26 de septiembre de 2010

Calzada, un año de gobierno…

El 1 de octubre se cumple el primer año de gobierno de Pepe Calzada, y aunque trae buenos números en materia de aceptación, el priismo que ganó el gobierno del estado, no ha podido dar el gran paso hacia la transparencia.

La actual administración, ha sabido posicionarse en los queretanos como un gobierno abierto y es bien aceptado por la ciudadanía, según una encuesta realizada por el diario El Universal y publicada el pasado 23 de Septiembre, los queretanos encuestados califican (en promedio) a Calzada con 7.70, lo que lo posiciona a nivel nacional como el cuarto mejor gobernador calificado por sus gobernados.

Independientemente de la buena aceptación que los queretanos otorgan a la administración calzadista, todo lo que Calzada prometió en su toma de protesta referente a las auditorías que realizaría a la administración de Garrido, han quedado en el olvido; si a un año de que Acción Nacional dejó el poder, no ha habido responsables de supuestos malos manejos, los funcionarios del garridismo y el propio Garrido pueden estar tranquilos de que ya nada les pasará, a excepción de Alejandro González Valle, hermano del ex alcalde y ex candidato a gobernador Manuel González Valle, que tal parece podría ser el único que en paquete, pague por todas las malas cuentas que dio el panismo a lo largo de los últimos 6 años.

Me cuesta trabajo pensar en un borrón y cuenta nueva por parte de la administración actual, sería ser parte de una política de “perro no come perro”; si ningún funcionario anterior es juzgado, seguimos reflejando la impunidad de una clase política que cada vez se aleja más de la sociedad; quizá también, el hecho de que el garridismo fue muy corrupto, que gobernó con excesos, hayan sido puros rumores bien aprovechados por Calzada para capitalizarlos en votos, quizá todas las obras estuvieron realizada conforme a estado de derecho, o maquilladas con esas lagunas legales que se le encuentran a las leyes para que nuestros políticos se beneficien, quizá todo lo que se dijo en torno al excesivo costo de las obras fue mentira, quizá los terrenos donde ahora está ciudad de las artes y donde está un hotel que no puede operar (casa inn), quizá fueron manejados con transparencia, quizá los que pensamos que el panismo fue corrupto estemos equivocados, todo eso puede ser y mientras las promesas de Calzada de transparentar a la anterior administración sigan en el olvido, tendremos que quedarnos con que el garridismo no fue tan corrupto.

Ahora bien, el problema que tiene la actual administración es el nuevo espíritu priista que ronda las entrañas de los que en función, ya pretenden ocupar un puesto de elección popular en 2012, y el problema es mayúsculo cuando funcionarios están más en campaña que haciendo su chamba; como el caso de funcionarios del gobierno municipal de Corregidora, que con la salida de Luz Calzada, prima del gobernador, están haciendo todos los tejes para que Gustavo Zepeda sea el próximo alcalde. El gobernador no ha podido poner orden en ese sentido y la pésima administración de Carmelo Mendieta en Corregidora, es el fiel ejemplo de que están más preocupados por lo que viene que en hacer una administración honrada y eficaz, si bien es claro que Luz Calzada no tenía mucha idea en administración pública, el hecho de quitarla es darle la chequera del municipio a otro que sea afines a los intereses de Mendieta, ya que Luz Calzada no representaba su intereses, lo que era incomodo para el flamante presidente municipal de Corregidora, alcalde que será, al paso de los tres años, una joya del priismo más inútil para gobernar.

Digamos que los prietitos en el arroz empezarán a brotar en el panorama político de Calzada, la luna de miel terminó; las cosas buenas que tiene esta administración que también son muchas, tendrán que hacerlas lucir mucho más que las cuestiones negativas que se empiezan a presentar; pienso que el panorama poco a poco irá sacando nombres de funcionarios de la administración que harán uso de su puesto para cuestiones personales, ojalá me equivoque, pero el sistema de cómo funciona nuestra política, está diseñado para eso. Calzada tiene 5 años más de gobierno y tiene una oportunidad de servir y dejar precedente de que las cosas se pueden hacer bien, pero no depende de él meramente, depende también de sus colaboradores, pero en él estará cuidarles las manos, los negocios al amparo del poder están a la vista, será importante que Calzada en eso sea implacable y no permita que se repita la historia de la poca transparencia con la que operan nuestros gobiernos.

No hay comentarios: