26 de marzo de 2010

La necedad de Calderón


Creo que por primera vez Felipe Calderón habló de la sucesión presidencial, todo mundo ya lo hacía menos él, primeramente los interesados en el tema, todos aquellos que creen que pueden ser presidentes de México aunque no tengan las más mínima posibilidad de serlo; muchos como Alonso Lujambio, nuestro flamante secretario de educación e íntimo amigo de Elba Esther Gordillo, han de pensar: si Calderón llegó a ser presidente, que no llegue yo a los pinos…… En fin, así como Javier Aguirre malbarató las convocatorias de los partidos amistosos del tricolor, así mismo muchos malbaratan la figura presidencial pensando que cualquier puede llegar a sentarse en la silla del águila, lo triste es que después de Fox y Calderón, creo que cualquiera puede llegar al máximo mandato gubernamental.

Calderón habló de la sucesión; a sabiendas de que el PAN tiene una complicada labor en mantenerse en la presidencia, argumentó que no importa el color que llegue, siempre y cuando dé color en el tema de la seguridad, califica de “absurdas” las intenciones de cambiar la estrategia, nos amenaza diciendo que el ejército y la marina seguirán en las calles, Calderón se extendió y planteó que desea heredar un entramado legal tan fuerte que, “cualquiera que sea quien me releve, tenga forzosamente por ley y por presión de los ciudadanos que es más importante cumplir ese compromiso elemental de proteger a los ciudadanos” (Jornada 25 de marzo).

Calderón descaradamente habla de proteger a los ciudadanos cuando apenas el sábado en la madrugada, mataron sin deberla y ni temarla, a dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey campus Monterrey cuando se vieron atrapados en un fuego cruzado, Calderón piensa extender su infierno hasta el próximo sexenio. Calderón se nos está adelantando ya que primero debería preocuparse por él terminar en tiempo, ya no digamos en forma, los 2 años y 9 meses que le quedan por gobernar.

Ya es demasiado hacer entender a Calderón, que su estrategia de seguridad es un fracaso, no sé en qué cabeza cabe pensar que dicha estrategia debe continuar cuando la cifra de muertos en México ha llegado a 19 mil, ni en la decadencia priista más ruin, vimos una sociedad tan lastimada como la que Calderón y su antecesor Vicente Fox construyeron. No sé qué sistema político y social es capaz de aumentar la cifra de número de pobres como lo ha hecho Calderón, tener una sociedad paralizada por la guerra contra el narco y encima pensar que sus estrategias y acciones deben continuar después de su sexenio. Es lamentable que se sigan haciendo las cosas igual a pesar de los pésimos resultados que se han dado en materia de seguridad. No creo que México sea merecedor de no tener paz social, creo que en el camino en el que vamos, estamos esperando que los mayas hagan valer su profecía de que en el 2012 se acaba el mundo, lástima que será el tiempo exacto en el que Calderón acabará su mandato, si es que lo acaba.

No hay comentarios: