27 de mayo de 2010

El poder tiene apellidos


En México hay ciudadanos que política, económica y mediáticamente tienen un peso diferente al resto de los mexicanos, eso lo entiendo perfectamente y pasa en todo el mundo, aunque en nuestro país, por ser un país tan clasista hay ciudadanos de primera y de segunda, y eso se demuestra en la aplicación de las leyes, ya que para la impartición de justicia, pienso que cualquiera de nosotros debería ser igual que Fernández de Cevallos y no lo somos.


No sólo fue Televisa la que dejó de cumplir con su función, en su caso de informar, con respecto al caso de Fernández de Cevallos. Ahora fue la Procuraduría General de la República la que decidió dejar de cumplir con su función al darle una especie de carpetazo al caso Cevallos por petición de la familia del secuestrado, lo que resulta inadmisible ya que dicho delito se persigue de oficio, quieran o no quieran los familiares de Cevallos.


Fernández de Cevallos tuvo funciones legislativas en 1991 cuando fue diputado federal y en el año 2000 cuando fue senador de la República. Un hombre que en dos ocasiones tuvo la obligación de crear leyes y así darle mayor institucionalidad a este país, hoy su familia pide que no se apliquen las leyes que Cevallos colaboró en crear, piden que las instituciones encargadas de impartir la justicia no se metan en el secuestro que el ex diputado y ex senador sufrió. La parte de la desconfianza de nuestras instituciones la entiendo perfectamente por los antecedentes que tenemos; sin embargo, no entiendo que el peso político que en este caso ostenta Fernández de Cevallos, sea un factor determinante para que por capricho de su familia, las PGR deje de investigar este caso.


Importantes juristas mexicanos han manifestado su opinión en torno a que la PGR ha anunciado dejar de investigar el secuestro. Eduardo Miranda Esquivel, presidente de la Unión de Juristas de México expresó lo siguiente: “El Estado mexicano no puede renunciar a su función de procurar justicia. Cualquier intento de que algún particular pase a ocupar las funciones de Ministerio Público deja un antecedente muy negativo, además de que es una acción ilegal”
[i].

Este caso, demuestra una vez más el secuestro que sufre el estado mexicano por intereses de todo tipo, este caso nos confirma la simulación democrática en la que vivimos y la ineficiencia de nuestras ficticias instituciones, porque el día de mañana se seguirán cometiendo delitos a personajes que no llevan el apellido Fernández de Cevallos y que no tendrán el privilegio ni el lujo de decirle a las autoridades - dame chance de yo resolver este caso, la paradoja será que quieran o no, tendrán que confiar en lo mucho o poco que hagan las instituciones encargadas de la impartición de justicia.


Por otro lado, la lavada de manos por parte de la PGR y publicada en muchos periódicos en sus primeras planas, es un mensaje para los secuestradores, dándoles la batuta en este caso, confirmando el debilitamiento de la procuraduría.

Mientras tanto, la foto donde supuestamente aparece Fernández de Cevallos fue confirmada por uno de sus hermanos – “Es él”… “Si lo tuviera enfrente y le pusiera una venda en los ojos, lo reconocería de inmediato”
[ii], dijo a una reportera de la revista Proceso el mencionado hermano, lo que mediáticamente revuelve más el caso, ya que el silencio de las autoridades tanto federales como del estado de Querétaro, hacen que las suposiciones, rumores y teorías fluyan en el vox populi y peor aún, en torno a la clase política. Lo que importa aquí al final de cuentas, es el antecedente que se deja con que la PGR se haga aún lado, dejando ver que el estado de derecho en México gira en torno a las conveniencias de los mismos de siempre, que son unos pocos.


[i] http://www.jornada.unam.mx/2010/05/24/index.php?section=politica&article=010n1pol

[ii] Revista Proceso “El secuestro: contradicciones y falsedades” Verónica Espinosa p. 7

21 de mayo de 2010

Caso Paulette, Peña Nieto…


Escribir acerca del caso Paulette lo consideré innecesario en su momento, toda la cobertura mediática que se le dio, fue para mí, una cortina de humo para hacer que nos concentráramos en el morbo y el amarillismo de un caso lleno de cuestionamientos y distraernos de lo realmente importante. Las pláticas con los amigos, las sobremesas, el chisme en general se centraba en ver quien creíamos que había matado a la niña Paulette, luego vino lo de los hermanos Almanza Salazar a principios de abril y nadie dijo nada, niños que murieron a manos de soldados del ejército mexicano y que pasaron desapercibidos por el caso Paulette.


No tenía la cronología del tiempo en torno al suceso de la niña muerta, sabía lo que leía en los encabezados de los periódicos, lo que alcanzaba a escuchar en el radio y lo que me llegaba por internet, no faltaban los grupos de Facebook que se concentraron en atacar a los padres de Paulette. Muchos sabían mucho en torno al caso por la excesiva cobertura y otros como yo no sabíamos nada, pero creo que todos en general sabíamos muy poco, a pesar de la cobertura, no supimos y no sabremos quién mató a la niña. Las autoridades hoy declararon que fue un accidente, hoy considero que hay mucho que escribir, sin concentrarme en el linchamiento público que se hizo contra sus padres, hoy el linchamiento debe ser de conciencia contra la pésima procuración de justicia, contra Bazbaz y contra el peñanietismo.


Podemos decir que Bazbaz es el nuevo Pablo Chapa Bezanilla, aquel fiscal que armó todo le show en torno a la muerte de Muñoz Rocha, recordarán que supuestamente una vidente apodada “la paca”, dio con el lugar donde supuestamente estaba enterrado Muñoz, supuesto asesino de José Francisco Ruiz Massieu.


En 10 minutos de conferencia de prensa, el procurador de justicia del Estado de México, construyó el monumento al cinismo, dijo que la muerte de Paulette fue un accidente; sin permitir preguntas a los medios de comunicación, argumentó en 8 puntos el cómo fue que llegó a determinar que no fue un crimen. Lo que todos creemos imposible, quizá aberrante, quizá una burla, el hecho de que la niña fue encontrada entre el colchón y la cama 4 ó 5 días después, Bazbaz lo derrumbó en tan sólo 10 minutos, como quizá también derrumbó las aspiraciones presidenciales de Peña Nieto.


A partir de hoy, el gobernador del Estado de México no podrá ser desligado del caso de la niña muerta, aunque el parapeto será el procurador Bazbaz, Peña Nieto recibirá un tremendo golpe en su cuidada pero débil imagen, más allá del turbio perfil que Peña Nieto representa en la política mexicana, perfil ligado a la mafia política salinista, el grupo Atlacomulco y las corruptelas de Arturo Montiel, el caso de Paulette será un estigma constante en sus aspiraciones presidenciales conjuntamente con la rara muerte de su esposa, hay elementos suficientes para impedir que Peña Nieto no sea presidente, más allá de los argumentos que den muchos, entre ellos Televisa, para defender su imagen, no podemos dejar pasar que Peña Nieto se haya convertido en un espectador inmóvil, de la injusticia cometida en el caso Paulette, se demuestra una vez más que su figura de estadista que le quieren fincar, está cimentada en alfileres y que esta, tarde que temprano se derrumbará, ni una boda de ensueño con la gaviota lo salvará, Peña Nieto no debe ser presidente, Peña Nieto no debe pasar en el 2012.

20 de mayo de 2010

Que los gringos no se quejen…

Creo que por primera vez en 3 años y medio de gobierno de Felipe Calderón, me pongo de su lado, esto créanme, sí es un hecho aislado, ya que sigo siendo opositor de un gobierno sin pies ni cabeza, donde su política económica se ha caracterizado por ser una eficiente fábrica de millones de pobres y a la vez, una excelente máquina pulidora de los supermillonarios que orgullosamente salen en Forbes. Soy opositor a un gobierno que ha creado una guerra destinada al fracaso, mandando a la tumba a 23,000 mexicanos, la guerra contra el narco está destinada a perderse excepto que en el panorama presidencial, esté pelearse contra el narco por los próximos 200 años, quizá en el 2210 estemos festejando el Bicentenario de la guerra contra los cárteles de la droga, en fin, soy anticalderonista de pies a cabeza, así nomás…

Pero regresando al primer renglón de esta entrada, creo que el discurso de Calderón el día de hoy en el congreso norteamericano tiene una sustancial razón de ser, Felipe Calderón les dijo a todos ellos: "con todo respeto, es necesario que regulen de manera correcta la venta de armas. Respeto y admiro la Constitución estadunidense, pero créanme que éstas armas no van a manos honestas y en su lugar terminan en manos de criminales”.

Creo que soy más antiyanqui que anticalderonista, por eso es que verlos ahí frente a frente, por un lado al pequeño Calderón, de pequeñez como estadista, y por otro lado al arrogante congreso norteamericano, creo que sus palabras fueron acertadas; sin embargo, la arrogancia del congreso gringo se impuso a la razón. El legislador republicano John Cornyn, dijo que el problema de seguridad que enfrenta México no tiene que ver sólo con la presencia de armas, la mayoría de ellas fabricada en los Estados Unidos. Simplemente en la frontera se calculan cerca de 7 mil puntos de venta donde uno puede ir a comprar un arma como comprar un chicle en la tiendita.

El congresista afirmó: "tengo mucho respeto por el presidente Calderón y su compromiso de combatir a los cárteles, pero no creo que los estadounidenses deban renunciar a cualquiera de sus libertades en respuesta a los problemas de otro país." Sería bueno que el congresista Cornyn viera el premiado documental de Michael Moore Bowling for Columbine (2002), No hay mejor expositor en el tema del mal manejo de armas que Moore, en este documental Moore muestra como los norteamericanos viven constantemente en una cultura de miedo, causado por los medios de comunicación y enfatiza que los norteamericanos, para ausentarse de sus miedos, sólo les queda la posesión de armas de todo tipo, documenta la forma como se pueden comprar estas armas de la manera más fácil, documenta igualmente que los norteamericanos piensan que por tener armas se es más responsables o los que no las tienen son más negligentes, ideas absurdas que han llevado que adolecentes se maten entre sí como el caso del instituto Columbine en 1999.

El problema del congreso norteamericano, a diferencia como en ocasiones lo ha manifestado el presidente Obama, es que no acepta que los problemas del narco y violencia que vive México es un problema de ambas naciones, la droga mexicana va a los Estados Unidos, sus armas vienen a México, ellos se lavan las manos pensando que con el dinero de la iniciativa Mérida es más que suficiente, creo que no deben de exigir nada a cambio si en la parte que les corresponde no hacen nada. Pienso que hay una gran lógica en pensar que hay un mercado ilegal de armas coludido con las autoridades de ambos países, y como en el tema de la droga, mientras haya quien las compre, habrá quien las venda.

En fin, me quedo con la interrogante que una niña expuso a Michelle Obama con respecto al tema migratorio, al igual que su esposo, la primera dama de los Estados Unidos le dio muchas vueltas al asunto.



19 de mayo de 2010

La ley Arizona, narcotráfico…


Una reunión más entre Calderón y Obama, ya es costumbre que los presidentes de ambos países se junten para supuestamente ver, analizar, estudiar, proponer soluciones de los problemas que conjuntamente aquejan a ambas naciones, siempre se prometen cosas cruzando los dedos de la mano por detrás de la espalda a sabiendas de que no cumplirán nada de lo que se prometan, sólo quedarán sus promesas en buenas intenciones.


Las reuniones bilaterales entre Estados Unidos y México destacan por el optimismo desbordado que impregnan ambos presidentes, por el lujoso protocolo con las que se llevan a cabo; en esta ocasión, la cúpula empresarial mexicana estuvo presente en una cena que ofreció Obama; Slim y Zambrano metichearon en la cena y saludaron a los asistentes cual viles estrellas de cine.


Calderón, al fiel estilo de Miguel Angel Cornejo expresó a Obama la intención de que ambos alcancen sus sueños….”Presidente: me gustó mucho la frase de Octavio Paz de que uno debe merecer los sueños para alcanzarlos. Yo no sé si usted y yo merecemos nuestro sueños, pero sé que ambos los tenemos y que luchamos todos los días para merecerlos, y por lo mismo se que los vamos a alcanzar", dijo Calderón… =( =( (Caritas de llanto como icono del Messenger)


Dentro del todo el impresionante protocolo con que se llevó a cabo la reunión, los temas importantes se pusieron sobre la mesa, con justificaciones y con promesas que no se cumplirán. El tema hit del momento es la ley SB1070, ambos presidentes manifestaron su lógico rechazo a la iniciativa de Arizona, Calderón era el ofendido y Obama se justificaba; el presidente norteamericano dijo que revisarán la constitucionalidad de la ley Arizona, prometió trabajar en una reforma migratoria pero advirtió que esta sólo será posible con el apoyo de la fracción republicana en el senado gabacho, en pocas palabras le dijo a Calderón que ni se hiciera ilusiones, ya que está sometido a la aprobación de los republicanos.


Por otro lado se tocó el tema de la droga, Obama reconoció puntos importantes, el hecho de que tiene que trabajar para que por lo menos el consumo de droga no aumente en los Estados Unidos, reconoció también el problema del tráfico de armas de manera ilegal hacia México, los gringos saben de la corresponsabilidad en el problema del narcotráfico, tan es así que Obama declaró que “es totalmente cierto que la demanda de drogas estadunidense está alimentando esta crisis de seguridad pública en México. Y por eso tenemos la obligación de no aumentar la demanda", ya he visto varias manifestaciones donde saben que un problema está llevando al otro.


No hubo nada nuevo, lo mismo que en la última visita de Hillary Clinton a nuestro país cuando dos empleados del consulado norteamericano fueron asesinados en Juárez… nada nuevo y nada interesante. Interesante es ver que hacen los narcos, secuestradores, guerrilleros o de lo que se trate que tienen a Diego cuando llegue Calderón a México….

18 de mayo de 2010

La incertidumbre, el silencio, la puesta en escena, quizá…


Televisa acaba de anunciar que por respeto a Diego Fernández de Cevallos y familia, no hablará más del tema hasta que éste se resuelva; quizá Televisa acaba de encontrar el punto exacto de cómo hacer periodismo; si López Dóriga, Loret de Mola, Adela Micha y todo el núcleo de presentadores de noticias optaran por esta forma de trabajo en todos los aberrantes casos que suceden en la vida política de México, puedo apostar, que el silencio traería más dosis de verdad que el sin números de argumentos con los que nos bombardean todos los días, desde la guerra contra el narco, hasta el patético caso pollet.


Por otro lado, pienso que por primera vez Televisa acepta abiertamente lo que ha hecho por años, guardar silencio, por un lado pienso que es maravilloso verlos callados, por otro pienso que llevan años haciéndolo, enterrando verdades históricas como el fraude el 88, la muerte de Colosio, el fraude del 2006 por poner algunos ejemplos, el caso es que su silencio es a medias, las verdades son manipuladas para beneficio del régimen, no es un completo silencio sino son vociferaciones armadas de lo que le conviene que sepamos o creamos.


Volviendo al caso Fernández de Cevallos, vemos el análisis por todos lados, desde recapitular quien fue Fernández de Cevallos para la vida política de México, hasta pensar que un grupo guerrillero fue el que secuestró al ex senador; escribimos, decimos, pensamos puras suposiciones, nuestra capacidad de análisis se ha cimentado y lo acepto, en la incertidumbre del acontecer de un país en el cual hace mucho tiempo debimos de habernos acostumbrado a que no pasa nada.


México es un país esponja, se le apachurra al máximo para que en fracción de segundo todo siga igual, hoy se cumplen 4 días de la desaparición de Fernández de Cevallos y tenemos más allá de la incertidumbre de no saber dónde está el personaje, al mismo México mecanizado con dosis de optimismo por parte del presidente, un fastidio generalizado y una cotidianidad que se desenvuelve en cifras de violencia y una economía deprimida.


El caso de Fernández de Cevallos, despierta desde el interés de cierto sector informado, pasando por la burla feisbukera de repetir 100 veces el chiste de que quizá está debajo de su cama, hasta la indiferencia de quienes viven con menos de lo indispensable y que quizá ni enterados están.


El sistema convierte todo suceso en grandes puestas en escena, ahora, el misticismo de Televisa será parte del show, independientemente de lo que pase, si Diego aparece, no sabremos quién lo secuestro y lo peor, si nos presentan a uno cuantos detrás de un vidrio como los presuntos responsables, lo dudaremos; y si nunca vuelve a aparece, menos sabremos qué fue lo que pasó y quienes fueron los autores, quizá habría que traer a mercenarios árabes para saber la verdad, el show será mayor cuando aparezca en 5 ó 6 días con la barba desarreglada y con una venda en la mano de una supuesta herida, diciendo que se escapo de sus verdugos. Todo puede pasar.


Mientras tanto, yo no guardo silencio y dejo que mi mente vuele para tratar de imaginar que fue lo que pasó, esto es lo que me hace el día.

17 de mayo de 2010

Diego no es una víctima…


Diego Fernández de Cevallos bien pudo ser el equilibrio para que la narcoviolencia no sea parte de la vida cotidiana en la entidad de Querétaro; si fuese así, una parte del crimen rompió con lo establecido y Querétaro quedará sin la única garantía para mantener la paz social: la del pacto entre bandas del narco para mantener una tregua en la entidad, pacto del cual un mediador bien pudo haber sido Fernández de Cevallos.



Más allá de querer ver esto como parte de los daños colaterales que argumenta el estado, el atentado contra Fernández de Cevallos hace dar un giro importante al ambiente de violencia que vive el país entero; si el crimen fue capaz de ir por tal personaje como lo es Fernández de Cevallos, personaje ligado ciento de veces con el crimen organizado y las grandes mafias del país, esto dejará sin sueño a muchos políticos, que ya sea en un menor o mayor grado, están involucrados con la mafia, políticos de todas las esferas que forman parte de la simulación de estado en la que vive México y que tienen sus nexos con el crimen en cualquiera de sus modalidades.




Más allá de querer ver esto como un secuestro del que sufren los miembros de la clase dominante del país, secuestro aislado de alguien que tiene la posibilidad de pagar la cantidad que fuese por su libertad, el estado debe saber leer lo que dice este nuevo y triste episodio de violencia: no secuestraron a “x” empresario, secuestraron a un hombre que si pudiera llegar a aparecer, tendría todo el poder para dar con sus verdugos, creo y pienso que la industria del secuestro no va por personajes como Fernández de Cevallos; por “el jefe” fueron por asuntos pendientes, fueron por el resultado de una turbia y negra carrera política de corrupción, fueron por lo que quizá debía en el ambiente de tráfico de influencias el cual Diego dominaba a la perfección, en términos generales, fueron por ajuste de cuentas, sólo que ahora el golpe fue directamente a uno de los grandes de la mafia mexicana.




Nos extraña, nos consterna lo sucedido por el hecho de ser un personaje intocable al que se le tocó, este quizá sea el suceso por el cual empezaremos a ver rodar las cabezas de políticos por parte del narco; no recuerdo un personaje de tal tamaño de la mafia política que haya sido tocado, desde el episodio de José Francisco Ruiz Massieu en 1994, la narcopolítica tiene una natural protección y cuando esta sucumbe, hablamos de un reacomodo en la cúpula narcopolítica que hará temblar al estado y en este caso, al ya de por si pequeño Felipe Calderón.



Regresando al primer párrafo de este artículo, si el episodio de Fernández de Cevallos rompe con la paz que aparentemente vive la entidad queretana, el gobierno que encabeza Pepe Calzada tendrá que encontrar la estrategia para que el crimen no comience a pelearse por la plaza, y así terminar con el mito de la paz social de Querétaro. El suceso de Fernández de Cevallos, no puede ser identificado como parte de errores en la estrategia de seguridad en Querétaro, Fernández de Cevallos fue un hombre de estado, uno de los abogados más ricos del país, algo traía, sembró y se cansó de sembrar para cosechar lo que vivió el pasado 14 de Mayo, el problema para el gobierno queretano, no es esclarecer lo sucedido, no se puede pensar que fue un secuestro convencional, el problema será mantener el ambiente de paz que vive la entidad, sea como sea, por el pacto entre narcos o por la eficiencia del estado.

Martín y Brian Almanza Salazar….

Publicado en facebook el 9 de abril de 2010...

En términos generales, estos dos nombres nos pueden sonar irrelevantes, quizá porque para la patética cultura mediática no son materia de rating, quizá porque son víctimas de la estupidez de un gobierno empecinado en violentar a este país; Martín y Brian no nos importan porque quizá no hay un grupo en facebook al que nos podamos unir y que se llame “a que junto 1 millón de firma para que se haga justicia por Martín y Brian Almanza Salazar…”, quizá nos valgan madres porque Adela Micha no ha entrevistado a sus padres y no son materia prima del contenido editorial de Televisa.

Quizá su caso deba ser guardado debajo de la alfombra debido a que sería un elemento irrefutable para que el presidente Calderón pare el fuego del ejército mexicano en una guerra costosa y absurda, quizá los Almanza Salazar no son materia importante de los noticieros debido a que no viven en unos bonitos departamentos en Huixquilucan, Estado de México. Quizá su caso no sea materia para despertar el morbo, no sea materia de análisis para el programa Tercer Grado, donde la línea editorial tal parece que viene de Los Pinos.

Martín y Brian Almansa Salazar, los dos hermanos de 5 y 9 años respectivamente, son víctimas de la guerra contra el narco del presidente Calderón, niños que fueron acribillados por elementos del ejército en un retén rumbo a Matamoros, niños que iban acompañados por sus padres y que de la nada empezaron a recibir una ráfaga de balas por parte de los soldados, crimen del cual sabemos poco, porque es mejor distraer la atención con el caso Paulette que exhibir el fracaso de la inútil guerra de Calderón.

Para Martín y Bryan Almanza Salazar, no hay espacio suficiente en los noticieros de Loret de Mola, López Dóriga, Javier Alatorre; es más relevante hacernos creer la estupidez de que Paulette estuvo 5 días muerta debajo de su cama. No somos víctimas de la cultura mediática, nosotros somos lo que elegimos que ver; si somos ciudadanos distraídos, al no percatarnos de que el sistema nos muestra lo que le conviene que veamos. Dos niños asesinados por miembros del ejército nacional es un asunto que debería causar indignación nacional, el caso debería hacernos marchar en las calles contra la guerra del Presidente Calderón, debería indignar a todo comunicador, debería ocupar todo el espacio noticioso de radio y televisión, más allá del amarillismo como las televisoras pretenden convertir en materia prima de serie de televisión el caso Paulette. La patética cobertura que se le dio al caso Paulette me hace comparar ambos sucesos, llego a pensar que este caso está lleno de perversidad en el sentido como se ha utilizado la información, en forma de distractor nacional al vil estilo de cuando Gloria Trevi era más importante que el fraude del Fobaproa, me hace minimizar el crimen de la inocente niña por el crimen cometido por una institución del estado mexicano contra dos niños que nunca debieron ser acribillados de esa forma.

No se puede permitir una vez más, que los soldados violen los derechos fundamentales de los ciudadanos por el pretexto de una guerra infame, estúpida, perdida; una guerra donde el enemigo tal parece no es el crimen organizado, sino las supuestas “flamantes instituciones” que se dicen defendernos, la misma institución atroz que es el ejército mexicano, el mismo del 68, del 71, de la violacióny asesinato a la anciana en Zongolica Veracruz y que se dijo murió de gastritis, el mismo ejercito que sigue pisoteando los derechos de los ciudadanos escudados en sus armas largas. Basta ya. Fuera el ejército de las calles y justicia inmediata para Martín y Bryan Almanza Salazar.