10 de noviembre de 2011

Peña Nieto y las redes sociales.

En el último número de la revista Proceso, Denise Dresser bombardea a Enrique Peña Nieto con un cuestionario que parece tiene la intención de tirar el castillo de naipes que representa el peñanietismo. Si Peña Nieto fuera ese estadista que necesita México y sobre todo, si tuviera ese liderazgo natural que tratan de vendernos sus asesores en imagen pública y mercadotecnia, EPN sería el candidato natural del priismo y no habría un Manlio Fabio Beltrones hostigando por ser el candidato presidencial.



Peña Nieto trata de ser el generador de ideas, trata de profesionalizar la política pero no le sale; es el clásico niño que es malo para jugar al futbol pero es el que lleva los zapatos más caros a los entrenamientos y su papá presta el camión para llevar a jugar al equipo. Peña Nieto está hecho por sus trajes, su novia actriz de novelas de Televisa y sustentado por la ignorancia de un pueblo que no tiene capacidad de ver lo que representa; sólo así podemos entender que vaya arriba en las encuestas para el 2012.


El ex gobernador del Estado de México se metió a operar en un terreno peligroso: Twitter. Aquí el poder de los grandes comunicadores como Loret de Mola y López Dóriga sólo se ve en la frivolidad de su amplio número de seguidores, pero aquí no tienen el monopolio de la generación de opinión, aquí los periodistas estrella de televisa no le sirven a EPN como le sirven en la televisión. En tan sólo unos días que fue verificada la cuenta de Peña Nieto en twitter, se vino una escalada de burlas y sátiras contra el político mexiquense, pocos tomaron con seriedad su participación dentro de la red social. La Gaviota, la niña debajo de la cama, el gel que usa para peinarse fueron algunas de las excesivas burlas que recibió, poca fue la respuesta seria que se le tendría que dar a un personaje que participa dentro de este gran foro y que pretende ser presidente de México.


Creo que los asesores de EPN lo mandaron al terreno más peligroso; Twitter es para los políticos un riesgo más que un dócil medio de promoción, para eso está facebook. EPN no fue tomado en serio en su incursión en esta red social, mucho menos será tomado como una opción sería para dirigir al país cuando es materia prima constante de la revista TV Notas, que en su última edición lo publica bailando el vals en los 15 años de la hija de su esposa, a lado del ex esposo de esta y del grupo Camila que eran los encargados de amenizar el evento, esas frivolidades son la esencia de EPN. Eso sí, tiene “grandes” ideas para modernizar a PEMEX. Peña Nieto es de porcelana.

No hay comentarios: