las fiestas, las sobremesas, en donde pudiéramos, la continuidad del sistema neoliberal o el cambio de rumbo. Un mundo Maravilloso llegó a las salas de cine exactamente como antesala de la elección federal de 2006 donde se impuso, no por voluntad popular, sino por un fraude electoral fraguado por una minoría rapaz, la figura del gerente Felipe Calderón.


El calderonismo arrancó el 1 de Diciembre de 2006 y en su afán de querer legitimar su gobierno, en vez de agarrar un pez gordo del foxismo (y miren que había) como lo hizo Salinas en 1988 al encarcelar a "la quina", prefirió hacer una guerra contra el crimen organizado; con todo y nuestras flamantes corporaciones policiacas, con todo y nuestro ruin sistema político, con toda nuestra desigualdad social, con todo el tráfico de influencias con que opera el sistema, con todos los defectos habidos y por haber… Calderón, comenzó su guerra con la cual hizo un cagadero de este país.


Calderón no tuvo tantita prospectiva para visualizar cuales eran los principales problemas de México antes de su guerra, ni mucho menos pensó que la criminalidad se hubiera podido combatir con educación y mejores empleos, creo un verdadero infierno que en 4 años de gobierno ha acumulado 28 mil muertes por la guerra contra el narco, con un escenario patético de desempleo y crisis económica.


Ante esta situación, salió nuevamente Luis Estrada con un nuevo film: EL INFIERNO. Una película con la cual cierra su trilogía (La ley de Herodes, Un Mundo Maravilloso y El Infierno), tres películas exactas a su época mostrando con esa peculiaridad nuestro México. El infierno es una película que satiriza el problema del narcotráfico en nuestro país, muestra esa mancuerna entre poder y crimen creado por la tremenda desigualdad social que abunda, es una película que no podemos dejar de ver para enterarnos por medio del cine el por qué del problema. En esta ocasión, más que irnos a entretener, debemos ver esta película como un acto de análisis en vísperas de nuestro flamante bicentenario.


Haciendo uso del copy paste, dejo a continuación una entrevista que hizo la revista proceso en su edición 1765 al protagonista de la cinta, Damián Alcázar:


El actor Damián Alcázar ahora da vida en El infierno a Benjamín García, El Benny, personaje que se involucra en el negocio del narco porque no le queda de otra.
–¿Cómo fue para usted protagonizar a un narcotraficante?
–Aunque es un personaje de comedia, traté, en acuerdo con el director, de mostrar lo terrible que es para un ser humano buscar, de una u otra forma la manera de salir de la hambruna y la pobreza. Y sabe que es penado por la ley, pero no tiene otra salida que volverse narcotraficante.
Protagonista también en los dos anteriores filmes de Estrada, La ley de Herodes y Un mundo maravilloso (Proceso 1739), platica a este semanario que El infierno aporta varios aspectos actuales:
“Primero, muestra la opinión de la mayoría de los ciudadanos respecto de las causas que ha generado esta ola de violencia en nuestro país. Segundo, muestra que unas cuantas personas lo tienen todo y no les interesa la pobreza de los demás. Tercero, que en el campo mexicano existen millones de jóvenes sin empleo, sin dinero y sin tierras para laborar.
“Cuarto, que muchas autoridades están coludidas con las ganancias que deja el negocio del narco. Quinto, que los gringos son los principales proveedores de armas para los grupos criminales y sus principales clientes en la compra de la droga. Sexto, que la mayoría de la gente metida en el negocio del narco se ha enrolado en esa vida no porque sean malas personas, sino porque no han encontrado, ni encontrarán, salida a la pobreza que han vivido por generaciones, en fin…”
–¿Cree que la película incomode al gobierno federal?
–Si tiene un poco de vergüenza, seguro que lo va a incomodar, pero el cinismo es la más brillante de las características del político mexicano en funciones, aunque, espero, habrá excepciones.
–¿Incomodará a la Iglesia?
–La Iglesia mexicana se caracteriza por ser de lo más conservadora. Siempre está del lado del Poder y no de la conciencia y la inteligencia de los ciudadanos. Gracias a Dios también hay excepciones.
–En la película, ¿Estrada perdonó al Ejército Mexicano?
–No se castiga a nadie ni se perdona a nadie. El infierno muestra una vorágine de violencia, en la cual todos los estratos sociales tienen vela en el entierro, excepto el ciudadano sencillo, el ciudadano común, que es sólo una víctima.
–El director, ¿no exageró en las escenas de violencia?
–La violencia jamás es exagerada. ¿Te puedes imaginar lo que un hombre siente antes de ser ejecutado, pensando en sus hijos o en su familia, o lo que una madre siente al ver que su niño es baleado en un retén... o lo que las madres de los niños de la guardería en Hermosillo sintieron cuando la Suprema Corte de Justicia dictaminó que ningún funcionario mayor fue responsable del hecho? Yo no.
“Eso sí que es violencia.”
–Para usted, ¿la política y las elecciones del país están en manos de los narcotraficantes?
–No. Los políticos y las elecciones siempre han sabido interrelacionarse con el narco desde finales de los cuarenta y en los años cincuenta, cuando ayuda a Estados Unidos, que estaba en guerra, y se decidió sembrar amapola en el país, desestabilizando aún más la economía de ciertas regiones. También desde siempre mucha gente en los núcleos de poder en México ha consumido drogas.
–Para usted, ¿hay esperanza para los jóvenes?
–¡Claro!, mandando a la chingada al neoliberalismo, poniendo interés y atención de parte de nuestras autoridades en resolver los graves problemas de hambre, salud, educación, empleo y, sin duda, revitalizando al campo y a las pequeñas poblaciones en provincia. Con eso nadie entraría a formar parte de ningún grupo delictivo.
“Un país en el que no hay hambre difícilmente tendrá este tipo de problemática, pero es nada más una esperanza, una utopía, una negada posibilidad.”
–¿Qué reflexionó al ver por primera vez la película?
–Que de verdad el país va en picada por las malas decisiones de nuestros gobernantes. Y claro, la derecha, personificada en la voracidad de los panistas, no ha hecho absolutamente nada por el indígena, el campesino y el trabajador mexicano en general, por lo tanto la vía de la violencia reapareció a 100 años de la Revolución Mexicana, cobrando en sólo tres años más muertos que en los tres primeros años de la Revolución.
También destaca que El infierno está narrado “de manera divertida, siendo una maravillosa comedia de humor negro, que el talento de Estrada y su equipo consiguió”.

30 de agosto de 2010

El cuarto informe de gobierno


La antesala del cuarto informe de gobierno de Felipe Calderón, fue una cruel matanza que se propinó contra migrantes centro y sudamericanos en San Fernando Tamaulipas. Calderón no tiene ningún argumento sostenible para hablar de éxito en su cuarto informe, simplemente nos bombardeará con spots televisivos que hablan de las maravillas del México calderonista; en términos generales, se impondrá como siempre el poder de los medios a las realidades del país.


Durante años, el informe de gobierno fue un patético acto de egocentrismo en la era de los gobiernos priistas; tiempo después, se convirtió en un paredón para el presidente en turno, a partir de un reclamo airado de Porfirio Muñoz Ledo a Miguel de la Madrid en el año de 1988 a causa del fraude electoral salinista. Al día de hoy, los informes de gobierno son un infomercial en cadena nacional desde que Vicente Fox fue impedido de dar su último informe de gobierno en 2006, por culpa de su intromisión en el proceso electoral de ese año.


Por lógica, vemos como imposible que Felipe Calderón se pare ante el Congreso de la Unión a dar cuentas de su gobierno, y más cuando ha llevado este país al límite de la descomposición social. La matanza perpetrada contra 72 migrantes y que puso a México en el ojo del huracán en el ámbito internacional, es el reflejo exacto de esa descomposición. Los mexicanos habíamos pensado que el año de 1994, a causa del levantamiento armado de Chiapas, los asesinatos de Colosio y Ruiz Massieu y la crisis económica de diciembre, había sido el año de mayor crisis política y social en nuestro país, pero a 16 años de que comenzó el derrumbamiento del sistema político encabezado por el PRI, y a 10 años de la supuesta democracia que caracteriza la vida política de México, este país vive la peor crisis de toda su historia, crisis que demuestra que el cambio en el sistema político, económico y social de México es impostergable.


La matanza en Tamaulipas de los 72 migrantes, no sólo es una muestra más de la violencia en nuestro país, es una muestra del poderío del crimen y del nivel en el que se encuentra; si nos causaba repulsión cuando en medio oriente un talibán decapitaba a un periodista y la escena recorría el mundo, hoy México causa repulsión a la comunidad internacional por los hechos que están sucediendo en nuestro territorios, ¿con qué cara el gobierno mexicano sería capaz de pedir respeto por los indocumentados que se encuentran en Estados Unidos y que son víctimas del racismo de un estado como Arizona?


Si la situación actual de México la discutíamos entre mexicanos, este suceso ha creado una opinión negativa de nuestro país ante los ojos del mundo, el crimen había rebasado hace mucho al estado, ahora rebasó las fronteras y las condenas internacionales no se harán esperar, el calderonismo como una prolongación del neoliberalismo en México, demuestra lo mal que se están haciendo las cosas. En México es muy fácil moldear la información en torno al crimen y la situación social, económica y política; pero en el ámbito internacional, la descalificación total hacia nuestro país, para mala fortuna del sistema, no se puede manejar. Creo que sería más viable y con el acceso a las tecnologías, enterarnos de nuestro México a través de los medios internacionales.


El cuarto informe de gobierno en formato de alta definición que vamos a poder "disfrutar" en los medios electrónicos de comunicación, nos va mostrar ese México que no existe, el México que emprendió una guerra contra el crimen en un país habitado en su mayoría por pacifistas, nos va mostrar las cifras del calderonismo, que hablaran de buena infraestructura, buena salud, buena educación y que en la realidad 60 millones de mexicanos están alejados de esos privilegios, Calderón dará su antepenúltimo informe en un clima de violencia desbordado, y centrará los párrafos de ese documento en justificar su guerra, en tratar de convencernos de que va para largo y que lo que sucede en el país, como lo de Tamaulipas, son meramente daños colaterales.


El cuarto informe de Calderón será un trámite obligatorio, un empastado de datos fríos que se protocolizarán por medio de la televisión, datos que serán una irresponsabilidad lanzarlos al aire si no se toma en cuenta la magnitud del problema que es México, ya que el optimismo desbordado nos causará un legítimo malestar ante la realidad que se vive y que no es para echar las campana al vuelo.

Iglesia Estado...


Trato de entender las muchas aberraciones cometidas por la iglesia católica a lo largo de su historia como parte de un proceso de evolución de la raza humana. No es que quiera decir que se tenía que vivir la santa inquisición para darnos cuenta de la estupidez que se cometía, pero ante una época donde no había forma de darle explicación a las cosas, el pensar que todo venía de Dios me parece lógico, si alguien de repente moría de la nada, tenía una enfermedad mortal o en general, vivía alguna tragedia, pues no había más explicación que la de pensar que el “Todo Poderoso” era el responsable de tal castigo.


Hay un juicio meramente histórico hecho contra los crímenes de la iglesia católica, es absurdo desgastarnos el alma para tratar de hacer justicia por crímenes de hace 500 años, cuando hoy, no se tiene la capacidad legal de poder juzgar los crímenes recientes como los miles de casos de pederastia dentro de la iglesia, y cuando hablo de incapacidad legal, me refiero al debilitamiento del estado ante el poderío de la iglesia católica, que combinado con el poder económico de devotos empresarios, dejamos al estado como un ridículo ente sometido ante los intereses de unos cuantos que tratan de imponer su visión cósmica de la naturaleza humana, insistiendo en santificar los muros derruidos de los templos, santificando las palabras subjetivas de los ministros de la iglesia y aprovechándose de la ignorancia de la gente. Cabe recordar el caso de los primeros ex legionarios que en 1997, en entrevista con Ciro Gómez Leyva en el desaparecido CNI Canal 40, denunciaron los abusos sexuales de Marcial Maciel, lo que le costó a la televisora todo el patrocinio de Bimbo por órdenes del ultraconservador Lorenzo Servitje.


El debate nuevamente está en puerta en torno a la relación iglesia - estado, el tema de los matrimonios entre personas del mismo sexo y el derecho a la adopción por parte de éstos, levantaron las voces más ultraconservadoras del clero para desgarrarse las vestiduras en torno a un tema de carácter meramente legal. Si bien es claro, todos tenemos prejuicios de las cosas, la tolerancia y el respeto a la integridad humana es una parte esencial del buen funcionamiento de la sociedad, una pareja del mismo sexo capaz de educar y hacer gente de bien a otro ser humano, no tendría por qué ser visto como una aberración; sin embargo, la iglesia alza nuevamente la voz, no como una institución que opina respetando el parecer de la gente, sino como una colectividad intolerante que, en palabras del cardenal Juan Sandoval Íñiguez y portavoz del amor de Cristo, catalogó vulgarmente como “maricones” a las parejas del mismo sexo que tienen el deseo de adoptar, declaración lamentable y vergonzosa tratándose de un ministro de la Iglesia Católica.


Soy partidario de que la iglesia opine, todos tenemos el derecho de expresar lo que pensamos, sin embargo, el clero debe de entender que su papel dentro de la sociedad es guiar espiritualmente a los que practican la religión católica y no lo es, tratar de imponer a la sociedad en su conjunto preceptos morales los cuales son considerados por ellos como verdad absoluta, tratando, utilizando su investidura, de legislar dentro de un país que desde hace muchos años, aunque no parezca o sólo sea por encimita, es considerado como un estado laico. La Iglesia debe de entender su papel en la sociedad y que en pleno siglo XXI, no pueden existir más anunciamientos públicos de intolerancia contra aquellas acciones y estilos de vida que ellos consideran incorrectos.


Es indudable, que la Iglesia Católica debe reformarse y colocarse a la altura de las necesidades del ser humano. En un mundo tan complejo y con tanta problemática política, social y económica, como seres humanos esperamos encontrar una trascendencia espiritual y no un cúmulo de regaños que parecen de la edad media.


Este nuevo episodio de la eterna lucha entre Iglesia y Estado, cuyos papeles protagónicos son encarnados por Marcelo Ebrard y Sandoval Iñiguez, ha causado polémica ya que, desde el inicio de su gobierno, Marcelo Ebrard ha impulsado políticas muy liberales, mismas que la izquierda mexicana jamás pudo conseguir en el tiempo que ésta lleva de existir. Hacia el interior de la llamada izquierda mexicana, podemos observar la corriente que representan tanto Marcelo Ebrard como Andrés Manuel López Obrador. Por un lado, AMLO viene promoviendo un modelo económico diferente; sin embargo, como gobernante de la Ciudad de México nunca le entre al debate de temas como el aborto, las drogas, los matrimonios gay, entre otros tantos. Por lo anterior, AMLO podría ser catalogado por muchos, como un conservador del closet. Por otro lado, Marcelo Ebrard, quien cuenta con el apoyo de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, ha puesto sobre la mesa dichos temas logrando convertir en ley, lo que para la clase conservadora de México es un sacrilegio: abortar de manera legal, la permisión jurídica para efectuarse matrimonios entre homosexuales y la adopción de infantes para estas parejas.


Los logros de Marcelo, son un mensaje abierto a la izquierda mexicana para conseguir captar la atención respecto al proyecto que tiene que ofrecer con miras a participar en el proceso electoral de 2012. Sería ridículo pensar que a Ebrard no le motivaría vivir en Los Pinos, por lo mismo, éstas son sus formas, su estrategia; sin embargo, es una realidad que a pesar de los reflectores hacia su persona, Andrés Manuel tiene ya mucho camino recorrido.