22 de julio de 2010

Calzada, primer año de gobierno


Lo mejor que le puede pasar a Calzada a un año de gobierno, es que la gente no diga que “cualquier cosa es mejor después de Garrido”, afortunadamente para él, su gobierno da de que hablar; en términos generales lo que percibo del círculo rojo, del sector de la sociedad que se informa, es que se están haciendo bien las cosas. Hay opiniones de todo tipo, el priismo no deja de traer a la mente de los mexicanos un recuerdo ruin de lo peor que hubo en este país, tristemente muchos ciudadanos apolíticos siguen visualizando al poder como una opción “para poder chingar”, y “si el PRI nos chingó 70 años, el PAN tiene derecho de seguirnos chingando”; afortunadamente, también hay un sector de ciudadanos con el suficiente criterio para poder cambiar a un gobierno de cualquier fuerza política cuando el que lo ostenta no ha cumplido con la expectativa de la sociedad; mejor aún, cambiar de partido cuando el que está, despreció y se burló de la ciudadanía. Para no poner como ejemplo las elecciones del año pasado en Querétaro, donde Calzada sacó al panismo más corrupto del poder, voy a referirme al estado de Oaxaca en las elecciones del pasado 4 de julio, donde lo peor del priismo, el más demagógico, asesino y corrupto fue derrotado por la unión de la sociedad oaxaqueña encabezada por Gabino Cué en alianza bizarra entre la derecha y la izquierda; lo mismo el caso de Puebla, se logró sacar como un logro ciudadano, a lo peor del priismo encabezado por Mario Marín.


La sociedad, dígase lo que se diga, está más despierta; no podemos ser priistas, panistas o perredistas a rajatabla, no podemos estar cegados con que una fuerza política representa la verdad absoluta, sin tomar en cuenta como centro del actuar político a las personas. Cada vez se nos hace más común ver cambiar el péndulo político en los gobiernos; eso le pasó a Querétaro hace un año, cuando parecía imposible sacar al PAN de la casa de la Corregidora, la sociedad en su mayoría eligió un proyecto que representaba un cambio en las formas de gobernar a la entidad, por lo que el compromiso del actual gobierno es aún mayor debido a que está siendo observado por el ojo ciudadano; cualquier error, corruptela, escándalo que se pudiera llegar a dar, será constantemente cuestionado.


Muchos piensan que hablar del garridismo a estas alturas sale sobrando, yo creo que no, si bien es claro que el mayor éxito de Calzada a 10 meses de tomar las riendas, más allá de las obras que está haciendo, más allá de la eliminación de la tenencia y de lo exitoso que pudiera ser su política social con “soluciones”, el éxito es el acercamiento que ha tenido con la sociedad queretana, es alguien que parece ser agradecido con su gente, es alguien que no representa ni arrogancia ni prepotencia, características que vimos en los últimos 6 años de panismo; a pesar que es arropado por las élites del estado, pienso que Calzada es alguien que se sabe desmarcar de ellas, el bajo perfil que ha manejado en estos primeros 10 meses ha sido algo muy prudente que hace concentrar la atención de la gente no en su personalidad sino en los proyectos que se están haciendo; no le gana el ego, más bien le da prioridad al trabajo en conjunto.


Regreso brevemente al garridismo, creo que muchos queretanos decidimos el cambio por la percepción que tuvimos de la administración pasada, la percepción de una mayoría fue que el garridismo fue muy corrupto y excesivo en sus formas; mucho hablamos en Querétaro del pésimo manejo en torno a Ciudad de la Cultura y las Artes, hoy convertido en un monumento a la corrupción panista de Querétaro; los excesivos gastos en torno al Parque Bicentenario donde había un también excesivo tufo de negocios familiares de los González Valle y su empresa CONCREMAS; todo lo que se dijo en torno al Tángano, reserva ecológica donde supuestamente funcionarios de la administración pasada iban a ser jugosos negocios; todo lo que se dijo en torno a lo que la señora Marcela Torres consideraba una prestación de los funcionarios de gobierno, el uso indebido del avión del estado; obscuridad en torno a los costos del Paseo Constituyentes; toda la inversión millonaria que se hizo en un acuaférico que no funciona; en fin, todo en paquete nos lo cobramos en las elecciones del 5 de julio del año pasado para sacar al PAN del gobierno, quizá con la esperanza de que Calzada hiciera las respectivas auditorías, como lo anunció en octubre pasado el día de su toma de posesión. Creo que es la única cuenta pendiente de Calzada a 10 meses de ser gobernador, transparentar a los queretanos el uso de los recursos aplicados por la administración garridista y en su caso, juzgar lo indebido, sin revanchismo, y con ello, dejar precedente histórico de cuentas claras a nivel nacional.


El factor tenencia.


Calzada ha tenido éxitos importantes, la eliminación de la tenencia quizá el mayor de ellos, sin exagerar pasará a la historia como el primer gobernante en quitar este absurdo impuesto; lo que Calderón anunció a finales de junio pasado, fue un acto desesperado y visto como una estrategia electoral, Calzada encontró el mecanismo exacto para que los queretanos ya no pagáramos tenencia, y con eso su nombre se logró posicionar a nivel nacional como el primer gobernante en hacerlo. Además, con la medida logró depurar el expediente fiscal de los queretanos ya que para ser merecedor del beneficio había que estar al corriente en otras obligaciones de esta índole. Aunque la medida fue un éxito, se exageró en ponerlo en miras presidenciales, ambiente generado por su círculo más cercano y prensa nacional. Lo de la tenencia no fue propagandismo, años fuimos víctimas de un impuesto absurdo y que en términos prácticos, Calzada prometió quitar y encontró dicho mecanismo para hacerlo.


Soluciones.


La política social de Calzada, denominada soluciones, de entrada, es un proyecto ambicioso que habrá que esperar en ver el éxito del mismo al pasar de los años, el presupuesto destinado en una primera instancia asciende a 1700 millones de pesos, dinero que se ocupará para promover actividades productivas, inversión en infraestructura, actividades sociales y en general, dinero destinado a la mejora de la calidad de vida de los queretanos. La cantidad de dinero destinada es un fuerte impulso para eliminar rezagos que existen en el estado, será útil y lo consideraré un éxito mientras dichos recursos no se politicen en tiempos electorales como lo fue el PAC en tiempos del garridismo. Pienso que el éxito de un gobierno, radica fuertemente en la prioridad que se le dé a su política social; muchos podrán llamar a este tipo de políticas populismo o paternalismo, pero el impulsar medidas como la llamada “Soluciones Utiles”, donde se destinará dinero para que estudiantes desde nivel preescolar hasta estudiantes de Bachilleres puedan financiar útiles escolares para la continuación de sus estudios, es de las grandes acciones que pueden hacer los gobiernos. Soluciones por lo pronto es una buena idea, habrá que ver que tal va funcionando y que tan politizado estará la asignación de los recursos a lo largo de la administración.


Obra pública.


Siempre estaré de acuerdo en la obra pública por la derrama económica que genera al país, la industria de la construcción siempre será un importante detonante del empleo; las obras calzadistas pueden rayar en ser obras de relumbrón, tanto el Distribuidor Bicentenario como el Paseo de la República, bien pudieron esperar uno o dos años en comenzar a ser construidas. El garridismo dejó inconclusas, por razones que los queretanos desconocemos, obras como la Ciudad de la Cultura y las Artes, y no sabemos si es funcional el tan anunciado acuaférico que construyó la misma administración, Calzada debe de dar utilidad a esas obras o los queretanos determinaremos que fueron un lamentable despilfarro. La obra pública que se terminará a finales de este año quedará a juicio de la sociedad su beneficio para Querétaro. Importante será en los años que vienen de esta administración, siempre y cuando sea sustentable, la ampliación a 4 carriles de la carretera de la sierra del estado. Pero insisto, en materia de obra pública hay cuentas pendientes de la administración pasada.


Gabinete.


El gabinete de Calzada ha sido un gabinete de bajo perfil, no se mueve mucho ante los reflectores, pienso que están haciendo un esfuerzo valiosos por la responsabilidad encomendada, no ha habido escándalos y los queretanos esperamos que no los haya, desconozco hasta qué punto es un gabinete de cuates, no parece serlo; a 10 meses no ha habido destituciones importantes y el éxito dependerá que los miembros del gabinete actúen sin miras políticas por lo menos hasta el 2012, en términos generales el gabinete calzadista ha cumplido, creo que se formó un gabinete sin muchos intereses y con independencia mental.


Seguridad Pública.


El gran reto. Los últimos acontecimientos que se dieron en el estado, que despertaron la preocupación de la gente y que se comenzó a especular en torno al futuro de Querétaro en materia de seguridad, no se pueden considerar como el derrumbamiento de la aparente tranquilidad del estado y mucho menos ser atribuible al nuevo gobierno como irresponsablemente muchos panistas han tratado de achacar. Aunque la situación nacional en esta materia me hace pensar que la seguridad que vivimos en Querétaro para mí es un mito, el reto de esta administración es mantener un ambiente de paz social. El gran escándalo no fue ninguna de las últimas balaceras, sino el secuestro de Diego Fernández de Cevallos, un hecho aislado que nada tiene que ver con la seguridad del estado en su conjunto, el personaje define por sí mismo la lamentable situación que está viviendo. El éxito en materia de seguridad será la perfecta coordinación de todos los cuerpos policiacos para impedir que el crimen organizado se establezca en la ciudad.


Transporte Público.


La piedrita en el zapato. El garridismo tal parece que como venganza de la derrota electoral, dejó una tarifa de 6.50 a los miles de usuarios diarios del transporte público, si Calzada logró nulificar el impacto de la tenencia en los bolsillos de los queretanos, tendrá que encontrar la manera de volver a bajar la tarifa del transporte público, mientras a nivel nacional no disminuya el desempleo y se mejore la calidad de vida de la clase trabajadora, no se puede castigar a la sociedad con un aumento tan injustificado por las autoridades en este rubro. El tema no deja de ser político, pero se tiene que encontrar la fórmula para que exista una tarifa que convenga a sociedad y concesionarios.


El reordenamiento del transporte en Querétaro es inaplazable, se escucha de una futura modernización en el sistema de transporte, una ciudad progresista como pretendemos que sea Querétaro no puede seguir con el pésimo servicio que se tiene, la modernización es un reto para esta administración.


En términos generales.


Poco a poco la luna de miel que vivía la sociedad con Calzada se va a terminar, por lógica, el gobernador cada vez estará más expuesto a la crítica, pero a 10 meses de gobierno el papel desempeñado ha sido bueno, muy por encima de la medianía, creo que ha tenido rumbo y falta tiempo para hacer una crítica más profunda, quizá en un año no podamos ver claramente las directrices que se pretenden. Calzada no se debe de concentrar en las trivialidades de la política, la oposición siempre criticará y más allá de tener quien amortigüe los golpes con declaraciones o debates estériles, el gobierno debe de responder con resultados. Calzada debe cuidar las manos de todos sus colaboradores, en especial las manos de los más cercanos, debe trabajar con miras a trascender políticamente.

1 comentario:

Gonzalo dijo...

Buenos dias.
Coincido con tu opinión acerca del desempeño del Lic. Calzada como gobernador de Querétaro. Su mayor acierto y gran virtud, es el tener la sencillez y humildad de estar cercano a la gente. Eso indudablemente es lo que mas valora la sociedad en un gobernante.
Bien mencionabas que las actuales obras sociales pudiesen haber esperado un par de año, considero que el gobernador no se durmio en sus laureles. Esta obra, aunque de momento es molesta por la incomodidad que genera, para el inicio del siguiente año, veras sino nadie recordara la molestia, ya que se, será funcional.
Espero, y tengo confianza de que asi será, el gobernador Calzada reactive las obras inconclusas del ACUAFERICO y de las CUIDAD DE CULTURA Y LAS ARTES y se le de el uso que el estado en general merece. Se que asi será ya que el gobernador Calzada es un gobernante con visión social.

Saludos¡¡¡