14 de abril de 2011

México cambiará desde abajo


A Javier Sicilia.


México va en una corriente depresiva donde el desánimo se ha convertido en el enemigo a vencer. Javier Sicilia levanta su legítima voz para lanzar el grito que trata de despertar a los millones de mexicanos que quizá no estamos hasta la madre y que eso, es lo realmente grave. Quien no esté hasta la madre de este país, quizá sea un traidor a la patria, debemos romper ese estado de confort de pensar que no vamos tan mal y que nos resigna a vivir con la bota sobre el cuello.


Ningún ser humano se merece sufrir las consecuencias de una guerra, mucho menos se lo merecía Javier Sicilia, mexicano ejemplar. Si los 120 millones de mexicanos que somos, tuviéramos la tolerancia y la conciencia de este personaje, este país sencillamente sería otro. Tristemente le tocó a una conciencia despierta como la de Javier Sicilia, sufrir el dolor que provoca la insensatez, le tocó levantar la voz de hartazgo, a la que por naturaleza humana, debemos de sumarnos.


Estamos a un año y dos meses de las próximas elecciones presidenciales, volveremos a escuchar como cada seis años la guerra mediática entre los diferentes actores que buscarán llegar al poder. Después de la experiencia de 2006, sería absurdo no haber aprendido de esa experiencia política que dividió al país; sí las campañas políticas vuelven a estar en el mismo sentido de rispidez, el país estará condenado a 6 años más de naufragio político. El próximo presidente de México debe visualizar el cambio del país desde las bases de la sociedad mexicana, si llega a atender y a ponerse al servicio de los intereses de los grupos de siempre, llámese intereses económicos o intereses políticos, la política volverá a fracasar.


De hecho considero que la transformación del país, no llegará por la vía política como lo creí por años; pienso que tendrá que haber un despertar de cada uno de los mexicanos para analizar en qué somos parte del problema para que este país esté como esté y corregir la parte que nos corresponde. Ya no más políticos en verdad, todos tenemos un ente político, unos más que otros, unos analizamos y nos apasionamos más en torno al proceso histórico que representa cada elección, por esta ocasión separo por completo ese pensamiento lineal, de creer que es necesario un gobierno de izquierda, lo sigo creyendo, pero ahora pienso que primero debemos concientizarnos como sociedad y transformar el sistema desde abajo. Cada quien tendrá una papel determinante en esta etapa donde México naufraga como país. Más allá de 4 ó 5 candidatos a la presidencia de la república, tendremos que transformarnos cada quien desde su trinchera para luego transformar al país.

En verdad, ya basta de política, ya basta del mismo discurso de siempre, ya basta de rendir tributo a la personalidad de quien no va cambiar a este país, ya basta de imponer nuestra visión política pensando que el cambio de México será responsabilidad de un solo mexicano, el cambio es de abajo, de los ciudadanos de a pie, a los políticos hay que desconocerlos, porque los políticos sencillamente hace mucho tiempo dejaron de servir.

En homenaje al gran ser humanos que es Javier Sicilia y deseando con todas mis fuerzas que pronto encuente la paz, termino esta entrada diciendo que también opino que hay que respetar los Acuerdos de San Andrés, liberar a todos los zapatistas presos, derruir el Costco-CM del Casino de la Selva, esclarecer los crímenes de las asesinadas de Juárez, sacar a la Minera San Xavier del cerro de San Pedro, liberar a todos los presos de la APPO y hacerle juicio político a Ulises Ruiz.

No hay comentarios: