4 de julio de 2011

Regresar a lo mismo....






Qué difícil está resultando proponer una idea distinta a lo que ha venido haciendo el gobierno en este país. No me asombra que el PRI haya ganado en el Estado de México, me asombra la forma como la maquinaria logró obtener el 60% de los votos, claro está que ni siquiera votó el 50% del electorado, síntoma de que hay un gran porcentaje de gente fastidiada de nuestra clase política, síntoma de nuestra raquítica democracia.





No me preocupa que el PRI regresé a los pinos, su victoria será meramente electorera como fue la victoria de Vicente Fox en el 2000, una victoria que no pasó de la euforia de muchos y que no se vio concretada en la transformación del país. Lo mismo pasará si el PRI gana en un año las elecciones presidenciales, quedará la foto de miles de simpatizantes vestidos de rojo festejando el triunfo en la urnas, pensando que el cambio radica en el cambio de colores, sin asumir que el nuevo inquilino de Los Pinos será el presidente de unos cuantos y no el presidente de millones de mexicanos, viviremos el mismo esquema de un gerente que impondrá una oligarquía comandada por Televisa para proteger sus intereses.





No me preocupa el fundamentalismo priista, que superará al yunquismo panista que logró ocupar la presidencia en el 2000, ese fundamentalismo será de formas, quedará simplemente en miles de simpatizantes vestidos de rojo, parafrasear a Luis Donaldo Colosio y tomarse fotos con Peña Nieto cada vez que se pueda; lo demás será lo mismo, los mismos vicios del gobierno panista, el mismo esquema de corrupción, los mismos privilegios al sindicalismo más ruin, el mismo esquema donde el poder económico se impone al poder político, el mismo aumento de pobreza, la misma falta de competitividad, las mismas excusas para llegar al 2018 con los mismos problemas de cada 6 años.





Lo que realmente preocupa son nuestras inmensas ganas de regresara a lo mismo, y cuando la gente no quiere cambiar, nada se puede hacer, esa es la más grande derrota que puede sufrir un pueblo, más allá de los fraudes o derrotas electorales, la derrota de seguir visualizándose en la mierda, de hecho es la única gran derrota.





Todo apunta para que el PRI regrese a los pinos, no habrá movimiento, candidato, proyecto que pueda impedirlo mientras no tengamos una mínima capacidad de análisis desde nuestra concepción de la vida pública de México, volvemos a que es la conciencia lo que puede cambiar el entorno; comprobaremos una vez más de que nuestra democracia es casi nula. La lucha de muchos no se tiene que concentrar en cambiar al gobierno de nuestro país, sino luchar contra nuestro propio conformismo de pensar que merecemos lo mismo o lo peor. Lo demás es lo de menos, Peña Nieto en la presidencia es lo menos que nos pueda pasar cuando millones están dispuestos a conformarse con lo que ya conocemos, eso es lo que realmente nos debe dar miedo.

4 comentarios:

| m a r c e l a | dijo...

dany, qué gusto volverte a leer... qué triste que no sea por analizar algún cambio positivo en nuestra historia... pero al menos estas elecciones trajeron algo bueno, te leemos de nuevo :) un abrazo.

Zarawitta dijo...

Y yo que seguía con depresión post electoral 2006... Por más que trato no logro comprender... si no se piensa, si sólo se piensa en uno mismo, si es cansancio, si es desesperanza, si es que nunca ha importado, si son aliens sin memoria ni presente... no entiendo nada.

Pero al menos me queda pensar que hay unos pocos extraños que pensamos que algo no está bien

Valentina Amor dijo...

Será que aquellos con miedo al cambio provoquen que las personas con ánimo de mejorar terminen dando lo mismo...?

Vibe Interior dijo...

No crees que mientras mas se afirma que este delincuente llegara a la presidencia, lo acercamos mas a ella??? Si los que NO estamos de acuerdo dejamos de gastar el espacio en linea, la tinta, la voz o hasta el pensamiento en darle poder, quiza solo quiza lo alejemos un poco de su intension...