23 de febrero de 2011

República del Twitter


Quién no conoce el lamentable episodio del mes de Julio de 1976 que vivió Julio Scherer García en el periódico El Excelsior en la época de Luis Echeverría Álvarez, donde fue boicoteado por el sistema político para impedir que este diario hiciera periodismo de manera libre. Hoy, ante las libertades que goza mi generación, es necesario hacer un reconocimiento a personajes como Julio Scherer y Carlos Payán Velver, fundadores de la revista Proceso y el periódico La Jornada respectivamente; por qué digo ésto, porque hacer periodismo libre cuando estaba arraigado el sistema político priista más aplastante era un verdadero acto de valor.


Hoy cualquiera tiene un blog (me incluyo) para manifestar sus opiniones, sus críticas, sus análisis del entorno político. Hoy, a pesar de que los gobiernos siguen poniendo trabas (o poniendo mucho dinero) para controlar a los medios de comunicación, es mucho más fácil encontrar información de toda índole para poder generarnos un juicio de lo que acontece. Estamos viviendo la última época de la televisión como medio de comunicación primordial para generar opinión pública. El internet, con todas las limitantes y riesgos que pudiera llegar a tener, es el medio de comunicación más democrático; los riegos que puedo visualizar en torno al internet, son la falta de objetividad en la distribución masiva de información, al igual que sucede con otros medios, igualmente el anonimato y la falta de fuentes confiables para golpear la imagen pública de los personajes; sin embargo, son más la ventajas que los riesgos, hoy tenemos la oportunidad de ser ciudadanos bien informados.


Con el uso del Internet, tendremos elementos para darnos cuenta, de la forma como los medios de comunicación tradicionales, en específico la radio y la televisión, fueron los medios utilizados para el control social. Aunque quizá lo sabíamos, hoy tenemos el comparativo de la forma en que se informaban nuestros padres a la forma como nos informamos nosotros; podemos entender la movilización social de una época específica analizando los medios electrónicos del momento, así podemos entender el 2 de octubre de 1968, el terremoto de 1985, el fraude electoral de 1988 y 2006; hay una responsabilidad directa del estado, que distorsionaba la realidad en torno a la movilización social dependiendo la maquinaria mediática que permitía o que alimentaba. Hoy tenemos la oportunidad de ser ciudadanos libremente informados, hoy la responsabilidad es nuestra para saber que escuchamos y que leemos, más bien siempre lo ha sido, pero hoy tenemos más elementos para generarnos una capacidad de análisis con elementos informativos más independientes.


Qué potencial tiene el Internet cuando vemos a sociedades como la egipcia, derrocar a un régimen por medio del uso de las redes sociales; de episodios como este, podemos entender el miedo de los gobiernos autoritarios y de los sistemas políticos de países con democracias simuladas como México, cuando la información circula en segundos y cuando el control de dicha información no está en manos del gobierno. Cuando existe legitimidad en los regímenes y libertades absolutas, los gobiernos no tendrían por qué tener miedo a la difusión de la información.


Hoy los gobiernos democráticos deben ser defensores de la crítica que se les haga. Hoy con el uso del internet no podemos ver episodios como los de Carmen Aristegui donde el sistema pretendió someter al medio, y tampoco podemos ver que los medios traten de someter a los gobiernos. El gran paso de la democracia es fortalecer la libertad de expresión, no somos estúpidos para dejarnos llevar por la borregada, cada vez tendremos mayor capacidad de análisis. Si los gobiernos le siguen apostando a los medios tradicionales, a las formas de control de la información, los ciudadanos cuestionaremos su legitimidad.


El uso del Internet es el medio por el cual los ciudadanos podemos acercarnos al progreso y la modernidad, lo que estamos viviendo es la gran revolución tecnológica que servirá para hacer de este mundo un mundo mejor. El periodismo en Internet no puede estar sujeto a grandes corporaciones, tampoco puede estar sujeto a grandes líderes de opinión, hoy el periodismo en Internet lo deben hacer los mismos ciudadanos que se consideren libres, igualmente los gobierno democráticos deben formar sus propios canales de comunicación para que ya no se sometan a los medios tradicionales que cobran por hablar bien del gobernante en turno. Sencillamente soy afortunado de vivir en una época donde el twitter me informa y donde soy parte de generar la información como CIUDADANO LIBRE.

No hay comentarios: