30 de enero de 2011

A un año de Salvárcar


Datos fríos sobre la guerra calderonista; según datos de los libros Los señores del narco, de Anabel Hernández; El cártel incómodo, de José Reveles y Marca de sangre, de Hector Mauleón, recopilados por Fernando García Ramírez en la última edición de la revista Letras Libres, en la guerra contra el narco participan 50 mil soldados y 30 mil policías federales más miles de policías municipales. Esta guerra ha costado 120 mil millones de pesos en cada uno de los años que lleva este enfrentamiento. Van más de 30 mil muertos más los miles de levantado. El 9 de enero de 2010, se registraron 69 asesinatos ligados al crimen organizado. Anabel Hernández argumenta que el Chapo Guzmán se escapó de Puente Grande en complicidad con las autoridades penitenciarias, desde su fuga se convirtió en consentido de los gobiernos panistas, hecho que le permitió en muy pocos años expandir su negocio y convertir su organización en una empresa multinacional del crimen, con presencia en 43 países, y convertirlo en uno de los hombres más ricos y poderosos del mundo según la revista Forbes.


Más datos. Según el secretario de la defensa nacional, hay 500 mil personas involucradas en la producción y tráfico de drogas, y 100 mil dedicados a combatir a los primeros. Sin embargo, señala José Reveles, los delitos del narco sólo representan el 0.5 por ciento del total de delitos ocurridos en un año en nuestro país.


Más datos, ahora expuestos por Fernando Escalante Gonzalbo en la revista Nexos del mes de enero. Escalante Gonzalbo hace un comparativo estadístico sobre los ejecutados en el país en los últimos 20 años, demuestra como la violencia se disparó en el periodo comprendido de los años de 2008 y 2009 por encima de la tendencia estadística que se había mostrado en los últimos años. En 2008, según Escalante Gonzalbo, hubo 5 mil homicidios más que en 2007 y en 2009 hubo 5 mil 800 más que en 2008 y 3 mil más que en 1992.


La violencia desmedida se da en los estados donde hubo mayor presencia de militares y federales desde el año 2007. El calderonismo está dispuesto a llegar al último día de su gobierno sosteniendo esta guerra, no tendrá otra estrategia más que el ataque frontal con los narcos a pesar de la inmensa corrupción de las corporaciones policiacas y de las fuerzas armadas.
Mientras vemos concluir la insensatez calderonista, es necesario recordar, ante la lamentable situación de violencia de nuestro país, a los 14 jóvenes acribillados en el fraccionamiento Villas de Salvárcar en Ciudad Juárez Chihuahua el 30 de Enero de 2010; a un año de la tragedia, una entre tantas que ha vivido esta ciudad, sostengamos la esperanza de que México sea otro, con un porvenir de paz a pesar de la necedad de algunos que ven en las armas la única forma de solucionar un problema que nació con la implementación de medidas económicas que dejaron a millones en la miseria y en la ignorancia. Espero que pronto esos 120 mil millones de pesos destinados a esta guerra anualmente, sean destinados a la educación, único camino para salvar a México.


Y para concluir, espero que pronto haya en el gobierno, un cúmulo de progresistas dispuestos a cambiar las balas por libros, soldados por maestros y cuarteles por salones, espero que pronto cambie la política económica de México, para generar condiciones más igualitarias entre todos los mexicanos…. Pidamos lo imposible.

No hay comentarios: