19 de mayo de 2010

La ley Arizona, narcotráfico…


Una reunión más entre Calderón y Obama, ya es costumbre que los presidentes de ambos países se junten para supuestamente ver, analizar, estudiar, proponer soluciones de los problemas que conjuntamente aquejan a ambas naciones, siempre se prometen cosas cruzando los dedos de la mano por detrás de la espalda a sabiendas de que no cumplirán nada de lo que se prometan, sólo quedarán sus promesas en buenas intenciones.


Las reuniones bilaterales entre Estados Unidos y México destacan por el optimismo desbordado que impregnan ambos presidentes, por el lujoso protocolo con las que se llevan a cabo; en esta ocasión, la cúpula empresarial mexicana estuvo presente en una cena que ofreció Obama; Slim y Zambrano metichearon en la cena y saludaron a los asistentes cual viles estrellas de cine.


Calderón, al fiel estilo de Miguel Angel Cornejo expresó a Obama la intención de que ambos alcancen sus sueños….”Presidente: me gustó mucho la frase de Octavio Paz de que uno debe merecer los sueños para alcanzarlos. Yo no sé si usted y yo merecemos nuestro sueños, pero sé que ambos los tenemos y que luchamos todos los días para merecerlos, y por lo mismo se que los vamos a alcanzar", dijo Calderón… =( =( (Caritas de llanto como icono del Messenger)


Dentro del todo el impresionante protocolo con que se llevó a cabo la reunión, los temas importantes se pusieron sobre la mesa, con justificaciones y con promesas que no se cumplirán. El tema hit del momento es la ley SB1070, ambos presidentes manifestaron su lógico rechazo a la iniciativa de Arizona, Calderón era el ofendido y Obama se justificaba; el presidente norteamericano dijo que revisarán la constitucionalidad de la ley Arizona, prometió trabajar en una reforma migratoria pero advirtió que esta sólo será posible con el apoyo de la fracción republicana en el senado gabacho, en pocas palabras le dijo a Calderón que ni se hiciera ilusiones, ya que está sometido a la aprobación de los republicanos.


Por otro lado se tocó el tema de la droga, Obama reconoció puntos importantes, el hecho de que tiene que trabajar para que por lo menos el consumo de droga no aumente en los Estados Unidos, reconoció también el problema del tráfico de armas de manera ilegal hacia México, los gringos saben de la corresponsabilidad en el problema del narcotráfico, tan es así que Obama declaró que “es totalmente cierto que la demanda de drogas estadunidense está alimentando esta crisis de seguridad pública en México. Y por eso tenemos la obligación de no aumentar la demanda", ya he visto varias manifestaciones donde saben que un problema está llevando al otro.


No hubo nada nuevo, lo mismo que en la última visita de Hillary Clinton a nuestro país cuando dos empleados del consulado norteamericano fueron asesinados en Juárez… nada nuevo y nada interesante. Interesante es ver que hacen los narcos, secuestradores, guerrilleros o de lo que se trate que tienen a Diego cuando llegue Calderón a México….

No hay comentarios: